La icónica tienda de Vicente Ganesha, la primera parada de Cher en Ibiza (y de otras muchas celebs)
  1. Estilo
  2. Moda
Place to be de la isla

La icónica tienda de Vicente Ganesha, la primera parada de Cher en Ibiza (y de otras muchas celebs)

Parada obligada de celebrities de todo el mundo, la pequeña tienda local que revoluciona la moda cada verano en Ibiza tiene nombre indio y la regenta un español

Foto: Vicente Ganesha y Cher en un selfie delante de la mítica tienda ibicenca. (Instagram @vicenteganesha)
Vicente Ganesha y Cher en un selfie delante de la mítica tienda ibicenca. (Instagram @vicenteganesha)

Cuando son muchos los que echan de menos la antigua Ibiza, aquella que veía como sus calas se poblaban de hippies y cómo la jet internacional se fijaba en esta pequeña isla del Mediterráneo como destino para sus escapadas secretas, hay un hombre que la ‘ha visto crecer’ y que reconoce que no añora nada de aquella época: “No echo de menos nunca nada porque estoy contento con el presente”, afirma Vicente Hernández Zaragoza, un alicantino que se ha convertido en una de las mayores referencias de la moda pitiusa.

“No cambiaría nada porque es inaudito querer hacer algo que no se puede. Me gusta como estoy, llevo una vida normal, de ejercicio, reposo y playa. Es cierto que no trabajo noventa horas, que cierro los domingos y me importa un bledo lo que hagan los demás, pero es que he llegado a la conclusión de que cuanto más ignoras, más sabes”.

El verano de 2021 no iba a ser distinto y, entre la pasarela de estilosas celebs que se pasean por las islas pitiusas, Cher no ha tardado en hacer la visita de rigor a la tienda de Vicente Ganesha. Nada más poner un pie en Ibiza, la cantante, atavidas con una inmensa pamla blanca, se fotografía con el experto en tejidos y estampados ibicencos.

El propio carácter de Vicente Ganesha, como le conocen por el nombre de su tienda, parecer ser un resumen de esa energía que muchos aseguran encontrar en la isla. “Si hay algo que me define, creo que es que no soy reflejo de nadie”. Y es que es cierto que Ibiza son muchas ‘ibizas’, todas las que cada uno se atreva a vivir, y todas son diferentes. A él le costó encontrarse con la suya y de hecho no lo hizo en España, sino en París: “Yo era muy inocente cuando me fui de España. Conocía algo de lo que sucedía en esta isla, pero no tenía mucha idea de lo que era. En París, donde viví año y medio, me rodeé de un ambiente de gente que había evitado ir a la Guerra de Vietnam, y allí vi por primera vez ‘More’, una película de Barbet Schroeder. Así es como entendí lo que era Ibiza. Después, empecé a venir por temporadas a un lugar donde la gente iba más despacio, eran más libres y había una luz increíble. Al final aquí me quedé”.

placeholder Modelo en la tienda de Vicente Ganesha en Ibiza. (Instagram @vicenteganesha)
Modelo en la tienda de Vicente Ganesha en Ibiza. (Instagram @vicenteganesha)

¿Y cómo encuentra la isla en tiempos de pandemia? “Se está volviendo un poco como Menorca, llena de vida de cenas y comidas, pero nada más. Es un muermo, pero es otro tipo de vida. Además, ha desaparecido la clase media. Ahora solo te encuentras el que mira el precio o el que no lo mira y lo compra todo”.

Durante un tiempo, tras instalarse allí, Vicente trabajó en The End, una de las catedrales de las tendencias ibicencas: “Era un tendero que vendía marcas en la mejor tienda del Mediterráneo. Pero un día decidí que no quería seguir trabajando para nadie y empecé de cero con Ganesha. Y no considero que descubriera nada, simplemente me dejé llevar, la situación me hizo acabar así”. De esta manera, en 1992 abría sus puertas la que con el tiempo se acabaría convirtiendo en uno de los iconos y parada imprescindible para todos los amantes de la moda a nivel mundial. Y esto no es una exageración: Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Bianca Brandolini, Girogio Armani, Tita Cervera o Valentino son solo algunos de los clientes que han pasado por allí y que lucen sus modelos.

Incluso Kate Moss, a los que algunos califican como su amiga, no tuvo problemas en aparecer en algunos de sus post de Instagram revolviendo los burros en los que exhibe las piezas que Vicente vende mientras exclamaba “¡Me encanta este!”: “Ojalá hubiera más Kate Moss, no te lo voy a negar. Pero al final esta gente son conocidos, no amigos. Considero que la amistad se cuenta con los dedos de una mano. Con quien más relación he tenido es con Jade Jagger, con Valentino, Etro o Peter Lindbergh, pero amistad… la amistad es algo muy serio, es gente que forma parte de tu personalidad”.

Quizás lo que más les llame la atención a todos estos personajes, lo que podríamos llamar el secreto del éxito de Ganesha, sea la filosofía que tiene Vicente de su negocio (y nos atreveríamos a decir que de su vida): “Vendo todo lo que compro. Me gusta comprar cosas porque creo que al final lo que haces es canalizarlas”, explica. En su tienda, situada en la calle Guillem de Montgrí 14, justo debajo de su casa en pleno corazón de la ciudad, se pueden encontrar desde piezas vintage a otras importadas de la India, creando una miscelánea de colores y estampados que resulta toda una experiencia en sí misma.

“Aprecio que la gente confíe en mí y sentir que les ayudo. Esa considero que es la clave de mi negocio. La gente quiere lo diferente y eso ayuda a que lo diferente crezca”. El mismísimo Jonathan W. Anderson ha llegado a decir en Madame Figaro Francia: “Ganesha es una institución en Ibiza […] es la tienda más bonita de piezas vintage y de vestidos estampados, que resultan muy cool para un estilo bohemio hippy chic, muy Ibiza de los 70”.

Este año se cumple el medio siglo del nacimiento de la moda Adlib, quizás otras de las referencias de Ibiza que comparte fama con los diseños de carácter hindú de Ganesha y que nació casi al mismo tiempo en que Vicente llegaba a la isla: “Aquello fue una invención y lo mío puede que también sea otra”, explica con ironía.

Sea lo que fuere, lo cierto es que ambos se han impuesto a nivel mundial convirtiéndose en un icono de lo que es Ibiza, en un elemento definidor del espíritu de este enclave que verano tras verano se puebla de gente de todo el mundo que busca a ratos encontrarse, a ratos disfrutar sin control y a ratos dejarse ver. Y muchos acuden a su tienda buscando alguna de estas tres cosas o todas a la vez, refrendando así el éxito de Vicente. “Yo todavía no soy consciente de eso porque cuando lo haces, vives del cuento y yo solo quiero estar trabajando hasta que el cuerpo aguante”. Pues que sean muchos años.

Ibiza Instagram
El redactor recomienda