Penélope Cruz no se pierde la Alta Costura de Chanel
  1. Estilo
  2. Moda
CRUZ COUTURE

Penélope Cruz no se pierde la Alta Costura de Chanel

El desfile Couture de Chanel celebra una boda bohemia a la que han asistido embajadoras de la marca como Penélope Cruz y Marion Cotillard

placeholder Foto: Penélope Cruz. (Imagen: Anton Corbijn para Chanel)
Penélope Cruz. (Imagen: Anton Corbijn para Chanel)

Tras algunas experiencias fallidas con el universo digital, Chanel ha decidido ponerse las pilas en la materia. Para ello ha apostado por el maestro de los vídeos musicales, Anton Corbijn (U2 y Depeche Mode son algunos de los grupos legendarios que han confiado en él) para filmar el desfile, que ha tenido lugar en los parisinos salones del número 31 de la rue Cambon (decorados por Jacques Grange). El prestigioso Corbijn, al que Virginie Viard conoció en noviembre, para retratar a las modelos y a las embajadoras y amigas de la marca.

placeholder Anton Corbijn para Chanel.
Anton Corbijn para Chanel.

Si en el show anterior fue Kristen Stewart la única privilegiada que pudo disfrutar del desfile de primera mano, en esta ocasión son Penélope Cruz, Marion Cotillard, Vanessa Paradis, Caroline de Maigret, Alma Jodorowsky, Lily-Rose Depp, Izïa Higelin y Joana Preiss las que han visto el desfile respetando, por supuesto, la pertinente distancia de seguridad.

placeholder Marion Cotillard. (Anton Corbijn para Chanel)
Marion Cotillard. (Anton Corbijn para Chanel)

El front row, por lo tanto, ya no es lo más exclusivo y chic, sino poder ir a un desfile al que solo acuden ocho personas. El front row ofrece una buena vista, de acuerdo. Sin embargo, lo que brindan estos desfiles es una experiencia exclusiva y única para la que no basta con ser famoso, sino que hay que tener una relación especial con la firma. El desfile ha sido una boda bohemia de dimensiones reducidas y con tintes más caseros de lo habitual, es decir: la única forma posible de hacer una celebración en plena pandemia. La forma en la que Coco Chanel se apropió con maestría de los códigos 'menswear' quedan claros en un desfile en el que algunas modelos adoptaban la estética garçon.

placeholder Puro chic. (Anton Corbijn para Chanel)
Puro chic. (Anton Corbijn para Chanel)

De esta forma, el show ha sido una celebración del universo masculino y del femenino en pleno Grand Palais. Del mismo modo que Schiaparelli ha querido llevar a la alta costura prendas ajenas al universo pensado para el 1% y para la alfombra roja, Virginie Viard ha luchado por modernizar las propuestas, como dejan claros looks como el compuesto por una camisa blanca y una voluminosa falda de tul.

placeholder Camisa y tul. (Anton Corbijn para Chanel)
Camisa y tul. (Anton Corbijn para Chanel)

Bordados de casas como Cecile Henri, Hurel, Montex, Emanuelle Vernoux y Lesage nos recuerdan que nos hallamos ante una colección de alta costura. El desfile nos hace también recordar que todavía hay espacio para las bodas, pero para unas bodas moldeadas por las circunstancias en las que, sin embargo, todavía queda sitio para el disfrute y, por supuesto, para la moda.

Penélope Cruz Chanel
El redactor recomienda