Es noticia
Menú
El curioso y brillante vestido de novia de Beatrice de Prusia
  1. Estilo
  2. Moda
BODAS ESPECIALES

El curioso y brillante vestido de novia de Beatrice de Prusia

En un pequeño pueblo de la costa británica se ha celebrado una boda que ha dejado a todos los invitados ojipláticos por su originalidad

Foto: Beatrice de Prusia. (Instagram/@beatricevonpreussen)
Beatrice de Prusia. (Instagram/@beatricevonpreussen)

Los códigos de vestimenta de las novias están evolucionando a niveles sorprendentes. Uno de los casos que hemos visto recientemente es el de Beatrice de Prusia y Edmund Jenner, que se casaron en una mágica ceremonia nupcial a principios de febrero.

placeholder Los novios. (Instagram/@ beatricevonpreussen)
Los novios. (Instagram/@ beatricevonpreussen)

La nieta del príncipe Federico de Prusia llegó al altar. Y después de unos minutos está hecho: Beatrice, de sangre azul, y su novio hasta el momento, Edmund, hijo de Miles Anthony Jenner, cervecero principal y uno de los directores gerentes de Harvey's Brewery en East Sussex (Reino Unido), ahora son marido y mujer.

La entrada de la novia sorprendió a todos al inicio de la ceremonia, Beatrice decidió que solo te casas una vez en la vida (en el mejor de los casos) y debes hacerlo de una forma única. En esa reflexión caben perfectamente los detalles del vestido que llevó hace unos días. El color del vestido de novia en particular dejó fascinados a los invitados: con purpurina y violeta... El sueño de todas aquellas que quisieron emular a una princesa. La propia novia ha colgado las imágenes de este asombroso look nupcial para que lo descubra el mundo entero, porque cuando una es original, lo mejor es compartirlo, ¿o no?

placeholder Brillante Beatrice. (Instagram/@beatricevonpreussen)
Brillante Beatrice. (Instagram/@beatricevonpreussen)

Toda la boda estaba estudiada al detalle. La entrada de la pequeña capilla que se llenó de lirios evocaba uno de esos cuentos de hadas de toda la vida. Beatrice von Preussen, de 41 años, y Edmund Jenner no solo hicieron realidad el sueño de cualquier princesa, sino que también enamoraron a todos los familiares y amigos que habían convocado al evento, así como a los habitantes de la pequeña localidad inglesa en la que se casaron, Bosham. Un recóndito pueblo costero al suroeste de Londres que ese día (algo curioso en la zona) se vio acompañado de un sol intenso, una luz brillante y un cielo claro, clarísimo. A pesar de la época del año (y las lluvias que suelen azotar las tierras británicas), el tiempo era perfecto. Todo encajaba a la perfección con la personalidad de la novia, una artista, viajera, completamente enamorada de la naturaleza y los animales, que suele representar en sus obras. De ahí el toque original que respiraba la novia, como de esa cenicienta que baila entre sus animales y amigos en el cuento de Disney.

placeholder Así era el vestido de Beatrice. (Instagram/@beatricevonpreussen)
Así era el vestido de Beatrice. (Instagram/@beatricevonpreussen)

En ese marco tan único e inigualable, Beatrice de Prusia presentó su especial vestido de boda ante los invitados y curiosos. En lugar de un vestido blanco tradicional, la aristócrata optó para bajar del coche por un azul pavo real cubierto de tul brillante con aplicaciones de volantes. Su impresionante ramo de novia verde, blanco y lila era de la floristería de Melissa Rose Design y, para rematar el cuento, la novia llevó una tiara de diamantes que reflejaba la luz del vestido. ¡De qué otra manera podría ser! Esa curiosa elección permitió que, al salir de la iglesia, la novia brillara poderosa bajo el sol. Con un vestido brillante y una sonrisa que lo era aún más. La pareja nupcial selló este hermoso día con un largo y sentido beso. ¡Felicidades!

Los códigos de vestimenta de las novias están evolucionando a niveles sorprendentes. Uno de los casos que hemos visto recientemente es el de Beatrice de Prusia y Edmund Jenner, que se casaron en una mágica ceremonia nupcial a principios de febrero.

Lo sentimos, la página no está disponible.
Error 500
Inténtelo de nuevo en unos minutos
Ir a la portada