Logo El Confidencial
CRÓNICA

Naomi Campbell, polémica y viajes: el día 1 de la Alta Costura virtual

Descubre los mejores momentos de la primera jornada de la Semana de la Alta Costura

Foto: Joan Smalls para Giambattista Valli.
Joan Smalls para Giambattista Valli.

No se nos puede ocurrir mejor manera de abrir la primera Semana de la Alta Costura digital de la historia que con Naomi Campbell, que desde su hogar ha mandado un potente y necesario mensaje en el que vuelve a reinvidicar la diversidad en la moda. “La lucha por la diversidad y la igualdad ha sido un cometido de la moda y de la sociedad durante mucho tiempo. Hoy, en 2020, todavía nos queda mucho por hacer, y ha llegado el momento de pedirle a la industria que trabaje en la desigualdad que existe en nuestros lugares de trabajo y en nuestra industria”, ha explicado la modelo.

"Esta es una llamada a la acción con la intención de que esta conversación comience ya y dure lo que sea necesario. Depende de nosotros, depende de vosotros comenzar a apostar por la inclusión de la multitud de identidades que componen cada país. Ha llegado la hora de construir una industria más igualitaria en la que los cheques sean justos. Es el momento de que sea obligatorio incluirnos y hacer así que no sea algo puntual. Es el momento de tener conversaciones constantes con las minorías de cada país y cultura, que son actores invisibles en esta inmensa industria. Esta conversación comienza ahora en Francia”. Con estas palabras abría la supermodelo una Semana de la Moda de la Alta Costura que ya nos ha dado sorpresas.

Para comenzar, la colección de Christian Dior, que ha sido una de las más aplaudidas, se ha tropezado con la polémica. La firma francesa ha compartido su impresionante colección, creada en escala XS recordando cómo en 1945, cuando la industria de Alta Costura quiso seguir presente pese a la crisis resultante de la guerra, "el Theatrê de la Mode" presentó entonces prendas Couture en miniatura.

El problema, sin embargo, ha llegado con el vídeo 'Le Myth Dior', en el que junto a diseños impresionantes, destaca la dolorosa ausencia de modelos de etnias diferentes a la caucásica. Naomi Campbell ha firmado en el post de Diet Prada que denuncia la situación para comentar lo decepcionada que se ha sentido. Dior ha hecho público un comunicado en el que explica sus razones.

“Para este fashion film específico grabado en Roma, el realizador Matteo Garrone ha querido explorar y revisitar diferentes mitos griegos. Ha tenido total libertad para celebrar su riqueza artística”, señala el comunicado.

Menos polémica pero no menos llamativa ha sido la colección de Giambattista Valli, que ha presentado la modelo Joan Smalls. Las propuestas de la marca rinden homenaje a los artesanos de los talleres parisinos y a lo que representa la alta costura.

El director creativo de Schiaparelli, Daniel Roseberry, ha abierto las puertas de la pasarela virtual con un vídeo en el que dibuja en un banco. "La vida hoy se vive según los opuestos; la pandemia ha invertido todo lo que sabíamos. Ahora en lugar de un equipo para ejecutar esta colección solo tengo mi propia imaginación", confiesa para presentar 'Colección imaginaria', plasmada en papel por las manos del diseñador, mostrada a través de redes sociales y meditada, muy meditada. "El 29 de junio de 2020 me desperté temprano, me preparé en mi apartamento neoyorquino de la calle 12, me puse mi mascarilla y salí a la calle para afrontar un nuevo día de vida en cuarentena. Tres meses atrás me quedé atrapado en Nueva York. Desde entonces, he vivido aislado mientras la Maison Schiaparelli se tomaba un descanso. Todo ha cambiado, pero la imaginación, y el impulso de crear, nunca ha sido más relevante, o más profundo".

Tamara Ralph, directora creativa de Ralph & Russo, pasó la cuarentena en el sur de Francia, donde asegura que pese a todo ha estado más ocupada que nunca. Ha recurrido al avatar Hauli para mostrar sus colecciones durante la cuarentena, una figura virtual creada en Corea del Sur que regresa con fuerza. Hauli presenta ahora la colección en lugares como la Gran Muralla, el Coliseo de Roma y el Taj Mahal.

El que las siete maravillas del mundo sean parte de la colección forma parte de la vocación de la diseñadora de promover la diversidad cultural e invitar a las personas a seguir viajando.

Iris Van Herpen también ha presentado sus propuestas a través de una nueva musa de la firma, Carice van Houten, en el cortometraje ‘Transmotion’, dirigido por Ryan McDaniels y que comparte nombre con un impresionante vestido de organza de seda blanca con capas translúcidas plisadas dentro de los confines de una forma ondulada. “Debajo de la superficie, la ramificación también revela la sinonimia de las redes micorrícicas (Wood Wide Web) y la naturaleza simbiótica dentro de las comunidades humanas. Al igual que las frondas congeladas en el tiempo, los filamentos cristalinos brotan del corazón del vestido", indica la marca.

"Representando una nueva vida delicada, los cristales negros con forma de semilla marcan la punta de cada estambre como un hilo. El concepto de creación surge de la noción de crecimiento y regeneración. La semilla aparentemente simple es la encarnación de la vida y el potencial que conlleva. Una semilla incrustada boca abajo en la tierra todavía ve crecer las plántulas de la manera correcta. El vestido sigue la simetría tanto en su eje como sin contexto, sin discernir en qué dirección está hacia arriba o hacia abajo. El movimiento y la fluidez involucrados en la formación de teselaciones resaltan la capacidad de cambiar entre negativos y positivos", destaca la firma.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios