Kamala Harris y Jill Biden, día 1: looks a juego y guiño a Michelle Obama
  1. Estilo
  2. Moda
PRIMER ACTO JUNTAS

Kamala Harris y Jill Biden, día 1: looks a juego y guiño a Michelle Obama

Las dos han optado por outfits de distintos tonos de granate, el color con el que el día anterior, durante la toma de posesión, triunfó la esposa de Barack Obama

placeholder Foto: Joe Biden y su esposa Jill, en su primer acto tras la toma de posesión. (Reuters)
Joe Biden y su esposa Jill, en su primer acto tras la toma de posesión. (Reuters)

Joe Biden se ha estrenado en la presidencia de los Estados Unidos con una mañana entre papeles poniéndose al día de todo y un mediodía en el que ha mezclado por primera vez su agenda con la de su mujer, la flamante nueva primera dama, y con su mano derecha, la primera vicepresidenta Kamala Harris.

El nuevo presidente ha querido arrancar su mandato con un servicio virtual de oración que han seguido desde pantallas de plasma instaladas en el Comedor Estatal de la Casa Blanca. Un emotivo encuentro al que ha puesto voz la cantante Patti LaBelle, que ha interpretado el himno nacional, y en el que tanto Jill como Kamala han vuelto a coincidir estilísticamente.

placeholder Primer servicio de oración en la Casa Blanca de la era Biden. (EFE)
Primer servicio de oración en la Casa Blanca de la era Biden. (EFE)

Ambas en diferentes tonalidades de burdeos (el color con el que Michelle Obama se convirtió ayer en la mejor vestida durante la ceremonia de toma de posesión), se han decantado por diseños elegantes y sobrios en la línea de lo que nos tienen acostumbrados en las últimas horas.

Dos mujeres, dos versiones

Mientras la recién estrenada primera dama ha lucido un vestido de manga por encima del codo y largo midi con vuelo en el bajo que le estilizaba la figura, Kamala ha optado por un conjunto de vestido y abrigo del mismo color, de manga larga y también de largo midi de un tono algo más oscuro.

placeholder Kamala Harris y su marido, Doug Emhoff. (Reuters)
Kamala Harris y su marido, Doug Emhoff. (Reuters)

Quizá la diferencia más notable esté en la elección de los complementos. Ante la absoluta sobriedad de la vicepresidenta, que tan solo ha lucido un discreto collar de cuentas verdes, han destacado los collares y pulseras de perlas escogidos por Jill, así como la mascarilla exactamente del mismo color que el vestido.

Impecables, como siempre.

Michelle Obama