Así son las marcas de moda cuando deciden ser algo más que solo moda
  1. Estilo
  2. Moda
HOTELES, RESTAURANTES Y MÁS

Así son las marcas de moda cuando deciden ser algo más que solo moda

¿Qué firma de lujo poseía también una pastelería? ¿Y quién además de bolsos también hace copas de cristal? Los otros negocios de los grandes diseñadores de todo el mundo

placeholder Foto: Chanel. (Reuters)
Chanel. (Reuters)

No es nada nuevo que las firmas de moda intenten extender su actividad por campos que van más allá de la moda. De esta manera, podemos experimentar, por ejemplo, el mundo de Giorgi Armani gracias a elementos como su línea de decoración para la casa, es decir, trasladar al mobiliario el estilo de este maestro italiano. Aunque quizás lo mejor para empaparse del ADN de la firma es pasar una noche en alguno de sus hoteles de Milán y Dubái. Pero la marca milanesa no es la única que decidió dar el salto a este tipo de negocios.

La joyería romana Bvlgari también comenzó hace unos años a probar suerte en el mundo hotelero y no le ha ido nada mal. A sus hoteles en Milán, Londres, Dubái, Bali, Pekín y Shanghái, espera sumar en los próximos tres años otros destinos como París, Roma, Moscú o Miami Beach.

placeholder Armani Hotel Dubai. (Cortesía)
Armani Hotel Dubai. (Cortesía)

Pero no solo los hoteles se han puesto en el foco de las grandes firmas de moda. Si en lugar de dormir lo que prefiere es comer, también se puede disfrutar de la gastronomía con un toque de moda. En París encontramos Ralph’s, el restaurante de Ralph Lauren que se ha convertido en los años que lleva abierto en uno de los destinos de referencia: incluso una de las series de moda de 2020, ‘Emily in Paris’, se dio una vuelta por él. Y no estaría de más recordar que Pierre Cardin fue uno de los propietarios del emblemático Maxim’s de la Ciudad de la Luz. En Milán podemos reservar una mesa (y se lo aconsejo) en el restaurante y club Ceresio 7, situado en las oficinas centrales de Dsquared2 y donde no es raro toparse con la pareja de diseñadores canadienses. Tampoco está nada mal su piscina donde la gente guapa por metro cuadrado desborda cualquier idea previa. En la misma ciudad podemos ir también al Bar Martini y Martini Bistrot de Dolce & Gabbana. La pareja de diseñadores también han querido aprovechar su fama para triunfar en la gastronomía. O si nos gusta más el estilo de Roberto Cavalli, los estampados exóticos nos esperan en su Just Cavalli Restaurante & Club. Si en lugar de Italia lo que van a visitar es Nueva York, apunten que en la Quinta Avenida se puede cenar en la última planta de la tienda de Giorgio Armani.

placeholder Gold Restaurant by Dolce & Gabbana.
Gold Restaurant by Dolce & Gabbana.

Un bonito detalle para traerse de recuerdo cuando se visita la capital de la moda italiana pueden ser unos dulces. Sí, posiblemente, a priori les resulte extraño, pero si les descubrimos que detrás de una de las pastelerías más emblemáticas de Milán está Prada, ¿a que la cosa ya cobra sentido? En 2014 la firma, que también es propietaria de las enseñas zapateras Church’s y Car Shoes, se hizo con este negocio con más de 200 años de historia. Y tampoco ha sido la única. Algo parecido realizó LVMH un año antes incorporando a su porfolio Cova, otro de los nombres sagrados de los dulces italianos. Por su parte, Renzo Rosso hizo lo propio con BioNatura. Pero si el dulce no le hace mucha gracia y prefiere, digamos, el vino, sepan que detrás de las bodegas gallegas Gargalo se encuentra el diseñador Roberto Verino, que tiene en su tierra de origen un pequeño tesoro que cuida con mimo. Al aceite le dedican, por su parte, sus cuidados en Brunello Cucinelli tras adquirir unos terrenos en el pueblo medieval italiano Solomeo hace unos años.

placeholder Brunello Cucinelli ha restaurado edificios en Solomeo. (Reuters)
Brunello Cucinelli ha restaurado edificios en Solomeo. (Reuters)

Aunque entre todas las firmas de lujo que cuentan con negocios diferentes al sector que les dio la fama, quizás la que más destaca es Hermès. Ya sabemos que la firma es un universo aparte del resto de casas de moda. Llevan su propio ritmo y quizás por eso se explica que también sea propietario de una firma de cristalería. Cuando vea una de las maravillosas creaciones de la firma Saint Louis, piense que detrás de ellas están las exigencias de la firma del caballo.

placeholder Sant Louis. (Cortesía)
Sant Louis. (Cortesía)

Para concluir este repaso a los otros negocios que tienen las firmas más conocidas del mundo de la moda, nos detenemos en Chanel. La casa de la camelia, por ejemplo, siguiendo su compromiso con la alta costura, creó Paraffection, un paraguas debajo del cual se encuentran los talleres artesanos que la maison ha ido adquiriendo a lo largo de los años para asegurar el futuro de estos ateliers: Desrues (bisutería), Lemarié (flores y plumas), Michel (sombreros) o Lesage (bordados) son algunos de los protegidos por este gran imperio de la moda. Pero todavía hay más. La casa posee, además, Eres, especialista en baño para mujer, y recientemente adquirió la firma masculina Orlebar Brown y se hizo con una participación en los relojes Bell & Ross. Aunque quizás la que más haya llamado la atención fue la compra del fabricante de moda y armas inglés Holland & Hollanda, de la que se ha desprendido este mes.

Giorgio Armani Decoración Roberto Cavalli Chanel
El redactor recomienda