Logo El Confidencial
UN VESTIDO, DOS OUTFITS WORKING

Dos formas de llevar un slip dress al trabajo (y sofisticar tu look al instante)

Rescatamos el vestido lencero, prenda insignia de la década de los 90, y te contamos cómo llevarlo hoy a la oficina gracias al street style

Foto: Cambia las reglas del vestido lencero y póntelo en la oficina. (Imaxtree)
Cambia las reglas del vestido lencero y póntelo en la oficina. (Imaxtree)

Muchas veces nos cuesta trasladar ciertas piezas de nuestro vestidor al ámbito laboral, pero lo cierto es que bien adaptadas y bajo unas pautas de estilo razonables, podemos lucir en el trabajo cualquier prenda que tengamos desperdigada por el vestidor. Y este es precisamente el caso del slip dress, o si se quiere, el vestido lencero. Hablamos de una prenda que revolucionó el sector de la moda allá por los años 90 y que se ha quedado instalada en nuestras vidas como un clásico.

Kate Moss, en la década de los 90. (Getty)
Kate Moss, en la década de los 90. (Getty)

Sus señas de identidad son inconfundibles: es un vestido confeccionado en satén o en raso, con una imagen fluida y ligera, normalmente en monocolor, provisto de tirantes superfinos y de largo midi. Y con todos estos ingredientes, el slip dress, de apariencia sencilla e interior sofisticado y seductor, ha ido superando cada década convirtiéndose en un imprescindible avalado por grandes referentes como Kate Moss, Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, Madonna o Gwyneth Paltrow.

Sarah Jessica Parker, en 1995 con un minivestido lencero. (Getty)
Sarah Jessica Parker, en 1995 con un minivestido lencero. (Getty)

Llevarlo a un evento y lucir tipazo casi en ropa interior es pan comido, lo realmente difícil es trasladar una prenda así a la oficina y salir victoriosa en el intento. Ojeando los últimos looks vistos en el street style nos han llamado la atención los outfits de dos insiders que pasean por las calles de Nueva York. Ambas lucen un slip dress versionado en un look working digno de emular y demostrar en primera persona esa leyenda urbana que dice que las prendas de fiesta también tienen un hueco en la oficina.

Los dos looks vistos en Nueva York.  (Imaxtree)
Los dos looks vistos en Nueva York. (Imaxtree)

Con americana

Llévalo con americana. (Imaxtree)
Llévalo con americana. (Imaxtree)

Camufla el carácter lencero del vestido uniéndolo a una blazer oversize y combinándolo con accesorios de carácter formal, tal y como pone en práctica esta prescriptora de moda.

Copia este look con tu vestido lencero.
Copia este look con tu vestido lencero.

Americana clásica confeccionada en un tejido de espiga en color gris y con las mangas fruncidas de C&A (49,90 €), bolso rígido en color beis decorado con tachuelas metalizadas y asa corta de Sfera (22,99 €), vestido lencero de largo midi en granate con el escote fluido y los tirantes finos de Zara (19,99 €), multicollar con piedras y cristales de Uterqüe (24,95 €) y sandalias forradas en glitter plateado con la puntera cuadrada de Bimba y Lola (75 €).

¿O mejor solo?

Así puedes ir a trabajar. (Imaxtree)
Así puedes ir a trabajar. (Imaxtree)

Más arriesgado, pero igual de efectivo. Mezcla tu slip dress con prendas deportivas que rebajen su intensidad. En este look pon toda la carne en el asador en la elección de tus complementos.

Un outfit sofisticado y colorido.
Un outfit sofisticado y colorido.

Abrigo largo de corte oversize con el cuello subido en color gris perla de Maje (275 €), sudadera con efecto tie-dye de Bershka (19,99 €), vestido confeccionado en satén de color fucsia con escote en pico y abertura lateral de H&M (24,99 €), pendientes en forma de aro con miniperlas engarzadas de Apodemia (129 €), bolso de piel en color rojo con bandolera de Carolina Herrera (1.100 €) y mules negros de tacón de Sam Edelman para Yoox (130 €).

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios