Cinco destinos en los que todavía puedes pasar frío
  1. Estilo
  2. Ocio
ESCAPADAS

Cinco destinos en los que todavía puedes pasar frío

La primavera se te ha echado encima y no te ha dado ni tiempo a disfrutar de la nieve. No te preocupes, hay lugares en el planeta donde tiritar a gusto. Y con vistas espectaculares.

Foto:

Cae un copo de nieve que apenas cuaja y nos emocionamos. Llueve más de la cuenta y despotricamos porque nuestra urbe no está preparada para emergencias. Y cuando vamos a esquiar, hacemos fotos sin parar y las colgamos en todas las redes sociales como si nos hubiéramos retratado en un cráter lunar. Reconozcámoslo, nuestro invierno no es crudo. Si buscas experiencias que te hielen la sangre y enardezcan tu espíritu, he aquí unas cuantas opciones.

LAPONIA:A LA CAZA DE LA AURORA BOREAL

Seguramente, es uno de los atractivos naturales más llamativos de esta región repartida entre Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia. Laponia sabe tentar al cazador de inviernos con todo tipo de actividades pasadas por hielo: excursión en trineo con perros huskies, paseo en moto de nieve por lagos helados, cruceros con barcos rompehielos por el Báltico o safaris con renos. Los precios varían dependiendo del lugar. Fuera de las fechas navideñas, viajar a Rovaniemi (el país de Papá Noël), en Finlandia, puede salir por poco más de 700 €, mientras que un viaje de una semana por la parte noruega casi alcanza los 3.000 €.

ALASKA: ENTRE ESQUIMALES

Alaska es el estado más grande de Estados Unidos y es también el más gélido. Si realmente quieres conquistar el corazón del invierno, deberás dirigirte a Extremo Norte, donde todavía habitan los esquimales inupiat. Y para llegar hasta allá deberás coger un jet o un pequeño avión desde Fairbanks o Anchorage. Estas dos ciudades están comunicadas por Alaska Winter Snow Train, conocido como 'el tren de las auroras boreales'. Más habitada y no tan agreste es la región central del sur, donde se concentra casi toda la población con lagos y montañas impresionantes que se pueden visitar por carretera. En el Sudoeste, es imprescindible la visita al Parque Nacional Katmai, con un paisaje volcánico único. A partir de 1.500 € se encuentran paquetes interesantes.

ISLANDIA:BELLEZA NATURAL

Es un destino ideal para aventureros y esquiadores. Estos últimos encontrarán espléndidas pistas, sobre todo para practicar esquí nórdico, muy cerca de Reikiavik, la capital. El contraste de la nieve con el paisaje volcánico es uno de los atractivos de esta época. Y con un poco de suerte, aún verás una aurora boreal. Los aventureros disfrutarán con las excursiones a los glaciales en moto de nieve o la pesca en hielo. Es un destino ideal para amantes de la naturaleza, que podrán disfrutar con su belleza y sus incomparables parques naturales. Se pueden encontrar viajes a la capital por poco más de 600 €, pero un circuito por el país supone un mínimo de 1.255 €.

SIBERIA:DESTIERRO VOLUNTARIO

El lugar preferido por Stalin para enviar a los que no eran santo de su devociónes uno de los más fríos del mundo, donde el termómetro no se mueve de los 40º bajo cero. El lago Baikal, donde todavía se encuentran chamanes, es una visita imprescindible. En esta época, se puede cruzar en camión, porque las aguas están heladas. También vale la pena trasladarse al kremlin de Tobolsk, una antigua ciudad amurallada fundada por los exploradores del siglo XVI, que fue la capital histórica de la región. Al lado se encuentra la cárcel en la que vivió Dostoievski. Y los viajeros que busquen una ciudad con todas las comodidades modernas, podrán pasar una agradable estancia en Krasnoyarsk. Una buena y romántica forma de conocer esta zona es con un viaje de 14 días en el famoso transiberiano, que cuesta entre 600 y 3.000 €.

LA ANTÁRTIDA: EL LUGAR MÁS FRÍO DEL MUNDO

Es el sueño de los viajeros más irredentos, porque sigue siendo una de las áreas más salvajes del planeta, con glaciares, bases de investigación científica que aspiran a encontrar nuevas formas de vida y pingüinos únicos en el mundo. Pese a que carece de atractivos turísticos, es la meca de todo aquel que quiere conocer hasta el último rincón de nuestro planeta. La única forma de llegar es en barco desde Ushuaia (Argentina) o en avión desde Punta Arenas en Chile. Eso sí, este trayecto no es barato y ronda los 5.000 €.

Suecia Noruega Naturaleza Viajes
El redactor recomienda