Logo El Confidencial
VIAJES ALTERNATIVOS

¿Quieres unas vacaciones frikis? Prueba estos cinco hoteles con fantasma

Son 'el último grito': establecimientos que proponen a sus visitantes ser molestados por inquilinos transparentes, que arrastran cadenas con bolas y tienen otras extrañas costumbres.

Foto: ¿Quieres unas vacaciones frikis? Prueba estos cinco hoteles con fantasma

Al fantasma de Canterbury le han salido unos cuantos avispados primos que han sabido sacarle rentabilidad turística a eso de errar como un espíritu en pena. Te damos los datos de los cinco hoteles con experiencias más espeluznantes, por si quieres unas vacaciones de miedo.

EL HOTEL QUE ATERRORIZÓ A STEPHEN KING

Stanley Hotel, Colorado (EE.UU.)

Cuenta la leyenda que el mago del terror pasó unos días en este lujoso establecimiento de arquitectura georgiana que data de 1909. Solo llegar, dejó la maletas sobre la cama y fue a tomar algo con su familia. Cuando volvió, se encontró todas sus pertenencias perfectamente ordenadas en los armarios sin la intervención de ninguna camarera (al menos, de esta dimensión). También se topó con los espíritus de un par de niños jugando a la pelota, que tienen por costumbre llevar a cabo sus travesuras en la habitación 418. Todo ello le inspiró a escribir El resplandor, que catapultó el regio enclave como uno de los preferidos por los amantes del más allá. Actualmente, cuentan que el piano emite sonidos sin que nadie lo toque, que se escuchan alaridos en el sótano y que hay un espíritu un poco cleptómano que roba objetos de valor.   

UN ESPECTRO ELEGANTE PERO RUIDOSO

Ballygally Castle, County Antrim (Irlanda del Norte)

En este típico castillo irlandés habitan varios espíritus, pero el fantasma residente es el de Lady Isobel Shaw, que de vez en cuando aporrea las puertas, pero aquellos a los que se le ha aparecido aseguran que es una señora muy bella, que viste preciosos vestidos (un poco anticuados para los tiempos que corren) y que se pasea grácilmente por el lugar. Solo tiene ese pequeño desliz con las puertas. Y repasando su historia, no es de extrañar. Los Shaw tenían serios problemas conyugales y como en el siglo XVII el tema de la violencia doméstica no se contemplaba, el marido de Lady Isobel le quitó a su hijo y la encerró sin comida en una habitación. La desdichada aristócrata acabó tirándose por la ventana y su espíritu patalea por este hotel que está a unos 26 km de Belfast. 

LA FIESTA DE LOS ESPÍRITUS

Hotel Bolívar, Lima (Perú)

Se inauguró en diciembre de 1924 con una lujosa decoración para convertirse en la residencia de los mandatarios que visitaran la capital peruana. Pero también atrajo a otro tipo de visitantes con otro tipo de poderes. Cuenta la leyenda que en las plantas 5ª y 6ª ha pasado de todo: aparatos eléctricos que se encienden y se apagan, grifos que se abren repentinamente, armarios que se cierran con llave y aparecen con sus puertas de par en par… Uno de los encargados le pidió el nombre a un empleado y cuando lo comprobó, descubrió que había muerto hacía 40 años. Con tanto trajín, los propietarios decidieron cerrar la malditas plantas en los años 70. Pero años después las abrieron para un equipo de Televisión Española capitaneado por Juan José Revenga. Y cuentan que los espíritus les dieron la nochecita: cambios de temperatura, brújulas que no funcionaban, trípodes que campaban a sus anchas, aliento de fantasmas en la nuca. Un festín, vamos. Recientemente, Iker Jiménez también curioseó la actividad paranormal del lugar. 

LOS FANTASMAS DEL ORO

National Hotel, Jackson, California (EE.UU.)

En 1849 se inauguró este establecimiento que albergaba a viajeros de todo el territorio que llegaban enfebrecidos con la posibilidad de llenar sus alforjas de oro. En 1862 hubo un gran incendio que lo destruyó por completo y parece que algún espíritu a la parrilla se quedó con ganas de fiesta. Posteriormente se reconstruyó y después se ha reformado en diferentes ocasiones. En la actualidad tiene una cuidadísima decoración con auténticos muebles victorianos. Y, claro, lo han dejado tan bonito que los fantasmas no han querido largarse. Habitan en las habitaciones 207 y 311, donde parece que se produjo algún tétrico asesinato. Y, bueno, hacen lo típico de los fantasmas: jueguecitos de luces, portazos, lamentos… 

APARICIONES PATRIAS

Hotel Meliá, Zaragoza (España)

El 12 de julio de 1979 un terrible incendio destruyó este hotel, acabó con la vida de 78 personas y dejó una larga lista de heridos. Nunca se llegó a saber a ciencia cierta qué ocurrió, pero todo parece indicar que fue un atentado, ya que en esos momentos la familia de Franco se alojaba en aquel lugar. En la actualidad, es un lujoso establecimiento con salas de reuniones y 245 habitaciones y suites. Y en una de ellas, además de los lujos habituales, se puede encontrar algo más: una presencia un tanto molesta. La primera en poner el acento en la cuestión fue una azafata que se alojó por cuestiones de trabajo y que salió corriendo de la habitación. Notó que alguien se inclinaba sobre ella mientras dormía. Y su declaración fue el pistoletazo de salida para que muchos que habían callado explicaran sus experiencias. Desde un calor sofocante que se convertía en frío hasta ruidos inexplicables, pasando por un pestilente olor casi insoportable que desaparecía de golpe. 

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios