Vivir como Versace cuesta 31 millones
  1. Estilo
  2. Ocio
vendida la mansión donde fue asesinado

Vivir como Versace cuesta 31 millones

Ni David Beckham ni Donald Trump. La mansión en la que fue asesinado Gianni Versace en 1997 ha sido adjudicada en una subasta por 41,5 millones

placeholder Foto: Fotos: Reuters/I.C.
Fotos: Reuters/I.C.

Ni David Beckham ni Donald Trump. La mansión en la que fue asesinado Gianni Versace en 1997 ha sido adjudicada en una subasta por 41,5 millones de dólares (31 millones de euros) a la familia Nakash, dueña de la marca Jordache Jeans. (Ver galería de imágenes)

El destino del lujoso palacete de Versace en Miami ha sido incierto desde que el diseñador italiana falleciera a los pies de la escalinata principal, cuando el chapero Andrew Cunanan le disparó dos tiros en la cabeza. Desde entonces, el edificio no ha encontrado la calma.

Uno de sus posteriores propietarios intentó convertirla en club social y realizó tours guiados a 50 dólares por cabeza dado el reclamo permanente de turistas, curiosos y admiradores. Pero finalmente terminó transformándola en un exclusivo hotel boutique de 2.500 dólares la noche. Después llegó a manos de Peter Loftin, quien se declaró en quiebra la pasada primavera y no le quedó otra que subastarla.

placeholder

En ese momento, el ex futbolista británico y su esposa Victoria barajaron la posibilidad de hacerse con esta casa situada en South Beach, a pie de playa, y el famoso magnate inmobiliario estuvo igualmente interesado en hacerse con la propiedad, llegando a ofrecer a Loftin medio millón de dólares menos que el precio que ha terminado alcanzado en la subasta.

Según ha hecho público Joe Nakash, nuevo dueño de la villa y portavoz del grupo JordacheEnterprises, la mansión de Versace se convertirá en un hotel de lujo y mantendrá elnombre deCasa Casuariana.

El espíritu de Medusa

La casa ha sufrido muchos cambios durante todos estos años, pero sigue manteniendo la esencia hedonista del diseñador, que se hizo con ella en 1992 por cerca de 3 millones de dólares e invirtió 33 en adaptarla a sus gustos. Tras su muerte, su hermana Donatella decidió venderla, pero antes borró el rastro de las incontables medusas –el logo de Versace- que poblaban las estancias. Solo una continúa intacta, presidiendo el impresionante jardín.

placeholder

Según el portal inmobiliario Idealista.com, la lujosa mansión, una absoluta oda a la ostentación, dispone de más de 6.000 metros cuadrados, 10 habitaciones, 11 cuartos de baño, una espectacular piscina de mosaicos con incrustaciones en oro, y está decorada a base de pisos de madera, esculturas y frescos de inspiración mitológica.

Pero la casa ha sido un capricho desde que fuera puesta en pie en 1930 por el arquitecto Alden Freeman, nieto de Rockefeller. Bautizada como Casa Casuariana en homenaje al libro de relatos del ex espía W. Somerset Maugham, la inspiración más directa fue el Alcázar de Colón, levantado en Santo Domingo por Diego Colón, el hermano del descubridor de América, en 1510.

Miami Lujo Gobierno de Donald Trump David Beckham Quiebra
El redactor recomienda