Demócratas vs. republicanas: los dos lados de la moda en la política norteamericana
  1. Estilo
  2. Moda
MODA POLÍTICA

Demócratas vs. republicanas: los dos lados de la moda en la política norteamericana

Analizamos los looks del equipo de Trump y el séquito de Biden. ¿Qué quieren decir sus outfits?

placeholder Foto: Melania y Donald Trump. (Reuters)
Melania y Donald Trump. (Reuters)

Llevamos 24 horas esperando la noticia, y al despertar de madrugada ayer para saber en qué situación se encontraba la carrera electoral, nos sorprendimos al ver una imagen subida por Donald Trump Junior en la que los que en ella salían parecían posar para una campaña de Dolce & Gabbana con el negro como gran protagonista. Las mujeres del séquito de Trump se caracterizan por emplear vestidos de coloridas y brillantes tonalidades destinados a mandar una imagen de poder, sensualidad y seguridad que, de repente, había desaparecido. El equipo abogó por la sobriedad y por la cautela, conscientes de que el rival de esta batalla no estaba aún claro.

placeholder Ivanka Trump, Kimberly Guilfoyle, Lara Trump, Eric Trump, Tiffany Trump y Michael Boulos. (Getty)
Ivanka Trump, Kimberly Guilfoyle, Lara Trump, Eric Trump, Tiffany Trump y Michael Boulos. (Getty)

Kimberly Guilfoyle apostaba por pantalones capri con un top a juego, Lara Trump elegía un traje de chaqueta navy, Ivanka Trump escogía un elegante vestido negro y la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, se decantaba por un vestido negro que contrastaba con sus habituales elecciones a todo color de Chiara Boni. Tiffany y Donald Trump Junior apostaban por el rojo y el azul, respectivamente, en un guiño a la bandera americana. Al fin y al cabo, Tiffany se caracteriza por ser el miembro de los Trump más fresco y pop, por lo que no dudó en hacer del color de la pasión su acompañante en una fecha tan decisiva.

placeholder Lara Trump, Eric Trump, Tiffany Trump y Michael Boulos. (Getty)
Lara Trump, Eric Trump, Tiffany Trump y Michael Boulos. (Getty)

Por parte del team Biden, el abrigo rosa de Jill Biden mandaba un mensaje de esperanza, pero también de cautela. Por supuesto, su mascarilla con mensaje positivo no solo dejaba clara su postura respecto al coronavirus (el equipo de Trump no llevaba mascarillas), sino que quería mandar ánimos a la ciudadanía estadounidense. Melania Trump se decantaba por un traje de Dolce & Gabbana negro pensado para que ni el analista más quisquilloso pudiera generar polémica con su elección estilística. Melania quiso que fuera la política la protagonista, no su armario.

placeholder Kamala Harris. (Getty)
Kamala Harris. (Getty)

La noche previa, Kamala Harris, convertida ya en un referente gracias a looks combinados con deportivas Converse, optaba por un abrigo de tintes militares de Max Mara (la firma del famoso abrigo de Nancy Pelosi) con el que mostraba fuerza y seguridad. Las mujeres del equipo de Biden apuestan por la sobriedad y la moderación, y como señala a ‘New York Times’ el autor del libro 'Dress Codes: How Rules About Clothes Fashioned the Modern World', Richard Ford, “durante las crisis, a nadie le importan las grandes innovaciones, los errores o los que avanzan tan rápido que rompen algo a su paso. Queremos la seguridad que aporta lo que ya está asentado y funciona: alguien que tiene experiencia y es competente. Los looks demasiado relajados dan la imagen de que algo no te importa mucho, pero los que han sido demasiado meditados indican que te has preocupado más de lo adecuado”.

placeholder Kamala Harris. (Getty)
Kamala Harris. (Getty)

Por ello, el mix vaqueros + blazer + deportivas de Kamala Harris es perfecto, mientras que el look con el que Melania Trump fue a votar fue criticado por muchos. El que las revistas de moda analicen con detalle cada look e incluso los trucos de belleza de Alexandria Ocasio-Cortez, Stacey Abrams, Nancy Pelosi y la doctora Deborah Birx deja claro que la atención que antaño recaía únicamente sobre la primera dama ahora se ha extendido.

placeholder Deborah Birx. (Getty)
Deborah Birx. (Getty)

En un momento en el que las mujeres tienen cada vez más fuerza política, la moda se ha convertido en su aliada para mandar mensajes de forma no verbal capaces de calar, a veces, más hondo que las palabras. Cuando conozcamos los resultados electorales, valoraremos los looks que cada bando elige para saber qué nos quieren decir con ellos. Al final, lo maravilloso de la moda es que nos da la oportunidad de leer entre líneas... y entre costuras, claro.

Melania Trump Mascarilla
El redactor recomienda