Marta Ortega: entre Valentino y Zara, el estilo de la carismática empresaria
  1. Estilo
  2. Moda
PRESIDENTA DE INDITEX

Marta Ortega: entre Valentino y Zara, el estilo de la carismática empresaria

Así es el estilo de la mujer que liderará una de las mayores compañías del mundo

Foto: Marta Ortega. (Getty Images)
Marta Ortega. (Getty Images)

Será el próximo abril, según indican todas las fuentes, cuando Marta Ortega se haga con el control total de Inditex, una compañía a la que lleva vinculada desde que nació y en la que ha desarrollado su carrera. Allí va a sustituir a Pablo Isla, el hombre que ha dirigido los destinos de la empresa de moda más importante de nuestro país desde que tomara los mandos de manos de su fundador, Amancio Ortega. En todo este tiempo, la gran heredera (junto con sus otros dos hermanos) de este conglomerado casi inabarcable se ha ido forjando un perfil propio más público que el del resto de los miembros de la familia Ortega. Ni el cabeza de familia, ni su madre Flora, ni mucho menos sus hermanos, Sandra y Marcos, han conseguido desarrollar una proyección como la que alcanza la benjamina de la casa.

Foto: Marta Ortega en la junta de 2019. (EFE)

El interés por la moda y el lujo siempre ha estado muy presente en la vida de Marta, pese a ser también una de las mejores embajadoras de las firmas que engloban la cartera de Inditex: Zara o Massimo Dutti siempre suelen estar en su armario. De hecho, ella ha trabajado en ambas y la última ha desarrollado también una línea vinculada a la hípica, la pasión de la nueva presidenta de Inditex.

placeholder Marta Ortega. (Reuters/Eloy Alonso)
Marta Ortega. (Reuters/Eloy Alonso)

Cuentan que uno de los detalles que hicieron sospechar a sus compañeras de la tienda de Zara en Chelsea, donde inició su carrera, de que aquella chica no era como ellas fue el Rolex de oro que lucía en la muñeca. Se trataba de un accesorio que marcaba el estilo de Marta: clásico pero con un guiño más extrovertido. Poco a poco ese guiño se ha ido convirtiendo en una tónica general en su estilo, que ha ido evolucionando conforme su cara se hacía más y más común en las portadas de las revistas de todo tipo, desde las del corazón hasta la que protagonizó para el suplemento del 'Wall Street Journal' el pasado agosto (y que ya anunciaba veladamente los acontecimientos que hoy destacamos).

Una prueba de este cambio lo hemos podido observar en sus vestidos de novia. Para el primer enlace, con el jinete Sergio Álvarez, Ortega escogió al diseñador Narciso Rodríguez, que le planteó un vestido de tirantes ligero de corte lencero. Para la segunda, con Carlos Torretta, la novia se decantó por Pierpaolo Piccioli y su trabajo en Valentino. Y no le valió solo con uno, ya que le encargó una serie de looks, entre los que destacó también uno de estilo esmoquin. Pero el del 'sí, quiero', fotografiado por Peter Lindbergh, fue un diseño de dos piezas (blusa plisada y falda) en un tono rosado casi blanco, mucho más contemporáneo y moderno que el que lució la primera vez que pasó por el altar. Marta ya había evolucionado y había decidido aceptar su papel como prescriptora de moda, y eso se notó (y se ha notado) desde entonces.

Foto: Marta Ortega y Carlos Torretta. (Gtres)

En la actualidad ninguno de sus looks pasan desapercibidos. Ya sea el vestido de flecos de Zara que lució en un desfile de Valentino en 2019, el de embarazada para los desfiles de París en 2020 o los zuecos de Hermès con los que le vimos este año, todo lo que se pone se analiza. En unas de sus últimas apariciones públicas este noviembre, la vimos con una serie de apuestas que fueron desde un diseño de Zara con grandes lunares a una top con lentejuelas o un look XXL en tonos marrones. En todos ellos siempre hay algo que destaca. Ya sea un estampado, un brillo o una silueta, la heredera de Inditex tiene claro que la atención hay que concentrarla en uno solo elemento.

Zara y Massimo Dutti son, como ya hemos dicho, dos de las firmas con las que más solemos verla, como buena embajadora de la empresa familiar, pero tiene una debilidad por el trabajo de Pierpaolo Piccioli. El italiano no solo le diseñó los vestidos para su enlace, sino que también se ha convertido en un habitual de su armario. Sin ir más lejos, este verano le vimos con un modelo en tono chocolate para la boda de Pedro Bravo y Carlota Pérez-Pla, y con uno en tonos fucsias en el enlace de Carlos Cortina y Carla Vega-Penichet. Y si existía alguna duda sobre su admiración por esa marca, lo confirmó con el diseño vintage de Valentino con el que fue la invitada más espectacular del paso por el altar de Felipe Cortina y Amelia Millán.

placeholder  Marta Ortega y su hijo Amancio. (Gtres)
Marta Ortega y su hijo Amancio. (Gtres)

Su padre era conocido por la sencillez incluso en su manera de vestir. Por lucir una camisa y un pantalón, y tener una americana por si venían visitas. Marta, aunque sigue el camino de la discreción que en los Ortega parece una religión, tiene asumido su papel de personaje público y parece disfrutar con la moda, con un estilo diferente a lo que sería lo habitual en una líder del Ibex35. Y nos gusta. Porque la moda no es solo unos trapos, no es solo lo que 'pasa de moda'. La moda es un negocio que mueve el mundo e, incluso, para muchos es un arte, y parece que Marta sabe de economía, pero también tiene la sensibilidad artística para entender este mundo como pocos saben hacerlo.

Tendencias Amancio Ortega
El redactor recomienda