Logo El Confidencial
PLACERES URBANITAS

Cinco hoteles de lujo en medio de la gran ciudad y con piscina

Esta locura urbana nos volverá cuerdos, esperándonos como nos espera con piscina entre rascacielos y con vistas a lo más tentador de sus encantos. Sibaritas como somos, nos tiramos de cabeza

Foto: El hotel Gran Meliá de Roma
El hotel Gran Meliá de Roma

Amamos las ciudades, su locura urbana, su furor epicúreo de café y museo, lo enmarañado de sus calles, su vocación de tela de araña, su fiebre asfáltica de pitillo y rock, y hasta su mundanal ruido. Todo esto nos hace olvidar el CO2. Hoy las rendimos homenaje desde estos hoteles de lujo en grandes capitales que, además, tienen piscina. Ellas serán nuestros oasis cuando nos crezcan los desiertos alrededor. Chicago, Panamá, Atenas, Roma y Shanghái. Son delicia de trotamundos.

Con vistas al río y al lago Michigan: The Langham, en Chicago

Un hotel de estilo británico que ya es icónico con vistas al río y al lago Michigan y cerca de todo: el Loop, proverbial barrio financiero; el Grant Park, la Magnificent Mile, para los amantes del shopping; el Millennium Park y el Navy Pier (muelle). Estarás alojado en un rascacielos diseñado por el afamado arquitecto Mies van der Rohe y consagrado al bienestar.

Empezando por su Chuan Spa y terminando, por supuesto, en su piscina. En plena wind city (la ciudad del viento), la tercera ciudad con más habitantes de Estados Unidos, tras Nueva York y Los Ángeles. Dónde: 330 North Wabash Avenue, Chicago (EEUU). Precio: desde 340 euros.

Tan cerca del Atlántico-Pacífico y el canal: Waldorf Astoria Panamá

A la emoción de estar en una lengua de tierra que separa el Atlántico del Pacífico y abierta en canal, sumarás los placeres que te brinda este hotel rendido al “lujo atemporal” que presume de spa, gimnasio y piscina al aire libre, y que se alza en el corazón modernísimo de la ciudad.

Puedes elegir entre varios restaurantes sin salir de aquí. Saliendo, tienes el canal a 21 kilómetros, el Panamá viejo a 6 y el Museo de la Biodiversidad de Frank Gehry a 8,5. Dónde: Uruguay Street (Panamá). Precio: desde 90 euros.

En la finca de la madre de Nerón: Gran Meliá Roma

Al cruzar el umbral de este resort nos colamos en la historia de Roma, como suena, porque se encuentra rodeado por los paisajes de la villa de Agripina, la insigne morada de la madre de Nerón. Así que este Meliá no podía ser sino clásico y neoclásico, y cuajado de leyenda, aunque coquetea, y mucho, con la vanguardia. Está a orillas del Tíber, en el corazón cultural de la alborotada Roma, en el barrio de Gianicolo (Janículo en español), rozando el evocador Trastevere, y junto al castillo de Sant’Angelo, el Panteón y el Campo de' Fiori.

Aquí también te esperan sus jardines, piscinas y el spa My Blend by Clarins, además de su alta gastronomía y su biblioteca de libros antiguos. Te rodearán los jardines Orti Domiziani, que toma su nombre de Domitia, la tía de Nerón. Dónde: Via del Gianicolo, 3 (Roma). Precio: desde 300 euros.

A las orillas del río Huangpu: Mandarin Oriental Pudong en Shanghái

Es puro Shanghái, en la ribera del Huangpu y en el centro mismo del distrito financiero de Pudong con todo el boato de sus cinco estrellas. Por supuesto, un rascacielos entre los rascacielos de Lujiazui.

Diseño contemporáneo, exquisitos restaurantes para elegir (de la parrilla francesa del chef Richard Ekkebus a la nativa de Jiang Nan), sofisticación a raudales, alta tecnología, piscina cubierta de 25 metros con solárium y spa llamándote a gritos. Y todo, a diez minutos del corazón histórico del Shanghái de Wong Kar-wai. Para vivir la emoción de In the mood for love. Dónde: 111 Pudong Road (S). Pudong (Shanghái, China). Precio: desde 280 euros.

A los pies de la Acrópolis y el Licabeto: Melia Athens

Tanta vicisitud económica nos está haciendo olvidar la impagable mitología que en estas tierras se hace realidad. Con los ojos puestos en el Partenón es más fácil creer en Atenea y familia. Es lo que nos brinda el Meliá de la ciudad de Atenas: paisaje urbano del que te encoje el corazón. De hecho, su piscina exterior está en la azotea con vistas espectaculares a la Acrópolis y la colina del Licabeto. Además, ofrece gimnasio, baño turco, sauna y sala de masajes, a un tiro de piedra (centenaria) del Museo Arqueológica Nacional, y a un poquito más, pero no mucho, del mercado al aire libre de Monastiraki, la Plaka o el propio Partenón (dos kilómetros). Dónde: Chalkokondili, 14. Atenas (Grecia). Precio: desde 93 euros.

 

 

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios