Las prendas degradé: cómo llevar la tendencia cromática más inesperada
  1. Estilo
  2. Moda
LO NUNCA VISTO (NI IMAGINADO)

Las prendas degradé: cómo llevar la tendencia cromática más inesperada

Sin apenas percatarnos, las prescriptoras de moda han dicho sí (a lo grande) a esta nueva oleada de color. ¿Quieres verlo? Pasen y vean

Foto: Las prendas degradé: cómo llevar la tendencia cromática más inesperada
Las prendas degradé: cómo llevar la tendencia cromática más inesperada

Si queremos adelantarnos y vaticinar cuáles serán las grandes tendencias de la temporada podemos seguir varias vías. Una, echar un vistazo a los desfiles y detectar que nexos en común se han impuesto sobre las pasarelas. Dos, rescatar los imprescindibles del año pasado y comprobar qué queda de ellos en la industria de la moda. O tres, fijarnos en los looks de las insiders y descifrar las prendas o los complementos comparten.

Pues bien, por ninguna de esas vías habíamos visto venir el boom cromático que ha invadido el street style y que se aproxima rápidamente hacia nosotras. Las prendas degradé son tendencia, inesperada, pero tendencia poderosa igual que otras.

Una insider en París con un mono degradé. (Cortesía)
Una insider en París con un mono degradé. (Cortesía)

Pero, cómo se traduce en moda eso del efecto degradé. El degradado de color, también conocido en el mundo del arte como efecto ombré, es una técnica pictórica y decorativa con la que puedes conseguir resultados sorprendentes.

Consiste en aplicar sobre una superficie, en este caso una prenda, diferentes intensidades de un mismo color (o no) de forma gradual. Los diseñadores pueden jugar partiendo de los tonos más claros hasta tocar los más oscuros, o al revés. El resultado, en cualquier caso, es espectacular y como vas a comprobar salta a la vista en el street style.

Un plumífero degradé en tonos pastel. (Imaxtree)
Un plumífero degradé en tonos pastel. (Imaxtree)

Hablamos de un recurso que suelen explotar mucho los grandes diseñadores y que funciona a las mil maravillas, eso de tomar prestada como base alguna técnica artística, en este caso, pictórica y a partir de ahí crear oleadas de estilo que acaban consolidándose en el panorama de la moda como tendencia.

De un golpe, tus prendas de siempre se renuevan y dan un giro inesperado a tus looks de otoño gracias al increíble efecto degradé.

Un vestido con efecto degradé. (Imaxtree)
Un vestido con efecto degradé. (Imaxtree)

De la fusión de dos mundos, el de la moda y del arte, una alianza que viene de largo, nace ahora esta explosión cromática que no hemos visto venir ni de lejos y que ya está completamente consolidada en los looks de las insiders.

A diferencia de otras tendencias que cuentan con una prenda fetiche, el degradé se ha colado en todos los diseños y tipologías sin discriminar ni dejar de lado a ninguna pieza.

Una cazadora vaquera con efecto degradado. (Imaxtree)
Una cazadora vaquera con efecto degradado. (Imaxtree)

Vestidos, monos, pantalones, faldas, chaquetas o jerséis, toda pieza es susceptible de ser degrada, y sin importar con qué tejido han sido confeccionadas, en uno vaquero, fluido, de punto o cualquiera que se te pase por la cabeza.

Lo que es evidente es que las prendas degradé dominan el espectro de color más arriesgado para esta temporada y si no quieres quedarte atrás, deberás sumarte cuanto antes.

Tendencias Moda otoño-invierno Insiders Influencers
El redactor recomienda