Goblincore: la nueva tendencia de moda recién llegada
  1. Estilo
  2. Moda
RADAR FASHIONISTA

Goblincore: la nueva tendencia de moda recién llegada

Elfos, setas y caracoles son los sustitutos de las flores y las bucólicas imágenes del cottagecore

placeholder Foto: Kendall Jenner. (Imagen: Instagram)
Kendall Jenner. (Imagen: Instagram)

Cada año emerge un término de moda destinado a ser el protagonista de centenares de artículos de tendencias, y si el año pasado fue el cottagecore el que a causa del confinamiento se convirtió en la estrella indiscutible, este verano nos hemos topado con un nombre insospechado: goblincore. Para comenzar, si te has lanzado a Google a buscarlo, no te sientas mal, porque este es un apelativo recién nacido, pero dentro de algunas semanas no pararás de encontrarlo en todos los lados. Sí: el goblincore es un primo lejano de la tendencia cottage, pero mientras que el cottagecore apuesta por estampados de fresas y vestidos prairie, haciendo de cada fotografía una oda a Instagram, esta tendencia es mucho más descuidada y casual… Teniendo en cuenta que cualquier cosa que cabe dentro de una tendencia, tiene poco de casual, claro.

placeholder Imagen: Cortesía de Etsy
Imagen: Cortesía de Etsy

Esta corriente responde al amor por la naturaleza de una forma contemplativa, por lo que no es de extrañar que los bucólicos vestidos de su prima cottage terminen manchados y en lugar de exaltar la belleza de las coloridas flores, aplaudan los estampados de setas (algunos conocen a la tendencia como 'mushroomcore') y caracoles. “Goblincore es cottagecore para los que de verdad pasan tiempo en la naturaleza. Los miembros de la comunidad saben que la naturaleza no es solo un soleado campo de trigo, sino caóticos animales y bosques rugosos. A menudo se refieren a la tendencia como el cottagecore oscuro, porque esta estética también recurre al ocultismo”, explica la experta en tendencias Sarah Faramarzi a ‘The Guardian’.

La razón por la que triunfa tras el boom por el idílico campestre de la moda es que esta corriente celebra la imperfección, el vestirse diferente y el no tener ninguna presión por tener la piel perfecta o llevar ropa de marca. Se trata de disfrutar y de abrazar la moda asequible en la que las etiquetas son lo de menos. “Después del confinamiento, tras quizás haber pasado mucho dinero en cosas que en realidad no necesitábamos, llevar ropa neutra y holgada con la que salir a dar largos paseos es lo que apetece, por lo que creo que todos nos sentimos en sintonía con los goblins”, asegura Faramarzi.

placeholder Imagen: Cortesía de Gucci
Imagen: Cortesía de Gucci

Como era de esperar, la tendencia ya ha encontrado en TikTok un caldo de cultivo, donde usuarios como Froggie Crocs crean contenido acorde al movimiento, que romantiza la fealdad y las partes menos visibles y celebradas de la naturaleza. Tiendas como Etsy han notado el fulgurante interés por el goblincore, pues las prendas con estampados de setas, caracoles o los colgantes de cuarzo son ahora los más deseados, así como los ear cuffs de elfo.

placeholder Kendall Jenner en su fiesta de Halloween. (Imagen: Instagram)
Kendall Jenner en su fiesta de Halloween. (Imagen: Instagram)

Pero, ¿por qué este repentino boom? Aunque la tendencia nació en 2010, fue en 2019 cuando comenzó a despegar, y en plena pandemia ha encontrado su inesperado momento de expansión al celebrar lo diferente, la accesibilidad, lo asequible y lo queer. “Hay algo muy liberador con el goblincore. Incluso la diversidad de formas en las que pueden aparecer estos genes en Schizophyllum Commune permite la existencia de más de 28 mil sexos diferentes. Se trata de vibrar, de ser y de existir sin necesidad de encajar en un molde”, sentencia Brennan.

Frente a los etéreos vestidos prairie y las cestas de mimbre, esta tendencia apuesta por prendas agujereadas por el paso del tiempo, no por la moda, es decir: nada de posar con un jersey agujereado de Balmain que cuesta miles de euros y que todavía tiene su etiqueta. Prendas de acabado gastado, mezclas de colores, diseños de segunda mano más cercanos al humana que al Gaultier vintage del momento que desfila por la alfombra roja, petos vaqueros… Entendemos que esta tendencia triunfe en Tiktok, pero nos preguntamos si los editoriales de las revistas de moda abrazarán la cara más fea del cottagecore.

De esta corriente quizás tomen su amor por los elfos, pues los filtros de Instagram se han encargado de romantizarlos a lo largo de los últimos meses, pero no sabemos si tiene sentido que veamos un peto de la colección de Costura de Jean Paul Gaultier x Sacai manchado de barro entre unos matorrales. Quizás hay prendas que estén destinadas a ser llevadas en la urbe, y por más que una tendencia quiera romantizar la vida campestre, al final las revistas de moda se encargarán de apostar siempre por el ángulo con el que conseguir que esa pincelada cottage sea atractiva.

Jean Paul Gaultier Setas TikTok Tendencias
El redactor recomienda