Logo El Confidencial
de madrid a san sebastián

Apúntate al ecofriendly como Gwyneth Paltrow: un restaurante y un hotel muy bio

Vamos a vivir nuestra propia luna de miel, como la actriz pero sin casarnos. Comiendo en Madrid y durmiendo en San Sebastián, acordándonos de los reyes en su Belle Époque. Esto va de bosques

Foto: Así es el hotel Arima de San Sebastián. (Cortesía)
Así es el hotel Arima de San Sebastián. (Cortesía)

La cosa se está poniendo muy eco y nosotros no vamos a ser menos. Así que hemos pensado comer (o cenar) en un restaurante en el que nos podríamos encontrar con la mismísima Gwyneth Paltrow, apóstol -recordemos- de todo lo ecológico, en plena luna de miel, acarameladísima con su recién estrenado marido. Y para rematar la faena, proclamando aún más nuestro amor por la naturaleza, viajar a la bella San Sebastián para quedarnos a dormir en un hotel que tambien presume de sostenibilidad y árboles. Te contamos en qué consisten nuestros buenos y placenteros propósitos. Empezamos por la cosas del comer.

A comer... al Bosque

El restaurante Bosque apuesta por todo lo verde. (Cortesía)
El restaurante Bosque apuesta por todo lo verde. (Cortesía)

Pero no al bosque con minúscula, a cualquiera de los que siembran nuestra geografía en los que, por supuesto, nos gustaría perdernos, sino a uno con mayúscula, que es un restaurante (www.restaurantebosque.es) que ha venido a la capital a recordarnos, si es que alguna vez se nos olvidó, lo ricas que están las setas (en guiso con orejones, salteadas con crema de patata y trufa, en risotto, en carpaccio...). Oda entonces a la cocina micológica en pleno barrio de Salamanca y con un comedor donde la luz natural entra sin miramientos.

El huerto del chef Diego Jacobo en Bosque. (Cortesía)
El huerto del chef Diego Jacobo en Bosque. (Cortesía)

No solo setas. También salen de sus fogones las carnes nacionales (vacuno de Ávila, cordero lechal y cerdo ibérico), los pescados de nuestras lonjas y todo lo verde que te quiero verde, que pasan por la manos de su chef, el colombiano Diego Jacobo, que se curtió con Santi Santamaría; ahí está como homenaje su escabeche de setas de cardo y pera. Lo llama 'cocina honesta'. O sea, de base tradicional y culto al producto. Pasión total por lo natural y guiño a Colombia (ceviche de maracuyá y postres como el merengón y el enyucado, que casi se pueden bailar).

Te gustará: el ambiente que crea el jardín vertical de su zona de barra y el aire de sus dos salones en torno a un patio interior, donde está el huerto, que es su propio Mercamadrid, surtiéndole de verduras, flores y hierbas aromáticas. Este chef es un fan de los huertos urbanos.

Precio medio: 40 euros.

Dónde: C/ Recoletos, 6. Madrid.

Un ecohotel de vanguardia para dormir de lujo

Además, cerca muy cerca de lo antiguo y lo viejo de San Sebastián, en pleno bosque de Miramón, donde la naturaleza apabullante de la ciudad donostiarra se hace tecnología, vanguardia y sueño de ciencia ficción. Pero no hemos venido al Basque Culinary Center, ese prodigio arquitectónico donde se cuece todo lo nuevo, sino a un hotel creado para ser parte del paisaje en un edificio que se abre a un entorno que respira aire puro, tal cual. 100% Paltrow. Si ya alucinamos con el establecimiento hotelero que abrió Subijana en Igueldo para dar más horizonte aún a su Aquelarre, con vistas al mar, el hotel Arima (www.arimahotel.com) hará que sublimemos aún más la tierra de Arzak, aunque esto no sea la Belle Époque.

El hotel Arima, perdido en el bosque (de Miramón). (Cortesía)
El hotel Arima, perdido en el bosque (de Miramón). (Cortesía)

No solo fachada. Más allá de su arquitectura de nuevo cuño que juega a redibujar el paisaje, están los interiores donde cunden la piedra, el hierro y la madera, arropados por tejidos suaves de tonos neutros, que hacen todo muy natural y diáfano. Las habitaciones -las más privilegiadas con vistas al bosque- cuentan con aislamiento acústico de última generación, niveles de humedad y temperatura controlados... y en ese plan. En el baño, por supuesto, toda la cosmética es orgánica. Y en el comedor, la cocina de Xavier Pellicer, que apuesta por los cultivos biodinámicos y va a la raíz, enamorado de los productos de origen ecológico y de proximidad. Toda su fe y sus razones están en su restaurante Misura (www.misurarestaurant.com/es), que es todo un espectáculo visual... y no lo decimos por su terraza asomada al bosque, sino por su sala con vistas a la cocina. Hay sitio para vegetarianos, veganos, celiacos y también para carnívoros y omnívoros. El desayuno es una (eco)delicia.

Un rinconcito del hotel Arima con grandes ventanales. (Cortesía)
Un rinconcito del hotel Arima con grandes ventanales. (Cortesía)

Te gustará: la superposición de volúmenes que da forma al hotel, cuyos cimientos se funden con la naturaleza a través de la madera que envuelve su fachada y terrazas. Más madera: sus habitaciones parecen suspendidas en el bosque. Por supuesto le avala la tecnología de última generación que lo hace 100% sostenible, caso de la geotermia y la aerotermia, el sistema de recogida de agua para limpieza, los filtros de reducción del flujo de agua o la gestión selectiva de residuos. La modernidad era esto.

Precio: desde 76 euros.

Dónde: Paseo de Miramón, 162. San Sebastián.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios