Logo El Confidencial
RIP A LAS CHICAS DEL MOMENTO

¿La última víctima mortal de Instagram? La it girl

Descubre cómo las redes sociales han terminado con las it girls, cuyos looks y estilos de vida alocados tanto echamos en falta

Foto: Paris Hilton. (Reuters)
Paris Hilton. (Reuters)

“Soy actriz, una marca, una mujer de negocios. Soy todo tipo de cosas”. Así se define Paris Hilton, una de las it girls que mejores momentos nos han dado, a sí misma. Sin embargo, cuando ahora intentamos encontrar a la nueva it girl, nos encontramos con lo que las redes sociales nos intentan decir que es el nuevo concepto de it girl, y lo hacen a través de las bios de sus perfiles. Muchas influencers alegan ser “creadoras de contenido”, incluso aquellas cuyo cometido consiste en subir sus mejores looks y alguna foto de un macaron abandonado a su suerte en una cafetería parisina. La it girl, ese término que nació con Clara Bow en 1927 y que cohabitaba con los it bags en los 90 y 2000, ya no exisite, al igual que los bolsos must.

Pero ¿qué ha pasado con las chicas ‘it’? Lo mismo que con los accesorios must: las redes sociales los han matado. La magia de las it girls radicaba en que sus looks eran fruto del ensayo y error. Ahora basta con observar a las modelos del momento salir de los desfiles para darnos cuenta de que sus outfits han sido cuidadosamente orquestados por sus estilistas, por lo que ese estilo propio queda ya escondido en el fondo del cajón de sus habitaciones. Las it girls de antaño eran perseguidas por los paparazzi y nos invitaban a ir con ellas de fiesta. Las de ahora se fotografían en el sofá de su casa junto al bolso, pertinentemente etiquetado, que una marca les ha regalado y maquilladas para lograr la fotografía perfecta.

Paris Hilton. (Cordon Press)
Paris Hilton. (Cordon Press)

Cuando las it girls existían, veíamos sus ojos entrecerrados cuando el alcohol había hecho mella. Éramos testigos de los ‘wardrobe malfunctions’ que salir del coche con diseños XS y el espíritu demasiado animado traen consigo. Observábamos sus siestecitas en el coche entre garito y garito a golpe de flashes indiscretos. Sin embargo, ahora las celebridades son fotografiadas saliendo de casa perfectas, abandonando los bares con mejor aspecto aún que con el que entraron y son capaces de llevar los looks más imposibles sin que haya un solo descuido a golpe de lencería especial, cintas adhesivas y poses estudiadas. El encanto de la it girl radicaba en la existencia de un halo de imperfección, mientras que las influencers y las modelos que hemos intentado convertir ahora en it girls no nos dejan ver sus defectos.

Los filtros de las redes, esos que son los responsables de que cada vez más mujeres jóvenes acudan al cirujano con el fin de conseguir un rostro instagrameable, han hecho que una nueva belleza inalcanzable, artificial y cibernética se haya instalado. Las it girls se hacían famosas gracias a sus looks y a sus estilos de vida repletos de matices. Las influencers ahora buscan la fama y el like con tal ansia que no podemos sino alabar sus looks en sus redes, sin dejar de ser conscientes de que al hacer scroll, nos encontramos con tantas instagramers luciendo las mismas botas de Prada con bolsillos, las mismas sandalias acolchadas de Bottega Veneta y la falda o el vestido de turno de Réalisation Par que somos incapaces de recordar por qué le dimos like a una chica que vestía un look prácticamente idéntico cinco fotos arriba.

Alexa Chung nos encantaba porque podíamos creer que hubiera tardado cinco segundos en ponerse el look con el que acababa de ser fotografiada por las calles de Londres sin una gota de maquillaje. Ahora, Kim Kardashian es fotografiada yendo a la gasolinera con un look que intenta ser casual pero que en realidad ha sido orquestado por Carine Roitfeld para formar parte de una campaña publicitaria que los propios paparazzi se van a encargar de retratar y que todos vamos a subir a nuestras redes sociales creyendo que nos encontramos ante un retrato espontáneo.

Paris Hilton y Nicole Richie. (Getty)
Paris Hilton y Nicole Richie. (Getty)

En definitiva, el concepto de it girl ha desaparecido, se ha esfumado. Las it girls han sido asesinadas por los likes, por los filtros y por los looks planeados. Intentaremos guardar un minuto de silencio por las it girls, pero dudamos mucho que con las notificaciones del móvil logremos un simple segundo de tranquilidad. Del mismo modo que Instagram ha terminado con la it girl, la red social ha acabado con el sosiego, y lo único que podemos hacer es ser conscientes de esta realidad y decidir si seguir alabando a iconos de estilo que lo son porque han sido diseñados para serlo.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios