La imagen de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, a juicio
  1. Estilo
  2. Moda
ANÁLISIS DE ESTILO

La imagen de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, a juicio

Tres expertos opinan acerca de la imagen de los candidatos

placeholder Foto: Imagen del debate en Telemadrid.
Imagen del debate en Telemadrid.

Mucho hemos hablado ya acerca de la importancia que la imagen tiene en el mundo de la política. Desde el pendiente de Pablo Iglesias hasta las mascarillas con bandera de Abascal, llevamos meses ahondando en el significado de las elecciones de estilo de los políticos de nuestro país, y es por ello por lo que creemos imprescindible valorar la imagen de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid recurriendo para hacerlo a tres expertos. “La imagen personal de los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, como ocurre en la mayor parte de figuras políticas, se mueve en los estándares de un estilo en el vestir, generalmente encuadrable dentro de los códigos clásicos o del estilo tradicional. Sin embargo, la impresión estética de cada representante se ve tamizada no solo por el mensaje y discurso que transmite, sino también por su corporalidad, su voz y el impacto visual que finalmente causa en el público”, matiza Domingo Delgado, experto en coaching de imagen.

placeholder Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo y Edmundo Bal. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo y Edmundo Bal. (EFE)

“Mientras que hace unos años la imagen personal de nuestros políticos era mucho más estandarizada y homogeneizada, y hacían esfuerzos por ser reconocidos en la medida de lo posible por características elegantes, hoy la imagen pública de estos personajes está mucho más desdibujada y, desde el punto de vista estilístico, ninguno de ellos presenta una imagen personal carismática, distintiva o realmente inspiradora como para poder destacar su presencia estética”, explica Domingo Delgado, psicólogo experto en coaching de imagen.

placeholder Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

"En campaña electoral nada es fruto de la casualidad, todo está perfectamente orquestado para potenciar el mensaje que se quiere transmitir a los votantes. Los candidatos de las distintas formaciones cuentan con un nutrido equipo de asesores que cuida al milímetro su marca personal. De hecho, en el diseño de la estrategia, además de los ejes del programa electoral, cada vez cobra más importancia la imagen, dado que más del 90% de la comunicación es no verbal”, comenta Ana Palenzuela. “Haciendo un repaso a la agenda de los seis candidatos en el sprint final de campaña se aprecia que su estilo no solo está marcado por el sexo y la edad, también por el mensaje que desean trasladar. Adaptan su indumentaria al formato del acto en el que participan, no es lo mismo un mitin en la calle en Leganés, Pozuelo de Alarcón o Vallecas, donde lo que se busca es transmitir cercanía con el ciudadano -probablemente un simpatizante- y por tanto la etiqueta es más relajada que una intervención en un programa de radio o su presencia en un debate electoral en prime time en el que se presentan ante la totalidad de los votantes que lo siguen desde sus casas con independencia de su signo político y en el que además los analistas proclamarán al día siguiente un ganador y perdedor. En el análisis pormenorizado de cada candidato ha habido pocas sorpresas, la mayoría tiene una marca personal muy consolidada a lo largo del tiempo y, como era de esperar, ha sido fiel a ella”, dice el psicólogo a Vanitatis.

placeholder Mónica García. (EFE)
Mónica García. (EFE)

No hemos querido ceñirnos al análisis de estilo, sino que también hemos querido ahondar en cuestiones estéticas vinculadas a los peinados de los candidatos. Para ello, hemos hablado con Luciano Cañete, cofundador de Corta Cabeza. “Claro está que, en muchas ocasiones, el look de nuestros dirigentes, lejos de conseguir que cambiemos el voto, hace que simpaticemos aún más con ellos, haciendo que su imagen sume puntos a los vínculos ideológicos que podamos tener con ellos. Emitir una opinión acerca de sus looks sin posicionarse ideológicamente es muy sencillo, ya que en el caso de la Comunidad de Madrid no todos ellos lucen cabellos estéticamente paralelos a su ideología o a su propuesta electoral. Atrás han quedado esos looks televisivos del pasado donde candidatas y candidatos aparecían con cabelleras sofisticadas y muy estudiadas. Hoy tanto los de un bando como los del otro llevan estilos bastante naturales. No vemos cabellos alisados, ni ondas demasiado elaboradas. Todos ellos apuestan por acabados que difieren poco de lo que es la forma natural de su cabello. La duda es si lo hacen por dar una imagen más fresca o si tan solo es porque por exigencias del covid no quieren detenerse demasiado en la elaboración capilar de sus apariciones", destaca.

placeholder Pablo Iglesias. (Reuters)
Pablo Iglesias. (Reuters)


Isabel Ayuso

“Su estilo general encaja dentro de un estilo tradicional mucho más casual, femenino y delicado que sus 'competidoras' en la mayoría de ocasiones. También la hemos visto disfrutando de una imagen más auténtica cuando pone el foco en el estilo natural y desenfadado en situaciones informales que en otras que requieren más etiqueta y se le dificulta manejarla para ir adecuada a la vez que con personalidad. Los recogidos, ondas naturales en su cabello, el uso de tejidos fluidos en tops y sus looks cercanos al lady más románticos se mezclan con combinaciones más modernas con sus reconocibles cazadoras que contrastan o sus outfits con los colores de la bandera de Madrid. Proyecta una imagen abierta, cercana, sensible y quizá algo insegura a nivel estilístico mientras prueba a experimentar y mejorar su presencia visual”, sostiene Domingo Delgado.

placeholder Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

“Díaz Ayuso siempre ha apostado por cabellos bastante naturales. Si acaso alguna vez la hemos visto con estilos años 20 con ondas en la parte frontal y también algún recogido bajo, pero casi siempre luce su pelo rizado natural oscuro que, junto con unos ojos grades y expresivos, logran un efecto conservador pero con toques que rozan el romanticismo, sin ir a lo clásico”, apunta Luciano Cañete.

placeholder Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha apostado por un vestuario cómodo y femenino, de mujer de su tiempo, en el que destacan vestidos, blazers y trajes de chaqueta en colores lisos”, resume Ana Palenzuela.

Ángel Gabilondo

“Sin duda, el que más acorde lleva el pelo a su carácter es el señor Gabilondo. Un cabello normal y corriente para una persona de su edad. Sin pretensiones. El pelo de alguien que ya casi tiene su carrera hecha y tanto pelo, discurso como personalidad van de la mano”, considera Luciano Cañete. “Gabilondo es el candidato de más edad, y recurre al traje oscuro y la corbata en la mayoría de sus intervenciones, lanzando así un mensaje de confianza y respeto al electorado”, asegura Palenzuela.

placeholder Ángel Gabilondo. (Imagen: Eva Ercolanese)
Ángel Gabilondo. (Imagen: Eva Ercolanese)

“Presenta una imagen muy tradicional y rotunda casi en todos los aspectos de su presencia estética y en la mayoría de sus apariciones públicas. En realidad muestra una imagen sólida y estereotipada del clásico masculino siempre en colores de tonos medios a oscuros, sin llamar la atención por ello: gris, blanco, azul marino y negro combinados con tonos pasteles o blanco en las camisas. Ocurre lo mismo con el uso de la corbata, que en general son muy discretas y se fusionan en una apariencia neutra, reservada y circunspecta. Quizá darle algo de movimiento y dinamismo a su imagen con el uso del color podría enriquecer su presentación. Proyecta una imagen ordenada, intelectual, sosegada y que da más prioridad a los mensajes intelectuales, al mundo de conocimiento, las ideas y el discurso”, indica Domingo Delgado.

placeholder Ángel Gabilondo. (EFE)
Ángel Gabilondo. (EFE)

Mónica García

Comenzamos con Domingo Delgado, psicólogo experto en coaching de imagen. “Tiene cierta variedad de outfits que denotan un estilo básico natural con ciertos acentos creativos sin estridencias: el uso de la raya diplomática en americanas formales con fondo de colores más actuales, chaquetas en amarillo, rojo, estampados con motivos de aire vintage, jeans cuando la situación se lo permite, chaqueta tipo sastre con camisetas básicas, estampados retro y cárdigan. Su característico pelo suelto secado al aire y sus característicos pendientes de aro o puntualmente algún accesorio alternativos resaltan de forma sutil y rompen ligeramente con su imagen global. Sin duda, es la candidata con un look más libre a la vez que ciertamente disperso en ocasiones; igualmente se nota esmero en su comunicación verbal y no verbal, a la hora de expresarse a sí misma y en relación con otros. Proyecta una imagen comprometida, dinámica, cercana, individual y auténtica”.

placeholder  Mónica García. (EFE)
Mónica García. (EFE)

Por su parte, la experta en protocolo Ana Palenzuela afirma que Mónica García se convirtió en protagonista del debate organizado por Telemadrid no solo por ser considerada por algunos medios como la “gran revelación”, sino por la elección de un atuendo casi idéntico al de Isabel Díaz Ayuso. “La candidata de Más Madrid rompió con la tónica de los looks desenfadados de los actos en la calle apostando por un traje chaqueta en tonos rojo y blanco, haciendo un guiño a los colores de la bandera de la Comunidad, gesto que por otro lado ya ha hecho en más de una ocasión la actual presidenta”, subraya.

placeholder Mónica García.
Mónica García.

"Se preocupa quizás algo más que Ayuso por su cabello. Si bien es cierto tiene un cabello abundante y de un color algo más claro, sin dejar de parecer bastante natural. Suele aparecer con unos toques de plancha muy suaves, nada preparados y con la parte frontal de lado, luciendo un look bastante adaptado a la mujer que es, a su profesión y a su manera de expresarse. Imagino que muchas de sus seguidoras se identifican con su imagen”, comenta Luciano Cañete, cofundador y codirector de los salones Corta Cabeza.

Pablo Iglesias

placeholder Pablo Iglesias. (EFE)
Pablo Iglesias. (EFE)

“Encajaría dentro de un estilo natural más extremo, sus conocidos vaqueros con americana de traje le cuelan dentro de lo más próximo al clásico. Pero está claro que su pelo largo, tan criticado, es a su vez la característica visual más diferencial. También el uso de pendientes en ambas orejas y de materiales de todo tipo expresan la fidelidad a sí mismo y esto es un punto a favor. En general, su comunicación no verbal es mucho más estructurada y tradicional en el gesto de lo que parece, aunque su estilismo, que en ocasiones no encaja con el dress code que marca el protocolo, parezca decir lo contrario. Todo esto crea una impronta de aire bohemio y disruptivo en relación con los estándares clásicos de imagen política. Proyecta una imagen alternativa, despreocupada, llana y con cierta inspiración grunge”, sentencia Domingo Delgado.

placeholder Pablo Iglesias. (Reuters)
Pablo Iglesias. (Reuters)

“Ya se ha dicho de todo acerca de su look. Totalmente equiparado a lo que es su línea y posicionamiento en el tablero político en el que se mueve. Pienso que le gusta ser fiel a su estilo y que el cambio hacia el moño alto, sin haber sido demasiado estudiado, coincidió en el tiempo con un cambio en su cargo dentro del escalafón de la política del país”, recuerda Luciano Cañete. Ana Palenzuela difiere: “Pablo Iglesias no ha alterado ni un ápice su carta de presentación desde que diera el salto a la política allá por 2014”.

Rocío Monasterio

“De todos ellos, es la que lleva el cabello de la forma más natural. Un cabello oscuro bastante abundante, pero sin complicaciones. Cepillado sin más y donde vemos pocos cambios entre una aparición y otra. En algunas ocasiones aparece con una melena más lisa y en otras recurre a una sencilla coleta media con la zona frontal peinada hacia atrás. Un cabello dentro de los estándares de su discurso”, asegura Luciano Cañete. “Rocío Monasterio se decanta por trajes con los que busca luminosidad a través de prendas en tonos claros combinadas con chaquetas de colores vivos como el verde, morado o azul Klein”, opina Palenzuela.

placeholder Rocío Monasterio. (EFE)
Rocío Monasterio. (EFE)

“Usa favorablemente un estilismo en colores contrastados y de colores de máxima autoridad como el blanco, el negro, acentos rojos, granates y azules brillantes, diseños estructurados y combinaciones cuidadosamente seleccionadas que muestran una imagen impecable que remata con peinados con un discreto volumen en la parte superior a pesar de llevarlo suelto o coleta de forma puntual perfectamente peinada. Su maquillaje es moderado, pero perfecto. En realidad, muestra un estilo tradicional con acento dramático que consigue una forma de comunicación directa y rotunda. Repite más el traje sastre que otras combinaciones, usa ciertos toques modernos en el entallado o diseño de las prendas y busca, según avanza su presencia mediática, piezas de tendencia estratégicamente seleccionadas para mostrar una imagen actual y en ocasiones severa. Proyecta una imagen que contrasta el clásico con el impacto del color, recatada, tradicional y pensada”, aclara Domingo Delgado.

Edmundo Bal

placeholder Edmundo Bal. (EFE)
Edmundo Bal. (EFE)

“Llama la atención que Edmundo Bal en contadas ocasiones a lo largo de la campaña recurra a las corbatas, que sí luce en el estrado del Congreso de los Diputados. Camisas arremangadas, jerséis, mascarillas con mensaje en los mítines y atuendo más formal para los grandes actos de campaña son sus claves”, comenta Ana Palenzuela. “Ha tenido varias fases, al llevar el pelo algo más largo, algo más corto… Su cabello es bastante rizado, algo que camina bastante unido a su forma de hablar y que, por otro lado, junto con la barba, rompe un poco con la línea de ropa que habitualmente lleva (trajes y corbatas)”, continúa Luciano Cañete.

placeholder Edmundo Bal llega a una concentración motera en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. (EFE)
Edmundo Bal llega a una concentración motera en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. (EFE)

“Tiene un estilo tradicional de corte algo más fresco y desenfadado que su contrincante Gabilondo; también el tono de voz en sus intervenciones y la discreción le aportan cierto matiz elegante que podría explotar más en su apariencia estética. Aunque acierta en las ocasiones en las que va sin corbata, podría explotar mucho más su estética para conectar emocionalmente con su público. En la mayoría de las ocasiones afina bien los tallajes de sus trajes y pone esmero en el uso del color para mostrar una imagen actual en las comparecencias más relevantes y eventos. Presenta también cierto contraste del color en sus apariciones públicas informales y en las más protocolarias. Proyecta una imagen profesional, clásica y sin elementos que llamen espacialmente la atención”, concluye Domingo Delgado.

Isabel Díaz Ayuso Pablo Iglesias
El redactor recomienda