Qué hay detrás del famoso tutú de Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'
  1. Estilo
  2. Moda
UNA PRENDA ICÓNICA

Qué hay detrás del famoso tutú de Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'

Descubrimos la historia tras la minifalda de tul que Carrie lucía en la cabecera de la serie capítulo tras capítulo y cómo se convirtió en legendaria

Foto: Qué hay detrás del famoso tutú de Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'
Qué hay detrás del famoso tutú de Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'

Suena esa pegadiza y reconocible melodía y las imágenes de los rascacielos de Nueva York se empiezan a intercalar con algunos primeros planos de su protagonista, una desconocida Carrie Bradshaw pasea por una de las abarrotadas calles de Manhattan ataviada con un look que, intencionadamente o no, pasará a formar parte de la historia reciente de la moda y todo es gracias a una minifalda de tul. Al final de la cabecera, un taxi salpica a la actriz y su impecable estilismo se va al garete, como otros tantos aspectos en su vida de ficción.

Hablamos, obviamente, de los títulos de crédito de 'Sexo en Nueva York' y del inolvidable outfit a lo bailarina moderna que una joven Sarah Jessica Parker convirtió en un icono de la moda. Es más, si eres una forofa de la serie como nosotras, todas estas presentaciones te están sobrando.

Lo mires por donde lo mires, el look que Carrie Bradshaw lucía en la apertura de cada capítulo no era más que una camiseta sin mangas de color rosa palo, por cierto, sin sujetador, y una voluminosa minifalda de tul blanca que recordaba al vestuario propio de cualquier ballet clásico.

Y así capítulo tras capítulo, pero nunca en ninguna escena de la serie. Tuvimos que esperar a la primera película para volver a ver a Carrie con este emblemático look cuando se disponía a organizar su armario para mudarse a su nueva casa de ensueño con Mr. Big.

Una escena de 'Sexo en Nueva York'. (Cordon Press)
Una escena de 'Sexo en Nueva York'. (Cordon Press)

Pues aunque no lo creas, el look para dar a conocer a Carrie Bradshaw al mundo y, por tanto, a 'Sexo en Nueva York' no era este, y tanto la propia actriz como la diseñadora de vestuario de la serie, Patricia Field, tuvieron que luchar con uñas y dientes para defenderlo.

Darren Star, uno de los productores, quería que el personaje de Bradshaw llevara un vestido rojo y turquesa, que, por cierto, terminó luciendo en el último episodio de la primera temporada, y no veía nada claro que el estilismo de cabecera fuese una falda de tul que Field había rescatado de una tienda de ofertas.

El armario excesivo ya no está de moda. ('Sexo en Nueva York')
El armario excesivo ya no está de moda. ('Sexo en Nueva York')

Costó algo menos de 5 euros, pero tanto Sarah Jessica Parker como Patricia veían en él la opción perfecta. Era una prenda que se alejaba de las tendencias, podía perdurar en el tiempo a lo largo de todas las temporadas y además era diferente y original a lo que se veía en otras series de la época.

Al final y después de rodar la escena con varios cambios de vestuario, el equipo de 'Sexo en Nueva York' al completo le dio la razón a su diseñadora y el look con tutú de Carrie Bradshaw pasó de low cost a legendario.

Sexo en Nueva York Sarah Jessica Parker Looks de famosas Series de HBO
El redactor recomienda