Logo El Confidencial
ESENCIALES

Seis claves que debería incluir un armario pasados los 40

Es la edad perfecta para demostrar al mundo que ya tu personalidad está definida y que nadie conoce los cánones de la moda mejor que tú

Foto: Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall. (EFE)
Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall. (EFE)

Si a los 40 la presencia de las mujeres empieza a desvanecerse, cuando se acercan o cumplen los 50 se hacen prácticamente invisibles… Pero lo cierto es que es una edad perfecta para demostrar al mundo tu estilo más personal y tu personalidad fashion (además normalmente la capacidad económica es mayor a esta edad). Te desvelamos las claves para que, si aún no lo has hecho, te liberes, tú y tu armario…

La primera regla. A estas alturas ya te conoces lo suficiente para saber que hay cosas que no te debes poner porque no te favorecen o porque ya no tienes edad, pero también para perder el miedo ante otras que no te atreves a ponerte. En general, debes tender hacia las prendas que marquen la cintura, pero que tampoco se ajusten demasiado al cuerpo. Es decir, ni demasiado justo ni demasiado holgado. Pero, sin duda, es la silueta que mejor te quedará.

Ni justo ni holgado. (Imaxtree)
Ni justo ni holgado. (Imaxtree)


Atrévete con el color. Introduce SIEMPRE una nota de color en tu ‘uniforme’ diario. Por ejemplo, si te gustan los vestidos no lo elijas negro, opta por uno en algún color vivo, como azul o rojo. ¿Prefieres llevar un traje de chaqueta? Entonces es imprescindible que incluyas un blazer a todo color: rojo, naranja, rosa, incluso amarillo. Aportan luz, ayudan a quitar años –en el caso de que lo necesites– y levantan cualquier look demasiado sobrio. De acuerdo, si te parece demasiado y no te atreves a tanto, también tenemos una solución: apuesta por un pequeño toque, por ejemplo, en un pañuelo estampado o en un tono muy fuerte.

En casa, abraza la camisa oversize. (Imaxtree)
En casa, abraza la camisa oversize. (Imaxtree)

Los largos. En el caso de vestidos y faldas, opta por largos que al menos cubran la rodilla o que incluso queden por debajo de ella. No exageres, tampoco tienen que llegar mucho más allá: el largo ‘a la espinilla’ no favorece demasiado –en este caso no importa la edad– y da un aspecto demasiado ‘monjil’. Y en el caso de los pantalones, decántate por los de talle alto, con pinzas o bolsillos laterales y las perneras anchas, de esas que rozan casi el suelo y que son mucho más elegantes. Además, alargan ópticamente la figura y la estilizan, eso sí, siempre y cuando los lleves con un buen tacón.

A todo color. (Imaxtree)
A todo color. (Imaxtree)


Apuesta por una prenda especial. A veces es todo lo que necesitas para darle un toque más actual y personal a tu armario. Invierte en una chaqueta –ya sea un blazer, un abrigo o una cazadora de cuero con detalles deluxe– de esas que convierten en especial cualquier cosa que te pongas. Se admiten tachuelas, bordados, pedrería, estampados o brocados, incluso piezas con un marcado carácter étnico, al estilo de Isabel Marant. Una prenda con personalidad hará que tu presencia nunca pase desapercibida y también dirá mucho de ti.

Desfile de Isabel Marant Paris. (EFE)
Desfile de Isabel Marant Paris. (EFE)

Nunca olvides. Que, sobre todo en cuestión de accesorios, no debes dejarte arrastrar por las tendencias más marcadas, las más claramente pasajeras de la temporada. Elige complementos con un clarísimo espíritu clásico, que te den un cierto estatus... Piensa, por ejemplo, en una joya especial, un reloj clásico o un bolso de esos que ya han pasado a la categoría de imprescindibles. Después de todo, siempre le puedes añadir alguna pieza de bisutería con un guiño trendy, como flores, calaveras, lazos... a tu look diario.

Bolso 2.55 de Chanel.
Bolso 2.55 de Chanel.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios