Lo que el pasado de las alfombras rojas dice de la moda
  1. Estilo
  2. Moda
FLASHBACK

Lo que el pasado de las alfombras rojas dice de la moda

Echamos la mirada atrás para recordar looks con los que las estrellas desfilaban sus primeras veces por la red carpet

placeholder Foto: Alfombra roja de los premios Óscar (EFE)
Alfombra roja de los premios Óscar (EFE)

Desde que las alfombras rojas están prácticamente en pausa, las escasas ocasiones en las que las celebridades han podido sacar sus mejores galas han dejado claro un cambio en el dress code de la red carpet. Mientras que, por supuesto, algunas han querido llevar el glamour hasta el infinito para burlar las restricciones estilísticas a las que posar en el salón de casa parecía condenar a la ropa de gala, la mayoría ha querido combinar las prendas más glamurosas con detalles que dejan clara la nueva realidad a la que se enfrentan el mundo y la moda.

placeholder Mariah Carey recibiendo un premio en pijama. (YouTube)
Mariah Carey recibiendo un premio en pijama. (YouTube)

Hemos aprovechado esta inusitada situación para recordar cómo fueron algunas de las primeras veces de las celebridades en la alfombra roja, cuando no era una pasarela en la que las marcas y los estilistas encontraban un escenario idóneo en el que promocionarse, sino que funcionaban para hacer brillar únicamente a las estrellas.

placeholder Elsa Pataky. (Getty)
Elsa Pataky. (Getty)

Lo que resulta realmente curioso es que vivimos un momento en el que al echar la vista atrás, el cambio no resulta tan llamativo como lo habría sido hace un año y medio, pues ahora los vaqueros y la informalidad son habituales. Desde que en noviembre de 1988 Anna Wintour presentó su primera portada para ‘Vogue’, cambiando con ella las normas de la moda al combinar jeans de Guess con un top de pedrería de Lacroix, los vaqueros han caminado de la mano con la costura más exquisita y de paso con las alfombras rojas.

placeholder Gwyneth Paltrow y Brad Pitt. (Getty)
Gwyneth Paltrow y Brad Pitt. (Getty)

Al ver este conjunto de Meg Ryan, que hasta hace poco resultaría poco adecuado para la alfombra roja, no podemos evitar pensar en las propuestas de la pasarela de Jil Sander de la colección primavera-verano 2011, en las que apostaba por maxifaldas flúor combinadas con sencillas camisetas blancas. En la última edición de la alta costura, las camisas se han combinado con faldas de tul en Chanel y hemos visto de la mano de Stéphane Rolland diseños similares que optan por la fórmula más casual de la moda.

placeholder Meg Ryan y Nieves Álvarez. (Getty / Stéphane Rolland)
Meg Ryan y Nieves Álvarez. (Getty / Stéphane Rolland)

En cierto modo, se echa en falta la naturalidad de los looks con los que antes posaban las actrices. Ahora es imposible que una celebridad no lleve un outfit recién salido del showroom, una elección resultante del trabajo de un estilista que ha medido cada accesorio y cada capa. En este flashback de la alfombra roja, comprobamos que en el pasado sí podíamos saber cuál era realmente el estilo de cada celebridad.

placeholder Sandra Bullock. (Getty)
Sandra Bullock. (Getty)

Aunque por fin hemos dado un paso al aceptar a las prendas de abrigo en la alfombra roja, cuya ausencia condenaba a las caras conocidas a pasar frío durante su desfile por esta pasarela, antes las prendas de abrigo procedían, sin duda alguna, de los vestidores reales de las actrices.

placeholder Scarlett Johansson. (Getty)
Scarlett Johansson. (Getty)

Esta mirada al pasado de la alfombra roja nos sirve para recordar lo mucho que ha cambiado la red carpet, y aunque la actualidad sea más cercana a la de antes a causa de la escasez de eventos que se celebran y a la anormalidad en la que nos hallamos, lo cierto es que incluso en las presentaciones virtuales, estilistas y firmas aprovechan la ocasión para dar forma a looks con los que exhibir su trabajo.

En el fondo, de vez en cuando, un poco de espectáculo y de posproducción no está de más en un presente en el que poder soñar es cada vez más necesario.

Anna Wintour Chanel Meg Ryan Dress code
El redactor recomienda