Kyrsten Sinema, la política americana que ha revolucionado la moda en Estados Unidos
  1. Estilo
  2. Moda
ANÁLISIS DE ESTILO

Kyrsten Sinema, la política americana que ha revolucionado la moda en Estados Unidos

La senadora tiene el armario más colorido y controvertido del panorama político. Analizamos el estilo de Kyrsten Sinema

Foto: Kyrsten Sinema. (EFE)
Kyrsten Sinema. (EFE)

Al hablar del sorprendente nuevo uniforme oficial de todo el PSOE, el otro día mencionamos también el caso de la activista y podcaster Gin Martin, que decidió negarse a llevar looks que hicieran que se fundiera con el fondo. Del mismo modo que cuando Angela Merkel se enfrenta a figuras poderosas elige blazers rojos, hay personajes políticos que se niegan a construir un fondo de armario ‘working’ discreto. El doble rasero que rige el universo de la política (¿y cuál no?) sí aplaude a quienes llevan vestidos ‘bodycon’ coloridos, como es el caso de la comentarista política y secretaria de prensa de Donald Trump, Kayleigh McEnany, que lejos de apostar por sobrios ‘twin sets’ de tweed, hacía del color y de las siluetas entalladas de The Chiara Boni La Petit Robe sus señas de identidad.

Teniendo en cuenta que su figura encajaba a la perfección con la del séquito del expresidente (Kayleigh es delgada, bronceada y es evidente que no se salta sus citas con su peluquería de confianza, aspectos que para Donald Trump son esenciales), nadie le echaba en cara sus sutiles estridencias. Al fin y al cabo, como Margaret Atwood contaba en una entrevista a ‘BBC Two’, “la política es un infierno, pero para las mujeres lo es el doble, porque no solo han de ocupar un cargo, sino tener un buen peinado”.

placeholder Kyrsten Sinema. (EFE)
Kyrsten Sinema. (EFE)

Hillary Clinton también ha señalado en más de una ocasión que pese a que la moda es importante, más lo son las palabras de quien luce cualquier diseño, y sin embargo el aspecto que ha hecho que Kyrsten Sinema se haya convertido en una de las políticas más examinadas no son sus acciones, sino su llamativo armario. La controvertida senadora es la primera mujer en representar en el senado a Arizona y es la primera senadora abiertamente bisexual, y durante las últimas semanas sus decisiones políticas han generado rabia, sorpresa y desdén a una ciudadanía que si hubiera prestado atención a su armario, se habría dado cuenta de que Kyrsten no ha venido al mundo de la política a seguir las normas establecidas.

placeholder Kyrsten Sinema. (EFE)
Kyrsten Sinema. (EFE)

Como explica a ‘New York Times’ la coach de estilo Lauren A. Rothman, que ha trabajado durante 20 años asesorando a miembros del Congreso, los estilismos de la senadora forman parte de la nueva mentalidad política, que se ha dado cuenta de que sus looks están constantemente comunicando mensajes sin necesidad de hablar y de la importancia que una imagen puede tener en redes sociales, incluso más que en la televisión. “Por ello, han de pensar todo el tiempo en lo que quieren contar con herramientas no verbales, como su estilo”. La senadora no dudó durante el confinamiento en lucir todo tipo de pelucas de colores imposibles (sus preferidas cuestan unos diez euros) para hacer un alegato a favor del distanciamiento social y demostrar a América que no era necesario acudir a sus salones de belleza en plena pandemia, y tampoco se lo ha pensado dos veces al presentarse en el Senado enfundada en un jersey rosa que reza 'Criatura Peligrosa'. Un clip subido a redes sociales muestra el momento en el que el Senador Mitt Romney le dice que está “rompiendo internet” a causa de su top. ¿Su respuesta? “¡Bien!”.

Kyrsten Sinema, la política americana que ha revolucionado los códigos de la moda en el ámbito político, es consciente de que su armario es en ocasiones carne de meme, que se ha convertido en el arma perfecta de comunicación de la cultura pop, de la moda y ahora de la política. Cuando la reportera del Congreso de la CNN Elizabeth Landers subió a sus redes una imagen de la senadora enfundada en un look digno de ‘Una rubia muy legal’, internet perdió la cabeza.

Kyrsten acostumbra a llevar deportivas, botas mosqueteras de cuero o de ante con minivestidos, algo que descoloca a los más misóginos y a los más conservadores y que deja claro que Sinema traza su propio camino en la moda y, por supuesto, en sus decisiones políticas.

placeholder  Kyrsten Sinema. (EFE)
Kyrsten Sinema. (EFE)

Como señala Richard Ford en ‘Dress codes: How the laws of fashion changed history’, la senadora se encarga de dar un toque femenino al armario de las más poderosas. Pelucas rosas combinadas con minivestidos ceñidos con enormes flores color pastel, vestidos entallados plateados y ‘cape dresses’ son algunos de los looks con los que Krysten lucha por cambiar las normas de estilo del mundo de la política. Si viviera en España, preferiría lucir diseños de Agatha Ruiz de la Prada para dar sus discursos que de Pedro del Hierro.

placeholder  Kyrsten Sinema. (EFE)
Kyrsten Sinema. (EFE)

Mientras que Kamala Harris ha decidido que los trajes de colores oscuros reinen en su armario para evitar que su imagen eclipse su discurso, la senadora quiere cambiar las cosas para que las mujeres pueden dejar de frenar su estilo personal para pasar desapercibidas. Del mismo modo que celebra 'romper internet', nosotros celebramos que una figura política luche por transformar los espectros del poder haciendo uso de la moda, que cada vez deja más claro que de banal tiene muy poco.

placeholder  Kyrsten Sinema. (Getty)
Kyrsten Sinema. (Getty)

Alexandria Ocasio-Cortez y ella son dos de las fuerzas políticas que mejor lo demuestran y que con más ahínco celebran el poder comunicativo de la moda. Del mismo modo que las mujeres ya no quieren frenar sus voces, tampoco quieren acallar su estilo.

Hillary Clinton
El redactor recomienda