Es noticia
Menú
Marcas españolas en las que invertir si buscas un buen jersey de punto
  1. Estilo
  2. Moda
COMPRAS RESPONSABLES

Marcas españolas en las que invertir si buscas un buen jersey de punto

Prendas de calidad y diseños diferentes para salir de la monotonía de la forma más gustosa

Foto: Babaà Knitwear. (Cortesía)
Babaà Knitwear. (Cortesía)

Después de años rendidos ante la moda rápida, es un hecho que lo artesano y lo creado a mano está recuperando poco a poco el valor que merece. Especialmente en el trabajo de las prendas de punto, las cuales son fieles compañeras temporada tras temporada cuando llega el frío y son las que más notan la diferencia entre una de calidad y otra que no lo es en absoluto. Esta clara distinción resulta más evidente ante el auge de firmas preocupadas por recuperar la tradición con una visión apoyada en la sostenibilidad. El punto de partida de todas ellas es la excelencia de los materiales, unido al saber hacer de quienes saben trabajarlo con minuciosidad para lograr el mejor de los resultados con diseños que también se salen de los convencionales.

Foto: Kylie Minogue, vestida de 404 Studio. (Instagram)

En nuestro país son cada vez más las marcas que han surgido para cumplir con todos estos requisitos surcando entre tendencias y clásicos para alcanzar la excelencia dando forma a jerséis, bufandas, vestidos o cárdigan de muy diversa índole. Estas son algunas de las que merece la pena conocer:

Rus

Inés Gutiérrez Monllor es ingeniera logística, pero, tras dejarlo todo y formarse en gestión de empresas de moda, decidió unir fuerzas con su hermana Patricia, quien venía de trabajar como diseñadora en la línea de punto de Bimba y Lola, para crear en Galicia una firma con vocación sostenible en la que puedas redescubrir joyas temporada tras temporada sin necesidad de acumular. Por eso su sede se encuentra a poca distancia de la empresa familiar en Portugal que elabora cuidadosamente sus tejidos gracias a los hilos de alta calidad de hilanderos italianos que son la base de texturas, formas y colores únicos. “Nos inspira la fluidez de la naturaleza, con sus combinaciones de colores y formas exquisitas, y cómo el arte, la arquitectura y el diseño capturan en imágenes esos momentos de belleza efímera”, explican en su tienda online, en la que dicen venden piezas pensadas “para las musas inconformistas de ahora”.

Babaà

“Desde los productores locales de lana y algodón españoles hasta ti”, es el eslogan de esta empresa creada por la madrileña Marta Bahillo. En Irlanda estudió moda y diseño textil, trabajó en Argentina como diseñadora para una marca y fue gracias a su pasión por el punto que decidió regresar a España para fundar Babaà en 2012. Su fábrica está en Barcelona, en la que se crea cada pieza en máquinas de tejer japonesas y luego se ensambla a mano por un equipo de profesionales que llevan toda la vida dedicados a ello, pero el algodón viene desde Sevilla y alrededores, la lana procede de ovejas del norte del país y es en La Coruña donde llevan a cabo las prácticas del teñido artesanal de la manera más sostenible.

Explican desde la marca que “con suficiente amor y cuidado, su tejido de Babaà puede durar toda la vida y tal vez incluso transmitirse de generación en generación”, y eso es debido al uso de materiales 100% naturales, lo que significa que sus hilos no se mezclan con acrílicos ni otras fibras sintéticas y se traduce en una mayor durabilidad y funcionalidad de las prendas cuyos diseños sencillos y atemporales son clave.

Vezavena

En plena pandemia nació en Toledo esta marca que decidió aprovechar los conocimientos en el mundo del punto de sus antepasados en la industria textil creando diseños para otros sellos para fundar la suya propia. Fue precisamente la finca familiar la que dio origen al nombre de la firma, ya que en ese terreno es muy frecuente encontrar la flor llamada Veza y el cereal de Avena, por lo que la unión de ambas palabras fue determinante. Desde esas instalaciones crean al 100% sus colecciones, las cuales proponen siluetas desenfadadas y versátiles a través de las cuales se unen funcionalidad y estilo porque están pensadas para ser utilizas a diario. Siempre elaboradas con fibras naturales, materias e hilaturas recicladas y sostenibles que se obtienen éticamente, ya que la sostenibilidad es una de las claves de esta firma con claro enfoque effortless.

Again Cashmere

Rosario Armada y Lucía Montojo son las reinas de la lana más delicada en Madrid. Ya tres tiendas avalan la andadura de estas emprendedoras que crean piezas de lujo con sello español para acompañarte toda una vida. Básicos atemporales con un twist que han conseguido atraer a clientes de todo el mundo en busca de sus preciadas piezas. Una de sus máximas es la durabilidad y con ello la sostenibilidad, porque la idea a la que invitan estas dos creativas mentes es a consumir, pero bien, en prendas que pasen los años y por ello proporcionan herramientas únicas en este sector para el cuidado del cashmere, proponen un lote de tres productos: un champú delicado, total repair y un cepillo específico para quitar el peeling de sus prendas. "El cuidado del cashmere es fundamental para la vida del jersey. Si queremos que sea el perfecto compañero de viaje durante años, tendremos que cuidarlo, mimarlo y guardarlo de forma correcta", declaran.

Lenvers

El origen de esta firma es francés, pero está asentada en Madrid desde que Julie, su fundadora, decidió emprender en 2015 en la capital española. Desvinculada de cualquier grupo empresarial o financiación exterior, cuentan desde la marca que los únicos intereses que defienden son los del planeta y los de sus artesanos. “No es una falta de ambición, sino el deseo de preservar nuestra libertad, permanecer fieles a nuestros valores fundacionales, mantener nuestra autenticidad y desarrollarnos a nuestro propio ritmo sin ninguna presión financiera”, explican en su página web donde se pueden adquirir todo tipo de prendas de punto cómodas y de estética minimalista y relajada. Su objetivo es servir de alternativa, diferenciarse del fast fashion y eso es lo que tratan de hacer en Lenvers –cuya denominación viene del término 'l’envers', que significa literalmente 'lo contrario'–, donde animan a leer la etiqueta de la ropa para descubrir la historia completa: dónde se fabrican, qué materiales se utilizaron y quién la hizo.

Victoria Prada

En 2019, Victoria Prada decidió combinar arte y moda en una firma homónima que tiene como eje central la artesanía. Lo plasma en ponchos, jerséis, cuellos y chalecos, de hecho, uno de estos últimos funcionó muy bien en ventas después de que lo luciera Ana Patricia Botín en una rueda de prensa. Piezas como esta, todas con clara alma viajera, se crean solo con materiales naturales ya que no utilizan sintético alguno y se pueden comprar tanto en su tienda online como en la plataforma Esfascinante, referente en el slow fashion, para la que además crea colecciones en exclusiva.

Laia Alen

Empezó con lo que Laia Alentorn llama sus 'bolsitos', unos pequeños saquitos de colores forrados de lentejuelas o plumas, pero tal fue su éxito que en muy poco tiempo se animó a crecer y ahora su línea de punto se ha hecho tan fuerte como la de complementos. Son prendas hechas en España con lanas italianas con las que pretende continuar con el legado de su abuelo, quien también se dedicaba a este sector, para así reivindicar la tradición textil en nuestro país que tanto parece haberse perdido con la fabricación en masa en lugares como Bangladesh, China o Turquía y actualizar las definiciones de vintage y opulencia.

La Casita de Wendy

Ética, artesanía, sostenibilidad, durabilidad, humildad, personas y naturaleza como hogar, oficina e inspiración. Estos son los pilares sobre los que se levanta La Casita de Wendy, un refugio para prendas coloristas, alegres, de patronaje sencillo y con un toque naíf que las hace muy especiales. Con este nombre tan evocador es de esperar que sean la música, la artesanía, los cuentos, la naturaleza, la literatura, los sueños y la magia los que sirvan de inspiración para las colecciones que nacen del imaginario de Inés Aguilar e Iván Martínez. Ellos son quienes están detrás de esta firma que vende no solo punto en su tienda online además de en multitud de puntos de venta repartido por todo el mundo.

Después de años rendidos ante la moda rápida, es un hecho que lo artesano y lo creado a mano está recuperando poco a poco el valor que merece. Especialmente en el trabajo de las prendas de punto, las cuales son fieles compañeras temporada tras temporada cuando llega el frío y son las que más notan la diferencia entre una de calidad y otra que no lo es en absoluto. Esta clara distinción resulta más evidente ante el auge de firmas preocupadas por recuperar la tradición con una visión apoyada en la sostenibilidad. El punto de partida de todas ellas es la excelencia de los materiales, unido al saber hacer de quienes saben trabajarlo con minuciosidad para lograr el mejor de los resultados con diseños que también se salen de los convencionales.

Tendencias Comercio electrónico
El redactor recomienda