¿Cómo va a llevarse la falda? Las claves para lucirla bien esta primavera
  1. Estilo
  2. Moda
A LA MODA

¿Cómo va a llevarse la falda? Las claves para lucirla bien esta primavera

Se habla poco de ella, pero está de nuevo entre nosotras. De hecho, esta primavera será omnipresente

placeholder Foto: Locas por las faldas. (Imaxtree)
Locas por las faldas. (Imaxtree)

Entre tendencias tan llamativas como los vestidos lenceros, los vaqueros flare, los trajes con bermudas o los pantalones de talle bajo dosmileros, queda muy poco terreno libre para que lo ocupen otras prendas. Hace falta mucho carisma para poder conquistar dicho espacio junto a los hits de la temporada, y eso es justo lo que tiene una de las prendas más versátiles y polifacéticas del armario, la minifalda.

Después de muchos años exprimiendo al máximo las virtudes y las posibilidades de la falda midi, ha llegado la hora de darle un descanso y cortar por lo sano. Concretamente, por encima de las rodillas. Y cuando esto ocurre, nadie se mantiene indiferente porque si por algo destaca la mini es por su capacidad para despertar reacciones. Nos hace sentirnos vivas, y eso es precisamente lo que nos hace más falta que nunca.

Si eres de las que no termina de atreverse con ella, te pedimos que la des una oportunidad, ya que será difícil que alguna de las muchas caras en las que se lleva esta prenda no termine de convencerte. En general, los creadores también miran al pasado para actualizar la minifalda, sobre todo a finales del siglo XX, pero también beben de conceptos propios a todas las décadas, como es el caso del verano.

placeholder Elige tu falda. (Imaxtree)
Elige tu falda. (Imaxtree)

Están son las principales alternativas que vas a encontrar por todas partes en los próximos meses:

  • A tablas: es el tipo de falda que lidera el resurgir de la minifalda en este arranque de década. No deja de ser una mirada al pasado traída al presente porque es una prenda inspirada en los uniformes colegiales. De cuadros, con sus característicos pliegues y con hebillas a modo de cierre, tienen enormes semejanzas con aquellas que llevaste a clase en los 90. Sobre todo si tú, como muchas, le cortabas un buen trecho de su largo original.
  • De cintura baja: esta no la llevaste al cole, pero puede que te la pusieras los fines de semana si fuiste adolescente en los dosmil. La tendencia por abrochar bajo el ombligo es general en la próxima primavera, rompiendo así con el dominio de los vaqueros de talle alto de los últimos tiempos. Las faldas replican lo visto con los pantalones en las pasarelas, y eso es una muy buena noticia para quien quiera lucir cintura y abdomen esta temporada cálida.
  • Thong skirt: si llevamos al extremo la tendencia desarrollada en el epígrafe anterior, el resultado es la thong skirt. Propia de los dosmil, es un diseño con tiras que emula lo que su propio nombre indica, la parte superior del tanga por encima de la falda. Christina Aguilera fue una de las que la popularizó, aunque no fue la única celebrity que la llevó, y ahora ha sido Dua Lipa el primer rostro conocido que ha lucido esta prenda de la pasarela a la vida real. La diferencia con la versión original es que la nueva adaptación de esta pieza es más sutil y elegante, ya que las tiras que la decoran no necesariamente han de parecer un tanga.
  • Tipo pareo: necesitamos verano y todo lo que supone en clave positiva para nuestro estado de ánimo, y si hay una interpretación de la falda que nos recuerda a esta época del año es la falda pareo. Y tenemos una buena noticia que darte: se lleva. Se trata de prendas cómodas, ligeras y sencillas, que estéticamente funcionan en conjuntos relajados, propios del estío. Su gran característica estética, más allá de las mencionadas, es su diseño superpuesto en su parte frontal, imitando al pareo de toda la vida, pero con la ventaja del cierre ajustado en cintura que no depende de nudos que no son garantía de firmeza.
  • Alternativas a la minifalda: aunque la mini es la falda protagonista de la primavera del 2021, en las pasarelas también pudimos detectar pequeñas excepciones ideales para aquellas mujeres que no pueden soportar a la reina de la temporada. Entre las distintas apuestas para la falda, nos quedamos con dos opciones: la falda circular que recuerda a los diseños icónicos de los años 50, perfecta para lucir con zapatos de tacón; y las faldas de tubo con las que nos enamoró Jacquemus en su última colección. Son diseños tanto de largo midi como hasta el suelo, y aúnan comodidad con elegancia como pocas prendas lo consiguen. No son tendencia mayoritaria, pero no hace falta que lo sean para que las tengamos muy presentes de cara a los meses que vienen por delante.

Primavera Tendencias
El redactor recomienda