Seis razones por las que fijarse en el estilo de Hailee Steinfeld
  1. Estilo
  2. Moda
NUEVAS ESTRELLAS

Seis razones por las que fijarse en el estilo de Hailee Steinfeld

La actriz y cantante, también modelo, es una habitual en las alfombras rojas de los premios más prestigiosos del sector audiovisual tanto en Estados Unidos como en Reino Unido y suele asistir también a galas musicales con asiduidad

Foto: En la fiesta post-Oscar. (Reuters/Danny Moloshok)
En la fiesta post-Oscar. (Reuters/Danny Moloshok)

Disney+ acaba de estrenar lo último del universo Marvel, la miniserie 'Ojo de Halcón', protagonizada por Jeremy Renner y Hailee Steinfeld. Este último es el nombre de una de las abanderadas de la nueva generación de eso que se sigue llamando 'estrellas de Hollywood', un concepto que seguramente requiere someterse a una exhaustiva revisión porque muchos de los jóvenes que despuntan en el cine norteamericano también prueban fortuna en la escena independiente, en el universo de las series y hasta en otras disciplinas artísticas como es el caso de la música, género en el que sin ir más lejos se desenvuelve con soltura Hailee Steinfeld.

La actriz nacida en Tarzana, Los Ángeles, que cumplirá 25 años el próximo 11 de diciembre, tiene una enorme reputación en su país pese a su juventud porque lleva más de una década mostrando su talento para la actuación. No en vano, estuvo nominada a mejor actriz de reparto en los Oscar del 2011, con solo 15 años, por su papel como Mattie Ross en el western de los hermanos Coen 'Valor de ley', película protagonizada por Jeff Bridges.

Sin embargo, el nombre de Steinfeld no es ampliamente conocido al otro lado del charco, lo cual choca directamente con su imagen, de sobra conocida por el gran público gracias a su trabajo en películas de éxito como 'Dando la nota' o 'Begin again', donde interpreta el papel de la hija adolescente de Mark Ruffalo.

A partir de este final de 2021 estamos seguros de que el nombre de Hailee Steinfeld será tan conocido como su rostro también en países como España por su reciente incursión en el universo Marvel como la arquera Kate Bishop, discípula de Clint Barton en los cómics del famoso sello, a lo que hay que añadir su trabajo en la serie de televisión de Apple TV+ Dickinson, donde se mete en la piel de la icónica poeta Emily Dickinson en una ficción realmente original, con muchísimos detalles contemporáneos en medio de una estética y de una trama de época.

Actriz de éxito, icono de moda

Aunque su popularidad quede lejos todavía de la que viven otras actrices de su generación como Zendaya, Hailee Steinfeld se está ganando un hueco a pulso entre la nueva hornada de iconos de estilo.

Además, como integrante de la generación Z que es, Steinfeld es muy activa en redes sociales como Instagram, donde sus publicaciones, además de demostrar al mundo lo bien que se lleva con las cámaras la californiana, son toda una exhibición de estilo con independencia del contexto.

De hecho, su capacidad para dominar todos los escenarios es asombrosa, seguramente la gran virtud de su armario y el detalle más valioso de su personalidad a la hora de vestir. Pero solo es posible que una apuesta tan arriesgada como la suya por el eclecticismo sea un éxito y no caiga en el gran peligro que ello entraña, la indefinición, si se entiende la moda con descaro y sin prejuicios, con una mentalidad abierta en la que todas las opciones tienen cabida y donde, en consecuencia, no existen los límites. Hailee Steinfeld es la metamorfosis en persona, y tenemos hasta seis argumentos sólidos para probarlo.

Aires de diva

Cuando toca poner toda la carne en el asador para una alfombra roja o evento de relumbrón, Hailee Steinfeld está a la altura de las mujeres más elegantes del momento. Tiene ese halo único que solo las elegidas poseen y pese a su juventud lo ha demostrado en reiteradas ocasiones. Como muestra, un par de botones: el vestido semitransparente con brillos y corpiño palabra de honor de Francesco Scognamiglio que llevó en el estreno de la primera temporada de Dickinson o vestido negro con escote y abertura profundos adornado con plumas, encaje y lentejuelas firmado por Armani Privé que lució en la edición de este año del Festival de Venecia.

Romanticismo en estado puro

Aunque últimamente ha dado un viraje hacia la sensualidad y el gusto por los estampados, no es de extrañar que el vestuario de Dickinson le siente como anillo al dedo a Hailee Steinfeld viendo cómo exprime al máximo las virtudes de piezas de aire romántico, extremadamente elegantes. Ya avisó de que en su primera aparición en los Oscar, allá por 2011, cuando siendo una adolescente brilló cual bailarina con un vestido de Marchesa de tul rosa. Pero hay pruebas recientes de sobra: por ejemplo, el vestido midi en color rojo de Valentino con cuello peter pan que llevó en el desfile de la firma hace cuatro años o el impecable vestido lila de Vera Wang que lució en los Globos de Oro del mismo año.

placeholder Hailee Steinfeld. (EFE/Mike Nelson)
Hailee Steinfeld. (EFE/Mike Nelson)

Sensualidad rompedora

A partir de finales del 2017, Hailee Steinfeld empieza a mostrar un cambio de rumbo en su estilo, que explora en el lado más sexy de la joven actriz. De nuevo, lo hace con éxito. La primera pincelada la da en los American Music Awards de dicho año cuando luce abierto un traje negro de Mugler con hombros en pico exagerados combinados con un crop top de inspiración bondage. En los Grammy del año 2018 posa con un vestido blanco palabra de honor de Alexandre Vauthier con abertura pronunciada en la falda, uno de los detalles de estilo recurrentes en los vestidos que ha lucido desde entonces en días señalados. Sin ir más lejos, hace pocas fechas compartió una imagen en Instagram con un vestido verde sin mangas, con escote amplio y abertura en falda de David Koma combinado con unos tacones metalizados de Christian Louboutin que dan buena muestra de la Hailee Steinfeld sensual que vemos a menudo últimamente. ¡Hasta su versión de Campanilla firmada por Iris Van Herpen en la gala del MET de este año lo es!

Maestra del monocromatismo

Una de las señas de identidad del estilo ecléctico de Hailee Steinfeld es su gusto por los looks en la misma línea cromática. Lo curioso es que esto lo puede plasmar de formas opuestas: con conjuntos que combinan distintas prendas con el mismo estampado o a través del minimalismo cromático. No hace falta viajar en el tiempo para encontrar un ejemplo de esto último, ya que en el estreno de 'Ojo de Halcón' ha llevado un traje morado de David Koma con una capa de pelo de Adrienne Landau en el mismo color. Pero no tiene problema en repetir la fórmula con colores más convencionales como el negro (en otra de las premières de 'Ojo de Halcón' ha llevado una falda negra con crop top a juego de Vera Wang, por ejemplo) o el blanco, y tampoco en hacer lo propio con los más vivos de la paleta de colores. En este último caso, también se atreve con outfits bicolores

Juego con los estampados

Curiosamente, la misma persona que tiene predilección por los looks monocromáticos la tiene también por los estampados pomposos y exagerados, no aptos para la mayoría de las perchas. No es así para la de Hailee Steinfeld, capaz de salir airosa hace unos días en estreno californiano de la última temporada de Dickinson, por ejemplo, con un vestido artesanal de alta costura de Viktor&Rolf con brocados metalizados y perlas bordadas.

Sin embargo hay más, muchos más ejemplos de su querencia a los prints más llamativos, sobre todo animal y vegetales, estos últimos habitualmente muy coloridos. Y eso cuando no tira la casa por la ventana y da rienda suelta (todavía más) a su osadía, combinando estampados diferentes en el mismo look o luciendo combinaciones inverosímiles y maximalistas, tan difíciles de etiquetar como el outfit made de Richard Quinn que llevó en el reciente estreno en Londres. Parece que esta tendencia reciente en el estilo de la actriz hacia las combinaciones muy adornadas, con clara influencia artística, tiene mucho que ver el estilista Jason Rembert, con quien trabaja en esta última etapa de su carrera.

Su lado casual

Lo observamos mucho menos, pero sus seguidores en Instagram lo conocen bien porque es la ventana en la que de vez en cuando recuerda que no es más que una joven de 24 años que en su tiempo libre viste como lo hacen sus coetáneas si tienen interés en las tendencias actuales. No faltan en su armario las sneakers, las prendas utility, los joggers, la ropa oversize, las camisetas informales o el denim, entre otros. Eso sí, ella se encarga de darle el 'toque Steinfeld' a todo lo que se pone. Y si toca dejar lo urbano y viajar hacia lo casual, las botas de tacón altas son su calzado fetiche.

Festival de Venecia
El redactor recomienda