El vestido de novia de Alejandra R. Rato, al detalle: estilo Meghan y con mantilla de familia
  1. Estilo
  2. Moda
BODA EN SEVILLA

El vestido de novia de Alejandra R. Rato, al detalle: estilo Meghan y con mantilla de familia

Aunque sabíamos que Alejandra había confiado para su gran día en Pronovias, lo cierto es que muchos eran los secretos del look: del guiño a su abuela a la espectacular espalda

placeholder Foto: Alejandra Rato, el día de su boda. (Foto: Antonio Terrón)
Alejandra Rato, el día de su boda. (Foto: Antonio Terrón)

El pasado sábado 8 de mayo, Sevilla se vistió de largo para ser testigo de una de las grandes bodas de la temporada, la de Alejandra Ruiz de Rato, hija de Juan Antonio Ruiz Espartaco y Patricia Rato, y el empresario Ernesto (Tito) de Novales. Un enlace por todo lo alto celebrado en el corazón de la finca familiar, Majavieja (que hoy gestiona la novia), y del que hoy por fin tenemos todas las fotos y detalles.

Entre ellos, los del esperadísimo diseño de novia. Aunque sabíamos que Alejandra había confiado para su gran día en Pronovias, lo cierto es que muchos eran los secretos del look que no habían trascendido de este vestido que tanto nos ha recordado a una de las grandes novias de la escena internacional: Meghan Markle y su maravilloso Givenchy.

placeholder Alejandra y Tito de Novales, a la salida del santuario. (Liven Group)
Alejandra y Tito de Novales, a la salida del santuario. (Liven Group)

Alejandra optó por un diseño clásico y atemporal creado especialmente para su gran día por Alessandra Rinaudo, directora artística de la firma. Un elegante diseño, de escote off-shoulder realizado en crepé, formado por un espectacular corsé y una falda que cae suave y natural.

“Su espléndida espalda de encaje realza la feminidad y la elegancia del diseño creando un juego de delicadas transparencias. La falda mantiene su maravilloso volumen gracias a la creación de una enagua, acabada con una pequeña punta de chantilly cosida a mano, que respeta el movimiento y la fluidez natural de la misma”, nos han explicado desde Pronovias.

placeholder Boceto del vestido para la ceremonia. (Pronovias)
Boceto del vestido para la ceremonia. (Pronovias)

El modelo ha sido confeccionado en el taller de la maison y se han dedicado más de doscientas cincuenta horas para su confección. Destaca también el maravilloso trabajo que supuso la creación de la sobrecola extraíble, de tres metros de largo, realizada en crepé y forrada con organza de seda. Una pieza que tan solo lució durante la ceremonia en el santuario de la Virgen de Setefilla (a las afueras de Sevilla).

placeholder Alejandra posa junto a su padre, padrino de la boda. (Antonio Terrón)
Alejandra posa junto a su padre, padrino de la boda. (Antonio Terrón)

El homenaje a su abuela

Lo mismo ocurrió con el velo, una maravillosa mantilla antigua, perteneciente a la familia de Alejandra, que llevó sujeta al pelo con un broche realizado por la joyería Suárez para la ocasión.

La mantilla, tal y como ha podido saber Vanitatis, perteneció a la tatarabuela de la novia, y todas sus antepasadas, a excepción de su madre, la lucieron el día de su boda. Como Patricia Rato se casó en secreto, nunca pudo pedírselo a su madre, algo que sí que ha podido hacer su hija.

placeholder La novia, a su llegada a la finca. (Antonio Terrón)
La novia, a su llegada a la finca. (Antonio Terrón)

Alejandra estaba extraordinariamente unida a su abuela Felicidad. Tanto es así que su gran ilusión era organizar la boda de su nieta. Lamentablemente, la madre de Patricia Rato falleció hace algunos años, por lo que la novia ha querido homenajear a su abuela con la mantilla y también con los espectaculares pendientes que lució tanto durante la ceremonia como en la fiesta posterior. “Ha estado muy presente en su gran día”, nos confesaban las fuentes consultadas del entorno de la familia.

placeholder La mantilla y los pendientes de la abuela de Alejandra, de cerca. (Liven Group)
La mantilla y los pendientes de la abuela de Alejandra, de cerca. (Liven Group)

En cuanto al ramo, también quiso tener un guiño con sus orígenes: lo hicieron con lavanda que recogieron esa misma mañana de la plantación de su finca.

El look de la fiesta

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, la novia quiso mantener la estructura original del vestido, pero dándole un toque más sofisticado. Un twist de lo más acertado.

Dejando al descubierto la espectacular espalda de encaje, añadió un cinturón de encaje con pedrería bordada a mano que aportaba un toque de luz y brillo para el momento de la celebración.

placeholder Alejandra posa junto a sus hermanos. (Antonio Terrón)
Alejandra posa junto a sus hermanos. (Antonio Terrón)

Alessandra Rinaudo ha destacado que el elemento que más le gustó a la novia desde el principio fue la espalda del vestido: “Para definir el escote creamos una transparencia delicada y femenina obteniendo así la mezcla perfecta entre sensualidad, sofisticación y elegancia”.

El objetivo de este proceso creativo es que el vestido enmarque y realce la belleza de la novia: “Sin duda, la mirada y la sonrisa de Alejandra han sido las verdaderas joyas de este momento tan especial”, ha concluido la diseñadora.

placeholder Espalda del vestido de Alejandra. (Pronovias)
Espalda del vestido de Alejandra. (Pronovias)

El resultado: un vestido elegante y minimalista, que combina elementos contemporáneos con líneas más puras y clásicas como el velo y la cola, y que sin duda la convertirá en una de las novias más elegantes de la temporada.

Espartaco Bodas de famosos Vestido novia Pronovias
El redactor recomienda