Por qué estos deberían ser los años de las mujeres en la moda
  1. Estilo
  2. Moda
MODA E HISTORIA

Por qué estos deberían ser los años de las mujeres en la moda

Reivindicamos a las grandes creadoras herederas de las que, hace cien años, revolucionaron la moda

Foto: Maria Grazia Chiuri, en una visita al palacio del Elíseo. (Reuters/Sarah Meyssonnier)
Maria Grazia Chiuri, en una visita al palacio del Elíseo. (Reuters/Sarah Meyssonnier)

Hace unas semanas en una clase sobre moda en la que solo había alumnas, el profesor preguntó por nombres de diseñadores. Nadie mencionó ninguna mujer. Ni Coco Chanel, ni Elsa Schiaparelli o Miuccia Prada, esto demostró que el concepto de diseñador se ha venido relacionando con el hombre gracias a figuras tan destacadas como Christian Dior, Cristóbal Balenciaga o Yves Saint Laurent, y eso solo por mencionar algunos de los nombres que todos conocemos. Pero ¿siempre ha sido así?

Foto: Beyoncé, vestida de Schiaparelli. (Instagram)

Lo cierto es que no. Si bien afirmamos que Charles Frederick Worth es el padre de la alta costura y el primero en firmar sus diseños, no podemos olvidar que una de las primeras ‘diseñadoras’ que encontramos en la historia es Rose Bertin, la mujer que colaboró con la reina María Antonieta para hacer de ella un icono de moda.

Si seguimos repasando la historia, debemos recordar que hace cien años las mujeres vivieron un papel protagonista que demuestra que no siempre han mandado los hombres. Finalizada la Gran Guerra, que había mermado de manera significativa la población europea y había obligado a las mujeres a tener que acudir a las fábricas para reemplazar a los soldados que habían ido al frente, el ‘sexo débil’ no quiso dar un paso atrás tras haber demostrado que estaban tan capacitadas como los hombres para ponerse al frente de cualquier ocupación. De esta manera, se dio la puntilla al corsé, que había limitado sus movimientos, y que ya venía siendo puesto en solfa por creadores como Paul Poiret o Mariano Fortuny.

Foto: Exhibición del Costume Institute de Nueva York. (EFE)

Fue entonces cuando comenzó la época que dominó Coco Chanel, una de las protagonistas de la liberación de la mujer en la moda. En los años 20 ella las animó a cortarse el pelo y subir las faldas, a vestir con pantalón o a desprenderse de la alta joyería. Pero no fue la única. Jeanne Lanvin, las hermanas Callot, Madeleine Vionnet, Ana de Pombo, Jeanne Paquin (retirada en 1920 pero sustituida al frente de su firma por su asistente Madeleine Wallis) o Elsa Schiaparelli, que ya empezaba a probar suerte en este campo y que se coronaría como la reina de los años 30 junto con nombres como Edith Head o Madame Grès, también destacaron en la época del ‘reinado’ de las mujeres en la moda.

placeholder Facilitada por la Galería Nacional de Victoria, incluye trabajos de Christian Dior y Coco Chanel. La colección también incluye diseños de 130 artistas, entre ellos Vionnet y Jeanne Lanvin. (EFE)
Facilitada por la Galería Nacional de Victoria, incluye trabajos de Christian Dior y Coco Chanel. La colección también incluye diseños de 130 artistas, entre ellos Vionnet y Jeanne Lanvin. (EFE)

Ha pasado un siglo desde aquella ‘alineación de astros’ y parece que tras cien años las mujeres vuelven a ser las reinas de la moda (o al menos lo están reclamando). Christian Dior nunca había tenido una mujer al frente hasta la llegada de Maria Grazia Chiuri; Chanel ha vuelto a manos femeninas tras casi cuarenta años gracias a Virginie Viard; Nadège Vanhee-Cybulski y Véronique Nichanian dirigen las líneas femeninas y masculinas de Hermès, respectivamente; Phoebe Philo regresa a la moda con su propio proyecto; Jil Sander triunfa de la mano de Uniqlo, y Donatella Versace ha sabido crear su propio legado en su propia casa. Miuccia Prada sigue siendo, por su parte, la gran papisa de la moda, pese a haberle hecho hueco a Raf Simons en su imperio, y Sarah Burton se ha consolidado como la heredera de la casa McQueen. Vivienne Westwood y Stella McCartney son la cara más visible de la moda comprometida, y Rei Kawakubo sigue siendo un torrente inagotable de creatividad.

placeholder Miuccia Prada en un desfile. (EFE/Epa Matteo Bazzi)
Miuccia Prada en un desfile. (EFE/Epa Matteo Bazzi)

Si esto puede parecer poco, en nuestro país Teresa Helbig cumple 25 años en la moda, y creadoras como Ana Locking, Agatha Ruiz de la Prada o Sybilla han conquistado el Premio Nacional de Diseño de Moda.

¿Qué reflejo tiene esto en la moda? Curiosamente, parece repetirse el mantra de la comodidad. Si Coco o Elsa Schiaparelli apostaron por la comodidad del punto cuando llegaron a la moda, dejando atrás etapas en las que la mujer casi no se podía mover, basta echar un vistazo a las colecciones de Chanel, Dior, Hermès o McCartney para ver reforzar esa idea. Se cuestiona el tacón alto y se apuesta por siluetas más relajadas, más cómodas y deportivas, haciendo que la mujer pise el suelo, más que elevándola a un altar. ¿Casualidad o consecuencia de tener a mujeres encabezando las casas más poderosas de la moda mundial? Se puede discutir, pero lo que no se puede negar es que si bien Worth, Balenciaga, Dior, Saint Laurent o Cardin fueron nombres clave para la moda, también lo fueron Chanel o Grès y en el futuro se hablará de Chiuri, Nichanian o Westwood. Y no, tampoco podemos olvidar a Marta Ortega, la mujer llamada a liderar el grupo de moda española más importante del mundo y toda una referencia en el sector. Las mujeres han vuelto a reconquistar la moda cien años después.

Tendencias
El redactor recomienda