Melania regresa con las perlas fetiche de la izquierda y su marca preferida
  1. Estilo
  2. Moda
SHE IS BACK!

Melania regresa con las perlas fetiche de la izquierda y su marca preferida

Una de las mujeres más buscadas en los últimos tiempos parecía haberse esfumado, pero no, queda Melania para rato (thank God)

placeholder Foto: Melania Trump. (Reuters)
Melania Trump. (Reuters)

Desde que Melania Trump bajara las escaleras de su jet privado en Florida y huyera despavorida de las cámaras, dejando claro que tras su paso por la Casa Blanca, lo de regalar poses y sonrisas no entraba en sus planes, por fin hemos vuelto a tener noticias de la modelo. No nos habría extrañado que tras liberarse de las presiones que el papel de primera dama trae consigo se hubiera echado a los brazos de Gucci, la marca que se ha convertido en su mejor aliada para saltarse las normas o, al menos, dejar claro que no le importan en absoluto, pero la verdad es que tampoco nos ha extrañado que la firma elegida para regresar haya sido su preferida y una de las que siempre le ha prestado su apoyo.

Hablamos de Dolce & Gabbana, la responsable de crear la primera controversia estilística de Kamala Harris, precisamente por haber escogido la firma predilecta de Melania Trump. Melania posa en un selfie junto a Keith y Danielle Otto, dueños de Empire Builders, en un exclusivo resort, Mar-a-Lago-Club, construido en medio de impresionantes jardines y vistas al mar. Los Trump tienen una casa en Mar-a-Lago, por lo que ahora Melania dedica su tiempo a ir al spa y… a poco más. Para socializar, ha decidido elegir un vestido entallado negro de largo midi embellecido con flores laterales adornadas con perlas.

placeholder Melania Trump, junto a Keith y Danielle Otto. (Instagram)
Melania Trump, junto a Keith y Danielle Otto. (Instagram)

El que haya optado por las perlas, que ahora están ligadas a la izquierda americana, llama la atención notablemente. El look a su vez recuerda a la disposición que tenían los botones dorados de la chaqueta de Chanel negra que combinó con otro diseño entallado de Dolce & Gabbana para dar forma al look con el que se despidió de su papel de primera dama. En lugar de los conservadores y llamativos botones, su lugar lo ocupa ahora el romanticismo de las flores perladas. Lo cierto es que Melania está impresionante con su look con detalles perlados, un vestido que ya está agotado y con el que demuestra que su romance con D & G va a continuar fuera de la Casa Blanca.

Mientras que los rumores acerca de la publicación de sus memorias siguen haciendo que su nombre suene con fuerza, Melania descansa alejada de los focos y disfruta poniéndose los looks que realmente le apetece ponerse. Un segundo: eso siempre lo ha hecho, con la diferencia de que en lugar de estar en la Casa Blanca, ahora se halla en un exclusivo resort, y en vez de imágenes llegadas mediante agencias de fotos oficiales, tenemos autofotos en manos de sus amigos.

Melania Trump Chanel Spa