Logo El Confidencial

Octubre en Madrid: siete planes irresistibles para un fin de semana otoñal

En la capital cabe todo: exposiciones con (mucho) arte o restaurantes que parecen sacados del mismísmo Soho neoyorquino. Toma nota y exprime la segunda quincena de este mes

Foto: Así es el interior de Asador Limbo, el penúltimo restaurante de moda en la capital. (Cortesía)
Así es el interior de Asador Limbo, el penúltimo restaurante de moda en la capital. (Cortesía)

Madrid siempre apetece. En primavera, en verano... pero especialmente en otoño. Ha llegado el tiempo de cambiar azoteas y terrazas por locales donde disfrutar del ocio a cubierto. Hay planes para todos. Los amantes del dibujo y la ilustración pueden hacer un alto en el camino y dejarse caer por la exposición ‘Disney. El arte de contar historias’. La muestra -se puede visitar en CaixaForum Madrid hasta el próximo 4 de noviembre- es todo un viaje por la vida de los personajes más célebres de la factoría de animación.

En Madrid cabe mucho arte. Y en las inmediaciones del paseo del Prado, aún más. Basta con dejarse caer por el Real Jardín Botánico y sorprenderse con ‘Vivarium’, una exposición que acoge algunos de los trabajos de Francisca Artigues, madre de Miquel Barceló. La muestra cuenta con 13 bordados de gran formato y una treintena de dibujos originales en acuarela del artista mallorquín. Flores, arbustos, reptiles, peces y moluscos envuelven al espectador en el universo creativo de madre e hijo. Una serie de obras elaboradas a base de 'punt mallorquí'; un bordado artesanal que no dejará indiferente a nadie.

Detalle de uno de los bordados que componen 'Vivarium', la exposición de Francisca Artigues y Miquel Barceló en el Real Jardín Botánico. (Rjb.csis.es)
Detalle de uno de los bordados que componen 'Vivarium', la exposición de Francisca Artigues y Miquel Barceló en el Real Jardín Botánico. (Rjb.csis.es)

Además de planes con arte, la capital dispone de rincones con ídem. Hoteles, cafeterías, restaurantes o tiendas donde ver y ser visto. Madrid está abierto al otoño en su recta final de octubre donde cualquier excusa resulta suficiente para exprimirlo en clave ociosa. Toma nota de estos imprescindibles.

Dormir en un palacio

En Madrid caben todos. Oriundos y foráneos. Precisamente, para quienes quieran visitar la capital, deberían probar a hospedarse en el penúltimo concepto en lujo hotelero. Lleva por nombre CoolRooms Atocha (www.coolrooms.com), una majestuosa casa palacio de 1852 reconvertida en hotel con 35 habitaciones y suites que harán las delicias de los amantes de la arquitectura tradicional capitalina.

Este establecimiento –sita en el número 34 de la calle Atocha– dispone de un pequeño jardín con piscina así como de un restaurante. El Bar de Pinchos El 34 –tras cuyos fogones se encuentra Joseba Guijarro– ofrece una carta basada en productos locales cuyos platos son el resultado de los sabores más auténticos de la cocina capitalina. Relax, confort y gastronomía. Todo en uno desde una de las localizaciones más poéticas de la ciudad: el ilustre barrio de las Letras.

Imagen de una de las habitaciones del hotel CoolRooms Atocha. (Cortesía)
Imagen de una de las habitaciones del hotel CoolRooms Atocha. (Cortesía)

Flores (y más) en un rincón exótico

El número 5 de la calle Espejo esconde la versión moderna de un gabinete de curiosidades. Se llama Fransen et Lafite (www.fransenetlafite.com). Un cuarto de maravillas regentado por el florista Patrick Fransen y el decorador y paisajista Francisco Javier Alcaín Lafite. Traspasar el umbral de este establecimiento implica adentrarse en un singular vergel en el centro de la capital. Un local donde anidan aves exóticas disecadas, objetos de decoración, las velas perfumadas de Astier de Villate o los perfumes de Lorenzo Villoresi y de Cire Trudon. Un rincón donde el exotismo despierta los cinco sentidos.

En Fransen et Lafite anidan flores y aves exóticas. (Cortesía)
En Fransen et Lafite anidan flores y aves exóticas. (Cortesía)

Donde habita el diseño

Una antigua imprenta acoge hoy la nueva flagship store de la firma de joyería y accesorios Andrés Gallardo (www.andresgallardo.com). En este establecimiento, situado en la calle Moratín número 17, abundan las vigas de madera y el ladrillo visto cuyos aires vintage dotan al espacio de personalidad y diseño.

En este espacio están todas las piezas de la firma. Desde sus singulares e icónicos bolsos con piezas de cerámica hasta llegar a sus colgantes, pasando por sus pulseras y sus objetos de decoración. Un rincón donde abunda el minimalismo y la sofisticación que tanto se asocian con la estética que destila esta marca de reconocido prestigio en el mercado internacional.

La nueva tienda de Andrés Gallardo acogió durante años una de las imprentas más antiguas de Madrid. (Cortesía)
La nueva tienda de Andrés Gallardo acogió durante años una de las imprentas más antiguas de Madrid. (Cortesía)

Otra dimensión gastro

Cultura, gastronomía y Malasaña. Estos tres ingredientes configuran el espíritu con el que ha nacido el restaurante Limbo, lo último del Grupo La Musa (www.grupolamusa.com/restaurante-limbo), situado en los bajos del flamante Bastardo Hostel. Un espacio de apariencia industrial que deviene en viaje espacial a un loft neoyorquino, cuyo interiorismo ha sido obra del Estudio Triscaideca. Un espacio divertido con diferentes ambientes cuyos llamativos colores harán las delicias de todo buen early adopter.

Limbo es también una cervecería donde no falta una barra con gradas y un escenario en altura. Un rincón pensado para disfrutar de toda la actividad cultural que propone este establecimiento. Imperdible resulta su amplísima carta de cervezas que, acompañadas de unas tablas de aperitivos fríos, harán las delicias de todos aquellos que busquen ver y ser vistos.

¿Un desayuno a lo grande? En restaurante Limbo tienen infinidad de opciones. (Cortesía)
¿Un desayuno a lo grande? En restaurante Limbo tienen infinidad de opciones. (Cortesía)

Desayunos, brunchs, aperitivos, comidas o cenas. El abanico gastronómico que ofrece este flamante local es amplio. Entre sus platos estrella se encuentran su pollo a la brasa, su hamburguesa de ternera o su bocadillo de brisket con pan de pueblo. Una cocina desarrollada por el chef Javier Brichetto que hará las delicias de todos aquellos que busquen rincones diferentes para disfrutar de Madrid en otoño.

Para amantes de la decoración

¿Una lámpara del siglo XIX? ¿Unos cojines confeccionados con telas de los años 50? Anticuarios y galeristas pondrán a la venta algunas de sus piezas de mobiliario y decoración del 24 al 28 de octubre. Una feria donde reinará desde el arte moderno hasta el coleccionismo vintage y que hará las delicias de todos aquellos que salgan a la caza de verdaderos tesoros deco. Toma nota de estas dos direcciones: II Salon du Connaisseur  (en calle Velázquez, 12) y Antique & Chic (en calle Serrano, 37).

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios