El estilo de Kamala Harris, la mujer del momento
  1. Estilo
  2. Moda
EL NEO POWER DRESSING

El estilo de Kamala Harris, la mujer del momento

Analizamos las claves de estilo de la vicepresidenta electa de Estados Unidos

placeholder Foto: Kamala Harris. (Reuters)
Kamala Harris. (Reuters)

No cabe duda de que la mujer del momento tiene nombre, apellido y un calzado predilecto. Hablamos de Kamala Harris, la flamante vicepresidenta que ha convertido sus deportivas de Converse en el símbolo de una nueva era. Por más que las elecciones estilísticas de la abogada no tengan como objetivo convertirse en el foco de los titulares, Kamala sabe lo que hace.

Sus looks sosegados huyen de señales que pongan la atención en las grandes marcas, pero como asegura a ‘Wall Street Journal’ Brenda Swauger, que asesora a personalidades que ejercen la abogacía a elegir sus looks, la mayoría de los trajes de Harris parecen ser de Armani. “Cuando en un juicio quieres que la gente te crea y quieres meterte al jurado en el bolsillo, has de apostar por la calidad”, afirma. Lo complicado es hacerlo sin apostar por looks que exhiban esa calidad con ostentación. Las perlas son el mejor ejemplo de que Kamala aboga por la calidad sin abrazar las estridencias, y aunque su collar de Irene Neuwirth nos recuerda que las perlas son un clásico de la política femenina, las suyas son un guiño a Alpha Kappa Alpha, la sororidad negra más antigua de Estados Unidos creada en la Universidad de Howard, conocida como 'la Harvard negra', en la que cada miembro recibe una pieza decorada con 20 perlas.

El traje blanco de Carolina Herrera con el que dio su discurso triunfal en Wilmington es un homenaje a todas las mujeres que "allanaron el camino". El color blanco, vinculado al sufragio femenino, rinde ahora homenaje a mujeres como Shirley Chisholm, quien vistió de blanco cuando se convirtió en la primera mujer afroamericana electa al Congreso en 1968, o Geraldine Ferraro, la primera mujer en la historia de Estados Unidos en ser candidata a la vicepresidencia.

Sin embargo, por más que su traje blanco haya sido el gran protagonista de la semana (su camisa con lazada, que evoca el power dressing con el que Thatcher feminizó un dress code político pensado para los hombres, recuerda a un diseño de Juan Avellaneda que ha hecho que el círculo cercano del diseñador pensara que Kamala se había hecho con esta sofisticada camisa), su look deportivo de Nike ha sido el que se ha llevado todos los aplausos.

El vídeo en el que Kamala celebra la victoria con Biden de forma telefónica es uno de los más rentables de la historia de la moda para una marca. Sin invertir un euro, Nike ha pasado a ser el epicentro de la conversación. Harris sigue apostando por la sencillez en sus looks, en los que destacan las mascarillas negras de Wolford, las deportivas Converse y los blazers minimalistas que ya han dado forma al nuevo uniforme del power dressing más empoderado.

Juan Avellaneda Carolina Herrera Nike
El redactor recomienda