Moda fuera de la pasarela: las exposiciones de París
  1. Estilo
  2. Moda
ARTE & FASHION

Moda fuera de la pasarela: las exposiciones de París

“El éxito de las exposiciones de moda coincidió con la caída de las revistas: cuantos menos lectores había, más visitantes”, dijo el historiador Olivier Saillard

Foto: Exposición Alaïa y Lindbergh. (Cortesía)
Exposición Alaïa y Lindbergh. (Cortesía)

“El éxito de las exposiciones de moda coincidió con la caída de las revistas: cuantos menos lectores había, más visitantes”, dijo el historiador de la moda Olivier Saillard. En esta entrevista, concedida al periódico francés 'Libération', precisaba que una exposición de moda atraía a un promedio de 400.000, 500.000 o 700.000 visitantes, y no era tan caro de producir. Apostillando: “El gran público pide entender, tiene sed de pedagogía”.

Después de seis meses cerrados, los museos de la capital francesa ofrecen enfoques muy variados para adentrarnos en la cultura de la moda.

Fundación Azzedine Alaïa. 'Azzedine Alaïa, Peter Lindbergh. En espejo'

Azzedine Alaïa y Peter Lindbergh encontraron un lenguaje común: la autenticidad y la atemporalidad. Bajo la dirección de Benjamin Lindbergh y Olivier Saillard, la muestra revela el efecto sinérgico entre las tijeras del costurero tunecino y la cámara del fotógrafo alemán. Las creaciones de Alaïa se disponen frente a las historias que vistieron al otro lado del objetivo de Lindbergh. La alianza que iniciaron a mediados de los 80 sobrepasó los límites de la vida, ya que la maison Alaïa y Lindbergh colaboraron aún tras el fallecimiento del tunecino, en noviembre de 2017.

placeholder Foto: Alaïa
Foto: Alaïa

En sus declaraciones ambos demostraron que no tenían ínfulas. Alaïa siempre reconoció que creaba simplemente inspirado en el cuerpo, con el objetivo de poner de relieve a la mujer que llevaba sus prendas. A su vez, Lindbergh nunca se disfrazó de artista y reconoció con orgullo ser solo un fotógrafo de moda. Puede que esta honestidad fuera imprescindible para el refinamiento que alcanzaron en sus respectivas disciplinas.

Sin artificios, en su esencia, en blanco y negro. Ambos lucharon para que sus trabajos fueran el espejo de la belleza y la naturalidad de la mujer que tenían delante. El dinamismo y los amplios horizontes en los que enmarcaron su sensibilidad estética han legado algunas de las imágenes más emblemáticas del siglo pasado.

placeholder Foto: Alaïa Cortesía
Foto: Alaïa Cortesía

Bajo el techo de vidrio, la galería se ha metamorfoseado una vez más con una ingeniosa y finísima escenografía de Kris Ruhs para mostrar los trabajos de las dos figuras, indispensables en la era de las supermodelos de los 90. El diálogo creativo se establece mediante un juego especular que permite contemplar cuatro decenas de las minuciosas y escultóricas creaciones de Alaïa junto a las cinematográficas fotografías que Lindbergh tomó de estas.

('Azzedine Alaïa, Peter Lindbergh. En miroir', hasta el 14 de noviembre de 2021)

Museo Yves Saint Laurent. 'Yves Saint Laurent, Los bastidores de la alta costura en Lyon'

Una oda al tejido lionés y a la alta costura de Yves Saint Laurent. Cuatro décadas de colaboración entre la casa de moda y las históricas fábricas de tejidos de Lyon (Bucol, Bianchi-Ferrier, Sfate & Combier, Brochier y Abraham) están hiladas en un recorrido por el proceso creativo de varias colecciones.

“Los tejidos son la base de todo, ellos determinan la idea, la línea. Si me equivoco al usarlos, mis modelos fracasan y tengo que abandonarlos. Su elección, es uno de los pasos más importantes de la creación, el que mayor concentración requiere y el que da también la mayor alegría”, confesó Saint Laurent a la revista 'Madame Figaro'. El extremo cuidado con el que seleccionaba los tejidos quedó registrado en los múltiples cuadernos de muestras y 'hojas de Biblia' de cada prenda que pueden verse en la exposición.

placeholder Yves Saint Laurent
Yves Saint Laurent

En una época en la que hay una llamativa falta de transparencia, sorprenden las publicaciones en las que las fotos de las modelos en la pasarela incluían junto al nombre de la firma el del proveedor de la tela.

Además de descubrirnos el saber hacer de los telares, el museo desempeña otra labor pedagógica. Al salir del que fuera el taller de Saint Laurent, el visitante menos ducho en la materia sabrá identificar diferentes tejidos: tafetán, muselina, crepé, lamé o cigalina®, tras haber admirado el tipo de prendas concebidas por Yves Saint Laurent en cada uno de ellos.

('Yves Saint Laurent, Les coulisses de la haute couture à Lyon', hasta el 5 de diciembre 2021)

Ciudad de las Ciencias y de la Industria. 'Vaqueros'

Alejada del circuito museístico habitual, la exposición invita a conocer todas las costuras del pantalón que se vende por billones cada año. El origen del vaquero es incierto. La leyenda lo ubica en California a mediados del siglo XIX, asociado a los buscadores de oro y los vendedores ambulantes. Levi Strauss, el creador, confeccionaba pantalones y monos con un tejido de Gênes, de su pronunciación surgió el nombre 'jean', apelativo que se conservaría a pesar del posterior cambio de tejido. Tras diez años fabricándolos en tela de tienda de campaña empezó a utilizar el denim europeo, un algodón teñido con índigo. De ropa de trabajo pasó a ser el uniforme del tiempo libre, del ocio marítimo. Sin embargo, fue considerado en los años 60 una prenda subversiva, símbolo de rebeldía juvenil (aún sin causa), prohibida en centros escolares, colonias y asociaciones deportivas en los años 60 en Francia.

placeholder Foto: Levy
Foto: Levy

A pesar de esta consideración sociológica, el vaquero ha recogido éxitos en la gran pantalla, en la moda de pasarela, el sector del lujo, en todos los estratos sociales y grupos de edad por ser duradero, funcional y sobrio. El reto frente al que se encuentra es el derivado de la superproducción y consumo excesivo, se compran en torno a 70 cada segundo en el mundo.

A través de una concepción interactiva y experiencial, la exposición, en colaboración con la Agencia de Transición Ecológica, plantea una reflexión, instruye al visitante para realizar elecciones de “vaqueros limpios”, fomenta la economía circular y estimula la creatividad para su reutilización.

('Jean', hasta el 22 de enero de 2022)

Museo de las Artes Decorativas. 'Lujos'

Una visión mundial, enciclopédica e histórica del concepto del lujo en un recorrido que ha abierto al público el Salón 1900 y el Salon des Boiseries. La noción de diez mil años de antigüedad ha evolucionado y ha adquirido capas en cada civilización hasta globalizarse. De forma indirecta subyace un análisis antropológico y cultural para concretar lo que se ha considerado lujo y objeto de lujo: el tiempo, el saber, el ocio, la artesanía, la simplicidad, el arte, la moda, el consumo…

placeholder Fotos: Luxes
Fotos: Luxes

Cerca de 100 obras dispares: instrumentos de cálculo del siglo XVII, una chaqueta de armadura (jimbaori) del periodo Edo copado de plumas de pavo real, muebles lacados de la dinastía Qing, un frasco del Agua de Colonia de Guerlain de 1853, un vestido de Charles Frederic Worth de 1890 -precursor de la alta costura-, un samovar de Josef Hoffman de principios del siglo XX, laboriosas joyas de René Lalique o Tasaki.

En la era contemporánea, el lujo se concreta en lo material. Con una moda bicéfala: ligada a marcas, logos, productos de consumo masivo y cotidiano, y por otro lado, en piezas de alta costura, exclusivas o resultado de un saber hacer heredado, centenario, artesanal. Así conviven prendas de Madame Grès, Miyake, Balenciaga, Guo Pei con una maleta de Supreme, un vestido de Jacquemus, unas sneakers de Pierre Hardy o una colaboración de Koché para Nike.

('Luxes', hasta el 18 de julio)

Palais Galliera. 'Gabrielle Chanel: Manifiesto de moda'

El museo de la moda de la ciudad de París decidió prolongar la exposición dedicada a una de las creadoras más influyentes del siglo XX. Comisariada por Miren Arzalluz, directora del museo, y Veronique Belloir, reúne más de tres centenares de piezas para descubrir a Chanel más allá de los objetos en su objetivo.

placeholder 'Gabrielle Chanel. Fashion manifesto' en el Palais Galliera (EFE)
'Gabrielle Chanel. Fashion manifesto' en el Palais Galliera (EFE)

El recorrido reflexiona sobre la labor que desempeñó Gabrielle Chanel en la liberación femenina a través de la indumentaria. Desde la primera década del siglo XX, cuando se enfrentó al corsé y la inmovilidad condicionada por los vestidos heredados del siglo anterior, hasta su vuelta en pleno triunfo del New Look de Dior que volvía a comprimir a la mujer.

No deja de lado el análisis técnico de sus diseños. Los refinados vestidos fueron confeccionados para que la elegancia fuera fruto de la libertad y el confort. Otra faceta de Chanel que sorprende al visitante es la predilección y riqueza de joyas fantasía, profusamente recogida en esta primera exposición dedicada en París a la creadora de una de las marcas más reconocidas en la historia de la moda.

('Gabrielle Chanel: Manifeste de mode', hasta el 18 de julio).

Museo París