Logo El Confidencial
santuarios del relax

Cuatro balnearios de lujo que merece la pena conocer

La crisis ha hecho que los lugares mas suntuosos bajen sus precios y uno pueda convertirse en parte de la leyenda en aguas sanadoras

Foto: Cuatro balnearios de lujo que merece la pena conocer

En estos santuarios del relax se conjugan lujo y salud. De las Thermas de Carratraca Villa Padierna, el lugar en el que tomaron los baños reyes y escritores como Lord Byron, o las aguas del suntuoso Hyatt Regency en La Manga Club, donde Matt Damon suele relajarse, pasando por el recién estrenado Healthouse Las Dunas, y terminando en un clásico, como el legendario Agua Santa de Lugo cargado de historia.  

Las Thermas Romanas de Carratraca (Málaga)

Uno de los balnearios más emblemáticos de España y cargado de historia, y no pocas leyendas, es el de Carratraca. Un santuario que mantiene intacto su gran tesoro: unas aguas sulfurosas, cálcicas y magnésicas, que fluyen a borbotones a 18 grados y regalan salud, vida y relajación. Su director Javier Vázquez explica a Vanitatis que desde hace siete años Villa Padierna Thermas de Carratraca fue adquirido por Ricardo Arranz, dueño del hotel Villa Padierna de Marbella, “y es por eso que recoge una similitud en su decoración”.

Hay pocos lugares que posean tanto embrujo y de una fama que traspasó fronteras: Lord Byron, Alejandro Dumas y Vicente Aleixandre, entre otros, eligieron este balneario para tomar los baños en la Sierra de las Aguas. Carratraca se construyó al amparo de sus aguas milagrosas, conocidas incluso en época de los romanos y los árabes. Es por eso que el empresario Ricardo Arranz se ha propuesto repetir la historia: hacer del manantial el motor económico de una localidad que llega a 800 vecinos.

Tras varios años el antiguo Hostal del Príncipe se ha transformado en un coqueto hotel de cinco estrellas. Y, como en sus inicios, se mantiene unido al balneario por el mismo túnel subterráneo que, en numerosas ocasiones, recorrió Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia. Pero, como recuerda Alicia Villapadierna, hija de los duques de Villa Padierna y esposa de Ricardo Arranz, las leyendas en torno a las terapéuticas aguas de Carratraca siempre han existido.

De época más reciente es la historia que tiene como protagonistas a los reyes de Noruega, cuya visita a este pueblo pintoresco provocó el titular "Al balneario de Carratraca le deberá su continuidad la dinastía de Noruega". Lo mismo que el presidente del Congo, que salió tan contento de sus aguas que antes de marcharse regaló dinero a los vecinos del pueblo. Más allá de historias y leyendas, lo cierto es que la cuidada composición de las aguas de Carratraca permite su uso para fines curativos y reparadores. Y pueden ser incluso utilizadas como bebida.

Healthouse Las Dunas, en Estepona (Málaga)

Los responsables de Healthouse han querido edificar su nuevo imperio a través de la salud del cuerpo y la mente. Para ello han potenciado a través del agua técnicas relajantes que conforman su carta de bienvenida. Al llegar a Healthouse Las Dunas, uno de sus responsables pregunta al cliente qué tipo de champú quiere, qué crema para la cara o qué suavizante usa en una extensa carta de cosméticos.

Un diseño vanguardista con 55 suites de lujo decoradas suntuosamente le da un toque exquisito convirtiendo esta experiencia única en uno de los mejores destinos de Europa. Este nuevo concepto de la firma de Félix Revuelta, de Naturhouse, empieza a atraer a los clientes que ya utilizan esas técnicas de una manera ambulatoria. Para ello ha creado una serie de programas específicos y personalizados adaptado a sus necesidades y basados en reducción de peso, antiestrés y antiaging, que se llevan a cabo en este centro dietético con inspiración mediterránea. 

300 metros cuadrados repartidos entre jacuzzi, saunas, baños de vapor, ducha de hielo y tratamientos de relajación y belleza para mimar los sentidos del cliente y promover la sensación general de bienestar. Los tratamientos de spa de lujo van más allá del masaje de aceite de 30 minutos. Estos tratamientos son de un carácter terapéutico, utilizando ingredientes naturales, influenciados por la cultura de las técnicas de masaje corporal y las prácticas modernas de embellecimiento.

Sus responsables explican a Vanitatis que “estas técnicas de balneario moderno unidas a la creación de un nuevo concepto gastronómico basado en aunar cocina de élite y creativa con una alimentación nutritiva y dietética, pensada para cada uno de los programas que se podrán seguir en Healthouse, es nuestro cometido”. Desde su apertura hace apenas un año, este lugar en Estepona se ha convertido en un reclamo de paz. 

Hotel Balneario Augas Santas, en Pantón (Lugo)

Es uno de los balnearios más antiguos de España. El Hotel Balneario Augas Santas fue construido en las proximidades del que fue fundado a mediados del siglo XIX en Ferreiras. Poco tiempo después ya gozaba de un amplio prestigio que se extendía más allá de las fronteras de Galicia. Durante mucho tiempo, las virtudes curativas de sus aguas sulfuradas atrajeron a visitantes llegados de distintos puntos de España, Portugal y Francia. El lugar figuró por méritos propios entre los más célebres balnearios gallegos. Las aguas con las que cuenta son sulfuradas bicarbonatadas sódicas, fluoradas indicadas en procesos reumatológicos, dermatológicos, respiratorios y que emanan a 16 ºC y a 24,5 ºC. 

La decadencia que experimentaron aquellos antiguos establecimientos en el siglo XX no perdonó al de Pantón, que dejó de funcionar a mediados de los años cincuenta, aunque el antiguo estanque sí siguió siendo muy visitado por los vecinos de la zona. Ahora las ruinas del viejo balneario se conservan junto a las modernas instalaciones como testimonio de una tradición que hoy se pretende recuperar y potenciar utilizando recursos propios del siglo XXI. En este balneario su tratamiento estrella es el masaje celta.

Los antepasados de estas tierras se ungían con aceites y utilizaban las piedras para curar el alma y aliviar el cuerpo. Esta practica deriva de las costumbres ancestrales, y el masaje consiste en la aplicación de un aceite especial con piedras calientes que ayudan a relajar, provocando una sensación sedante y disminuyendo el estrés. Otro de sus técnicas estrellas es el 'especial castaña', un tratamiento con peeling corporal con envoltura de castaña e hidratación corporal.

Hyatt Regency Spa La Manga Club, en Cartagena (Murcia)

Sobre una colina muy cerca del Hyatt Regency se encuentra el Spa La Manga Club, una elegante instalación donde la luz del sol, el espacio y la armonía se mezclan de forma exquisita con el refinamiento de sus tratamientos. Algunos como Victoria Beckham, Salma Hayek o Matt Damon no han querido perderse su tratamiento estrella Quirogolf, un masaje espectacular con pelotas de golf con el que se toca el cielo. Las instalaciones de primera categoría incluyen jacuzzis, saunas, salas de vapor, duchas terapéuticas y un área de relajación, como también un gran gimnasio, una sala de fitness y una piscina cubierta de 25 metros. Un total de 13 salas y suites de lujo ofrecen una gran variedad de tratamientos de relajación. 

En los más de 11 años de vida que cumple el Spa La Manga Club, se han realizado más de 20.000 tratamientos de belleza en sus 13 salas de tratamientos. Algunos tan curiosos como el de polvo de diamante, que se realizan bajo una burbuja de oxígeno para potenciar las propiedades de los cosméticos, o tratamientos tailandeses con expertos nativos de Asia que se han formado en escuelas budistas de Bangkok, como la digitopuntura, el masaje tradicional tailandés o el masaje de padres a hijos, que refuerza los vínculos afectivos. Otra de sus peculiaridades es que tiene un spa preparado para niñas que quieran celebrar su cumpleaños de una forma diferente. Y quizás el mas solicitado de todas sus ofertas es el tratamiento con aceite de romero que se recoge en la Sierra de la Tramuntana únicamente durante las noches de luna llena. 

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios