carnaval

Un baile de máscaras y otros seis planes fantásticos de carnaval

Arlequín, Pierrot, Colombina, Polichinela y ese mercader llamado Pantaleone. ¡Esto es la Comedia del Arte! La gloria imaginativa del carnaval de los carnavales

Foto: Un baile de máscaras y otros seis planes fantásticos de carnaval


Arlequín, Pierrot, Colombina, Polichinela y ese mercader llamado Pantaleone. ¡Esto es la Comedia del Arte! La gloria imaginativa del carnaval de los carnavales, el de Venecia. Empieza el espectáculo. A veces basta con una máscara, otras hay de sobra con un disfraz. El carnaval es fantasía. Personajes salidos de bambalinas, cuentos y chisteras. Objetivo: escapar al menos un día (o dos) de la realidad. Como Alicia, pasar al otro lado del espejo. ¿Te atreves?
En esta guía hay un baile de máscaras a la veneciana, una bella y una bestia con mucho chic, un bosque-bar con hadas y una tienda superfragilisticoespialidosa a lo Mary Poppins. Y más: un hotel con forma de caracol, conciertos bajo tierra, un libro con historias sobrenaturales sacadas de la chistera de un conde y una metamorfosis que no es la de Kafka. A todo tendrás que echarle mucha imaginación.

1. Venecia está en la madrileña calle de Alcalá.
Cierra los ojos (o ábrelos). Madrid es Venecia, y la calle de Alcalá, el Canal. Este es un baile de máscaras con todas las de la ley (del carnaval). El año pasado se llamó “La vida es +cara”, y este, “Un carnaval de miedo”. Un cartel de la artista Ouka Leele invita a entrar con glamour dieciochesco y gótico en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El anfitrión, el autor de la premiadísima “Las brujas de Zugarramurdi”, Álex de la Iglesia, en su papel de pregonero. Suena a Halloween. 
Una noche, la de este sábado, 1 de marzo, con djs y orquestas en el Salón de Baile, la Sala de Columnas y La Pecera. En el “círculo” que frecuentó Valle Inclán; ya se sabe, el autor de “Martes de Carnaval”. Al más puro estilo veneciano. ¿Fiesta privada? Ni hablar. El baile, que se celebra desde 1881 (desde 1927 en la actual sede de la calle de Alcalá, 42), es para todos los públicos (entrada: 45 euros). Y si no estás o no puedes pasarte por Madrid, busca una fiesta a tu medida cerca de ti: máscaras, plumas, samba y lentejuelas, o la más ancestral tradición.  

2­­­. ¿Quién es la bella y quién la bestia?
La nueva versión del clásico cuento de hadas que hizo archifamoso Disney, La bella y la bestia, saltando por encima del ínclito Jean Cocteau, promete magia y mucho chic. Para empezar, “la bella” es la nueva sex symbol del cine francés (y no solo francés), Léa Seydoux, que ya se dejó ver en La vida de Adèle y se dejará en la última de Wes Anderson, The Grand Hotel Budapest.  Esta amante de los libros antiguos a quien el propio Christian Louboutin regaló sus primeros zapatos de tacón, en plan Cenicienta, caerá en las garras de ese enfant terrible que es Vincent Cassell (para despistados, el ex de Monica Belucci), convertido en “la bestia” por obra del director Christophe Gans. Atención, porque aparece Eduardo Noriega como Gastón. Pero que nadie espere ver ni oír a teteras y candelabros cantar y bailar. Esta es otra historia. En los cines, el 14 de marzo.

3. Un bar con hadas y una tienda extraordinaria en medio de las Ramblas. 
No es un espejismo ni un sueño, ni siquiera la resaca del día después de leer los siete tomos de las Crónicas de Narnia, de C.S.Lewis. Este café bar, El Bosque de las Hadas, es una parada obligatoria para los locos, y no tanto, del fantasy. Árboles extraños, gnomos, una habitación de los prodigios con un espejo que no es un espejo, y por supuesto, hadas (de cera). En su carta no podían faltar “mágicos” tentempiés. 
A un paso, la tienda El Pasaje del Tiempo rinde culto al origami, tiene taburetes-cabra y está cubierta por un techo de hojas de metal. Es otro mundo, con ranas que nunca serán princesas y demás virguerías de papel. Puro Tim Burton. Puedes comer, beber y comprar “extraordinariamente”. Forma parte del guión imaginario del Museo de Cera de Barcelona (Pasaje de la Banca, 7). En las Ramblas, no lejos del mar.

4. Conciertos en la cripta de un palacio de cuento (de Borges). 
Es la oportunidad para escuchar música en el subsuelo de Madrid, entre los meandros del suburbano (el Metro), más cerca de infierno que del cielo. Tendrás que esperar al próximo “jueves subterráneo”. Toca el 6 de marzo Walden Dos, que ha robado el nombre a la novela de ciencia ficción de Skinner (1948), con su sonido “en construcción”. El 13 de marzo, los “cinematográficos” 24frames, y el 20 de marzo, los inclasificables Tibvron. Todos a las diez de la noche. Y con precio low cost: 5 euros (entrada+cerveza). Lo organiza la librería La Central de Callao  en El Garito, la cripta de este palacio que es casi un cuento de Borges (por laberíntico), en el castizo Postigo de San Martin. Un espacio abovedado que, además, fue almacén de tabaco de la Cuba independiente. Ojo, porque por estos pagos se ven caras conocidas: un escritor, un actor, un cantante…

5. El caracol con la casa a cuestas es un hotel.
Parece el hogar de los siete enanitos. Una vivienda de cuento para entregarse definitivamente a los placeres de la vida slow. Estos caracoles no llevan la casa a cuestas sino que ellos son las casas, o mejor, los bungalós. Forman el complejo hotelero rural Los Caracoles (www.hotelloscaracoles.com), enclavado en la Sierra de Tejeda y Almijara, en la carretera que va del encantador y blanquísimo pueblo de Frigiliana a su vecino Torrox (Málaga). Es la Costa del Sol que no es Marbella. La oriental, en árabe Axarquía. Para nostálgicos, a 11 kilómetros está Nerja, la patria de Chanquete y “Verano azul”. El hotel, que es también restaurante (cocina andalusí-mediterránea), tiene ofertas especiales. Precio habitual: habitación doble desde 65 euros, suite desde 85 euros. 

6. El libro de las lecturas sobrenaturales de Jacobo Siruela.
Se llama “Antología universal del relato fantástico” y la ha publicado Atalanta (www.atalantaweb.com), la editorial que dirige el discreto conde con pericia de chef junto a su mujer, la periodista Inka Martí. Otra delicatesen cocinada en el fuego lento de Mas Pou, su masía en el Ampurdán. ¿Los ingredientes? 55 relatos rescatados de los siglos XIX y XX, de una nómina larguísima de autores, entre los que están Hoffmann, Balzac, Poe y Cortázar. Pero sobre todo, los comandantes Lovecraft, Kafka y Borges. El hijo de la duquesa de Alba, padre de Jacobo y Brianda Fitz-James, a quienes está dedicado el libro, es también el autor del suculento y sesudo prólogo. En la cubierta y en las guardas, cómo no, dibujos del “fantástico” Odilon Redon (simbolista francés). Es un “cuentacuentos” fuera de lo común. En palabras de Jacobo Siruela, “mi biobibliografía como lector y editor”. O también de su boca, “una caja llena de golosinas”.

7. Las visiones fantásticas de 4 magos del cine de animación en una exposición
Tal vez nunca hayas oído hablar de ellos, pero el ruso Starewitch, el checo Švankmajer y los hermanos Quay, americanos, son cuatro portentos del cine de animación. Ellos han obrado el milagro: juntar a Kafka, Alicia, Freud, Dalí, los Hermanos Grimm y Buñuel, y añadir una colección de insectos. La fórmula mágica se llama “Metamorfosis”. Una exposición que puede verse del 26 de marzo al 7 de septiembre en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Habrá sets, marionetas, dibujos y objetos que rendirán culto a los sueños y la fantasía. Bienvenidos al fairytale, los cuentos de terror y los gabinetes de curiosidades. Casi un viaje al país de las maravillas.

 

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios