Es noticia
Menú
Los mejores vestidos y looks de impresión de los Premios BAFTA (hasta ahora)
  1. Estilo
  2. Moda
Premios BAFTA 2022

Los mejores vestidos y looks de impresión de los Premios BAFTA (hasta ahora)

Este año los Premios BAFTA no contarán con Kate y William, pero sí con otros looks de impresión. Hacemos un repaso de los mejores vestidos en anteriores ediciones

Foto: Margot Robbie, vestida de Chanel en 2020. (Reuters/Henry Nicholls)
Margot Robbie, vestida de Chanel en 2020. (Reuters/Henry Nicholls)

Todo está ya preparado en el emblemático teatro Royal Albert Hall de Londres para acoger esta misma noche la que será la 75ª edición de los Premios de Cine de la Academia Británica, también conocidos directamente como Premios BAFTA. Este año, con una notable ausencia, la de los habituales y mediáticos duques de Cambridge. Ni Kate Middleton ni el príncipe Guillermo asistirán a la gala, pero eso no significa que el glamour no vaya a desplegarse por su alfombra roja. Presentada por la actriz australiana Rebel Wilson, todo apunta a que será una entrega de premios histórica.

Con un plantel de nominados de lujo, entre los que se encuentran la cantante Lady Gaga como mejor actriz protagonista por 'La casa Gucci', Leonardo DiCaprio como mejor actor principal por 'No mires arriba' o Jessie Buckley en la categoría de actriz de reparto por 'La hija oscura', la representación española viene de la mano de Pedro Almodóvar y su filme 'Madres paralelas', que opta al BAFTA como mejor película de habla no inglesa. Una de las citas cinematográficas más esperadas y que tanto por los premiados como por su estilo sobre la 'red carpet' nos sirve de antesala de los Premios Oscar 2022, que se celebrarán el próximo 27 de marzo. Mientras aguardamos a que las superestrellas entren en escena con sus impresionantes looks, queremos recordar diez de los mejores vestidos en la historia reciente de los Premios BAFTA. Estáis invitados.

Carey Mulligan, de Vionnet en 2010

placeholder La actriz británica Carey Mulligan, en 2010. (EFE/Daniel Deme)
La actriz británica Carey Mulligan, en 2010. (EFE/Daniel Deme)

Retrocedemos once años en el tiempo y arrancamos este repaso en 2010 con el floreado vestido bicolor de Vionnet que lució la actriz británica Carey Mulligan y con el que salió triunfante galardón en la mano. Parte de la colección 'Pre-Fall' de la casa francesa de alta costura, fue nombrada como la mejor vestida y hoy su traje sigue siendo uno de los más recordados. ¿Sus señas? Escote barco, manga larga, cinturón lazo, fit ceñido, corte recto, abertura frontal y cola.

Anne Hathaway, de Burberry en 2013

placeholder Anne Hathaway en 2013. (EFE/Facundo Arrizabalaga)
Anne Hathaway en 2013. (EFE/Facundo Arrizabalaga)

Otra que ganó en su momento, en los Premios BAFTA de 2013, y se alzó con el premio a mejor actriz de reparto por su papel en 'Los Miserables' fue Anne Hathaway. Para esta ocasión tan especial, la actriz se decantó por un diseño de Burberry, una de las firmas británicas icono en todo el mundo, y ni la lluvia londinense ni el resto de invitadas consiguieron restarle protagonismo a su look. En negro y de estilo rockero por las incrustaciones de tachuelas plateadas que decoraban la parte de arriba de la pieza, los expertos coincidieron en sentenciar que la estadounidense estaba elegante y radiante.

Julianne Moore, de Tom Ford en 2015

placeholder Julianne Moore en 2015. (Reuters/ Suzanne Plunkett)
Julianne Moore en 2015. (Reuters/ Suzanne Plunkett)

El nombre de Julianne Moore es sinónimo de sofisticación y rara es la vez que la actriz no consigue ponerlo en práctica en una alfombra roja. Como rojo era el vestido de Tom Ford que llevó en la edición de 2015 celebrada en el teatro Royal Albert Hall de Londres. Minimalista, de líneas depuradas, dotado de una silueta sencilla y colmado con un sensual escote rectangular, se trataba de un vestido confeccionado a medida para la californiana en dos tejidos diferentes, en crepé y en terciopelo, pero que juntos empastaban a la perfección.

Cate Blanchett, de Alexander McQueen en 2016

placeholder Cate Blanchett, en 2016. (EFE/Facundo Arrizabalaga)
Cate Blanchett, en 2016. (EFE/Facundo Arrizabalaga)

En 2016, Cate Blanchett y su dos piezas de Alexander McQueen se convirtieron en el centro de todas las miradas. Demostrando que no solo de vestidos vive y se nutre una ceremonia de este calibre, la australiana escogió este lookazo del británico compuesto por un cuerpo joya con flores multicolores y una maxifalda negra repleta de plumas. No contenta con ello, hace algo menos de un año, en el Festival de Cine de Venecia 2020 celebrado el pasado septiembre, la actriz rescató y volvió a llevar la parte de arriba junto a un pantalón palazzo firmando un nuevo atuendo sostenible igual de exitoso que el primero.

Penélope Cruz, de Versace en 2017

placeholder Penélope Cruz, en 2017. (EFE/Andy Rain)
Penélope Cruz, en 2017. (EFE/Andy Rain)

Ahora, y como imagen de marca que ella es, es más que habitual y completamente previsible ver a Penélope Cruz vestida de Chanel, un hecho que no sucedía con tanta asiduidad en el pasado. Una buena, brillante y deslumbrante prueba de ello fue el traje de Versace que la española llevó en los BAFTA de 2017. De malla metalizada y con aires de diva de los años 80, el vestido, que dejaba uno de sus hombros al aire, le sentaba como un guante y en parte fue gracias a los drapeados que se extendían por todo el corte.

Emma Stone, de Chanel en 2017

placeholder Emma Stone en 2017. (Reuters/Toby Melville)
Emma Stone en 2017. (Reuters/Toby Melville)

Se sabe que en el conjunto, está vez sí, creado en exclusiva y a medida por Chanel para Emma Stone ese mismo año se invirtieron más de 1.100 horas de trabajo artesanal en el taller de la maison. Bordado a mano con más de 18.000 elementos: fragmentos de espejos, apliques de hojas de plata, piedras de cristal y abalorios, estaba formado por dos prendas de organza en gris ahumado, un vestido con un pronunciado escote en pico y debajo un pantalón tobillero.

Jennifer Lawrence, de Christian Dior en 2018

placeholder Jennifer Lawrence en 2018. (Reuters/Hannah McKay)
Jennifer Lawrence en 2018. (Reuters/Hannah McKay)

Haciendo de la discreción su mejor baza para triunfar en la 'red carpet', la actriz Jennifer Lawrence causó sensación con este vestido de la colección de alta costura de Christian Dior. Destacó por tres rasgos fundamentalmente: el juego cromático entre el blanco de las pequeñas mangas de gasa y el negro del resto del diseño, el cuerpo tipo corsé con escote geométrico y, como contrapunto, una falda voluminosa.

Kate Middleton, de Alexander McQueen en 2019

Los duques de Cambridge, en 2019. (Reuters/Tim Ireland Pool)

Que este año no vaya a asistir no quita para que Kate Middleton y alguno de sus looks no estén representados en este top 10. Teniendo en cuenta que es una de las citas en las que la duquesa de Cambridge suele darlo todo, para 2019 volvió a confiar, como ya lo hiciera para su vestido de novia y otras ocasiones, en Alexander McQueen. Y no defraudó. Lo cierto es que este diseño bien podría haber sido uno de sus atuendos nupciales: escote asimétrico, flores en 3D en el hombro, cuerpo plisado, cintura ajustada con un fajín y falda vaporosa con el bajo ondulado.

Margot Robbie, de Chanel en 2020

placeholder Margot Robbie, en 2020. (EFE/Neil Hall)
Margot Robbie, en 2020. (EFE/Neil Hall)

A punto de llegar al final del ranking, nos quedamos con el vestido negro de Chanel que Margot Robbie lució en 2020. Confeccionado en muselina de seda y acompañado de piezas de encaje, una especie de capa que dejaba su espalda al descubierto y un volante 'peplum' en la cintura, pertenecía a la Colección de Alta Costura de la temporada de primavera-verano.

Renée Zellweger, de Prada en 2020

placeholder Renée Zellweger, en 2020. (Reuters/Toby Melville)
Renée Zellweger, en 2020. (Reuters/Toby Melville)

Rompiendo esquemas en una gala teñida en su gran mayoría de negro, Renée Zellweger enamoró con su vestido de Prada en rosa palo. Ataviada con este impoluto diseño recto de escote corazón, la estadounidense recogió el premio a mejor actriz protagonista por su papel en 'Judy'.

Todo está ya preparado en el emblemático teatro Royal Albert Hall de Londres para acoger esta misma noche la que será la 75ª edición de los Premios de Cine de la Academia Británica, también conocidos directamente como Premios BAFTA. Este año, con una notable ausencia, la de los habituales y mediáticos duques de Cambridge. Ni Kate Middleton ni el príncipe Guillermo asistirán a la gala, pero eso no significa que el glamour no vaya a desplegarse por su alfombra roja. Presentada por la actriz australiana Rebel Wilson, todo apunta a que será una entrega de premios histórica.

Actores y actrices Tendencias
El redactor recomienda