Logo El Confidencial
todos ellos firmados por valentino

Marta Ortega cumple un año de casada: revisamos sus 4 irreverentes looks de novia

La princesa de Inditex celebró hace un año su boda con Carlos Torretta durante un fin de semana en el que no faltó detalle. Uno de ellos, los cuatro diseños de Valentino

Foto: Carlos Torretta y Marta Ortega, en su boda. (Peter Lindbergh)
Carlos Torretta y Marta Ortega, en su boda. (Peter Lindbergh)

Marta Ortega y Carlos Torretta celebran este fin de semana un año de casados. Una boda que batió todos los récords en cuestión de cifras y cuyos detalles nos costará olvidar. Más de 400 invitados, dos días de boda, artistas internacionales y un sinfín de detalles planeados de manera milimétrica que nos dejaron más de 48 horas de fotos, anécdotas y lujos a la altura de la heredera del imperio textil más grande de España.

[LEER MÁS: Los cinco 'gossips' de la boda de Marta Ortega que no sabías (y no querrás perderte)]

Pero vayamos a lo que realmente nos interesa: los cuatro looks (no todos fueron vestidos) firmados por el director creativo de Valentino, Pierpaolo Piccioli. Cuatro diseños para el recuerdo (a cual mejor) que redefinieron el concepto de novia al uso. Ninguno fue blanco, tan solo hubo dos vestidos y uno de ellos llevaba transparencias y pantalón.

¿Los recuerdas todos?

El de novia

"Acompañar a una mujer en uno de los momentos más importantes de su vida siempre es un regalo para mí. A través de este diseño he querido transmitir un imaginario con un inusual sentido de romanticismo, lleno de ligereza, frescura e intención para ilustrar su fuerte personalidad. Un sofisticado rosa claro casi blanco fue el color elegido para el vestido", declaraba Pierpaolo Piccioli en el comunicado que iba acompañado del diseño más buscado de la temporada.

El vestido de novia de Marta Ortega. (Archivo)
El vestido de novia de Marta Ortega. (Archivo)

Un look nupcial de lo más original de color rosa pálido formado por un romántico cuerpo plisado de cuello alto y mangas transparentes, y una falda recta y lisa con la cintura marcada con un lazo a la izquierda.

Marta completó el look cubriendo su cabeza con un sencillo y largo velo y una corona de flores, a juego con el ramo elaborado por Thierry Boutemy, que le daba un toque bucólico y unos salones escotados de piel en el mismo tono que el vestido.

Diseño del vestido de Marta Ortega. (Archivo)
Diseño del vestido de Marta Ortega. (Archivo)

¿Las joyas? Su anillo de pedida, unos sencillos brillantes rosas como pendientes, otro pendiente en el cartílago, y en su muñeca, un hilo azul para cumplir con la tradición de algo viejo, algo nuevo y algo azul. Impresionante.

Cena en el Náutico de A Coruña

Esa misma noche, los novios citaron a sus invitados en el Náutico de A Coruña para ofrecerles una primera cena íntima, que serviría como antesala del plato fuerte: el fiestón del día siguiente.

[LEER MÁS. Cronología exhaustiva de la boda de Marta Ortega: de 40 en su casa a 400 en el Náutico]

Para esta ocasión, Marta cambió de look y nos deleitó con un outfit negro para romper ya del todo absolutamente todas las normas no escritas sobre los outfits de novia. Pasó del rosa clarito a un vanguardista y sexy tuxedo negro (por supuesto también de Valentino) que combinó con zapatos de tacón con pulsera y un sugerente top transparente. Los labios muy rojos cerraban el look de noche perfecto. Estaba deslumbrante y no podía reprimir la sonrisa.

Primer look de noche de Marta Ortega para cenar en el Náutico. (EFE)
Primer look de noche de Marta Ortega para cenar en el Náutico. (EFE)


Como un hada de cuento

El segundo día, los novios ofrecieron una fiesta celebrada en la hípica de Casas Novas transformada en un impresionante bosque encantado. Otra jornada en la que volvió a lucir no uno, sino dos vestidos que una vez más nos dificultan la elección de con cuál nos quedamos.

Marta con el vestido plata de la fiesta. (Archivo)
Marta con el vestido plata de la fiesta. (Archivo)

A su llegada a la gran noche, Marta vistió un impresionante vestido largo plateado, con escote delante y en la espalda. El dress code de la segunda noche exigía gran gala para ellas y esmoquin para ellos. Para no desafiar las bajas temperaturas (recordamos que era noviembre a las afueras de Coruña), la novia se resguardó bajo una capa del mismo color del vestido que le confería un halo como de hada de cuento de Disney.

Otro look increíble firmado por Pierpaolo, que en esta ocasión también ejerció de community manager improvisado durante toda la noche retransmitiendo casi en directo la mayor parte de la velada a través de sus redes sociales.

[LEER MÁS: El cuarto vestido, las actuaciones, la tarta... Nos colamos en la fiesta de Marta Ortega]

El de fin de fiesta

Pero este, sin embargo, no fue el último look que le vimos. Aunque tres eran los vestidos con los que se especulaba en los días previos al enlace, finalmente fueron cuatro los que lució.

Y es que, cortada la tarta y finalizadas las actuaciones, Marta se volvió a cambiar, se soltó la melena y lució un vestido de nuevo rosa claro, abullonado y palabra de honor con el que bailó toda la noche.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios