Salamanca en clave cool: 12 direcciones imperdibles para disfrutar de la ciudad
  1. Estilo
  2. Ocio

Salamanca en clave cool: 12 direcciones imperdibles para disfrutar de la ciudad

Universitaria, canalla, tradicional... En la capital del Tormes caben tantos apelativos como opciones para exprimirla. Aquí la ruta de imprescindibles que bien valen una escapada

Foto: Con vistas. Así es una de las habitaciones del Salamanca Luxury Plaza. (P. Parajuá)
Con vistas. Así es una de las habitaciones del Salamanca Luxury Plaza. (P. Parajuá)

Reza el lema de la Universidad de Salamanca: "Quod natura non dat, Salmantica non præstat" (Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta). Por fortuna para el viajero, la realidad es bien distinta: la capital del Tormes es generosa, no escatima en ni belleza y ni en sabiduría... Será que se trata de una ciudad joven, canalla. Eso sí, Salamanca no se olvida de sus tradiciones; como la del Mariquelo. Un personaje encarnado por Ángel Rufino de Haro, quien, vestido de charro y portando un tamboril, sube a la Torre de las Campanas de la catedral vieja cada 31 de octubre para conmemorar el terremoto de Lisboa de 1755. Fecha en que la estructura del monumento se vio seriamente afectada. ¿El motivo? Busca comprobar que el edificio no ha sufrido daños en los últimos 12 meses.

A pesar de su folclor, Salamanca es mucho más. ¿Buscas una escapada divertida y diferente? Aquí tienes algunas de las direcciones que convierten a la ciudad en todo un destino perfecto para los puentes y fiestas que se avecinan.

placeholder Imagen del Mariquelo encaramado a la torre de la catedral vieja de Salamanca. (P. Parajuá)
Imagen del Mariquelo encaramado a la torre de la catedral vieja de Salamanca. (P. Parajuá)

1. En el corazón de la ciudad charra, el Salamanca Luxury Plaza (Plaza Mayor, 7-9) ofrece la posibilidad de dormir en la mismísima Plaza Mayor. Un nuevo concepto de alojamiento. Sus 11 habitaciones cuentan con elementos innovadores, una arquitectura funcional y elegante donde se fusionan los muros de piedra con baños acristalados.

En la Plaza Mayor, considerado el monumento más joven del casco histórico, nos podemos topar con una tradición curiosa: si se observa a alguna persona tumbada boca arriba, no hay que preocuparse; lo más seguro es que esté tratando de ver simultáneamente los cuatro lados del monumento.

2. El mundo subterráneo tiene mucho morbo y entramos en otra dimensión al visitar el Pozo de Nieve (entrada gratuita). Es uno de los monumentos más peculiares y desconocidos de la ciudad. Construido en el siglo XVIII, formaba parte de las dependencias del convento de San Andrés. Es un espacio circular de 7 metros de profundidad por 6 de diámetro excavado en la roca, cubierto por una bóveda de pizarra. Allí se depositaban y se prensaban las capas de nieve, y para su mejor conservación después se cubría con capas de paja. La nieve se transportaba en carros desde de los neveros de la Sierra de Francia y de Béjar para convertirlo en hielo y destinarlo a uso medicinal y terapéutico. Estuvo en uso hasta el siglo XIX, que deja de funcionar con la aparición de la electricidad.

placeholder Así es el interior del Pozo de Nieve. (P. Parajuá)
Así es el interior del Pozo de Nieve. (P. Parajuá)

3. Una vuelta a la filigrana con un toque contemporáneo. Luis Méndez y sus hermanos son la tercera generación de joyeros con un trabajo totalmente artesanal. Sus diseños tienen carácter de piezas únicas sobre modelos de joyería tradicional salmantina como el botón charro. En su galería Arts&Crafts (C/ Meléndez, 8), además de punto de venta de las creaciones de esta firma (junto a piezas de autor de otros joyeros artesanos con los que colaboran, tanto españoles como extranjeros), cuenta también con sala de exposiciones.

placeholder Algunas de las creaciones de Arts and Crafts. (P. Parajuá)
Algunas de las creaciones de Arts and Crafts. (P. Parajuá)

4. Parada obligada en la ruta gastronómica salmantina es la recién inaugurada Barra del Mesón Gonzalo (Plaza del Poeta Iglesias, 10). Hostelería personalista de la mano de Gonzalo Sendín y tercera generación de restauradores, que ha apostado por trasladar la barra a la parte de arriba del Mesón Gonzalo, dándole un toque más informal. En este nuevo espacio se puede ver la elaboración de los platos que preparan en una cocina de 6 metros hecha de manera artesanal en Grenoble.

Disponen de una muy buena carta de vinos y en cuanto a la restauración mantienen sus clásicos como el carpaccio de presa, croquetas de jamón, manitas de cerdo con boniato, trufa y oporto, alcachofas confitadas... Deliciosos sabores a raudales a los que incorporan técnicas orientales. No te puedes ir sin probar sus callos, ganadores de la segunda edición del Campeonato Mundial de Callos.

placeholder Coqueto y elegante. Así es el Mesón de Gonzalo. (P. Parajuá)
Coqueto y elegante. Así es el Mesón de Gonzalo. (P. Parajuá)

5. Gente joven con ganas de comerse el mundo ha transformado lo que antes era un club de fumadores y referente de la música electrónica en el restaurante Clavel 8 (calle Clavel, 8) . Han mantenido la decoración industrial del anterior local en tres niveles incorporando mucha luz y jardines verticales. Presumen de ser el único restaurante charro que cocina a la brasa de encina.

Especializados en arroces y risottos, que ofrecen en todos los menús de mediodía, en su nueva carta incluyen matices latinos y orientales. Alta cocina con buen producto donde triunfan el tartar de atún, el pez mantequilla a la brasa con crema de patata y salsa hoisin, y postres como las compotas de fruta... para mezclar con espumas de queso y maíz. Ofrecen menú para grupos, salones privados, cenas de empresa y menús de Navidad.

placeholder Clavel 8, un local con reminiscencias propias de un loft neoyorquino. (P. Parajuá)
Clavel 8, un local con reminiscencias propias de un loft neoyorquino. (P. Parajuá)

6. Francisco Gil junto al chef italiano Marcello Salaris inician una nueva andadura con Martinica (Pasaje de Azafranal, 18), un local donde reina la decoración colonial e isleña. Aportan una cocina fusión con productos de la zona y técnicas culinarias asiáticas, japonesas, italianas, que dan lugar a sabores diferentes y equilibrados. Además, introducen cócteles frescos y suaves y con poco alcohol en comidas y cenas. Cambian la carta tres veces al año manteniendo alguno de los platos y renovando otros.

Una propuesta gastronómica apetecible, donde el servicio, muy amable, detalla los ingredientes de cada plato, como el rusa thai de mejillones con mahonesa de shiracha y salsa de anguila, taco de vitello tonnato fusión japo 3.0 o la lengua de ternera guisada con cremoso de patata, regaliz y yema de huevo, alguno de los más recomendables.

placeholder Martinica, el lugar que mezcla técnicas culinarias de uno y otro confín. (P. Parajuá)
Martinica, el lugar que mezcla técnicas culinarias de uno y otro confín. (P. Parajuá)

7. Ubicada en el antiguo local de la joyería Manacor, la librería La Latina (calle Brocense, 2) ha conservado prácticamente intacto el taller de la platería, estanterías, altillos de madera tallada, cabezas de maniquíes y las mesas selladas con celo para evitar que las trabajadoras se engancharan las medias.

Enclavada en la literaria calle Brocense, –el gramático del siglo XVI, catedrático de la Universidad de Salamanca– investigan los mejores títulos, cuidan el fondo con una gran oferta de temas de la ciudad y de autores salmantinos de ahora y de siempre, junto con una importante sección de mujeres y para mujeres y de libros infantiles. Completa sus propuestas con talleres y actividades para jóvenes y niños que organizan en colaboración con la Fundación Ciudad de Saberes.

placeholder La Latina, una librería de alma salmantina con autores de ahora y siempre. (P. Parajuá)
La Latina, una librería de alma salmantina con autores de ahora y siempre. (P. Parajuá)

8. 'Seducidos por la realidad' es una de las actividades culturales que en 2018 propone la Universidad dentro de un interesante programa (exposiciones, espectáculos teatrales, conciertos…) para celebrar sus 800 años de vida. La muestra reúne 69 obras de diez grandes artistas españoles contemporáneos, como Antonio López, Carmen Laffón, Cristóbal Toral, Julio López, Esperanza Parada o Isabel Quintanilla. Todas las obras se exponen en el centro de arte contemporáneo de Salamanca, Da2, excepto dos esculturas de Antonio López –'Carmen dormida' y 'Carmen despierta'– que se muestran en el Colegio Arzobispo Fonseca.

placeholder 'Carmen dormida' y 'Carmen despierta', las dos esculturas de Antonio López que se exhiben en el Colegio Arzobispo Fonseca. (P. Parajuá)
'Carmen dormida' y 'Carmen despierta', las dos esculturas de Antonio López que se exhiben en el Colegio Arzobispo Fonseca. (P. Parajuá)

9. Matusalén. Algunos de los bares de copas de la ciudad acuden a este anticuario situado en la calle Corral de Villaverde, 1 para decorar sus locales. Sus lámparas son el objeto más deseado. Atesora una gran muestra de piezas de finales del siglo XIX, sin llegar al vintage, joyas de oro como collares charros de la Alberca o Mogarraz, un globo del mundo de los años 30, un gramófono con discos... y sobre todo muchos relojes: uno francés de 1840, otro de brillantes de 1950 y la pieza favorita del dueño: un reloj Chevalier años 20. Un lugar para perderse entre joyas, cuadros, espejos, libros, bastones, manuscritos, monedas...

placeholder Matusalén es una suerte de almoneda a la que todo el mundo acude para adquirir objetos con alma. (P. Parajuá)
Matusalén es una suerte de almoneda a la que todo el mundo acude para adquirir objetos con alma. (P. Parajuá)

10. La filosofía de Sergio Bermejo, desde hace pocos meses al frente de este mítico local de la noche salamantina, es que Niebla (Bordadores, 14) sea el lugar ideal para el que quiera disfrutar de un buen trago, estética y comodidad. Para esta nueva etapa, han modificando el mobiliario y la barra y de sus paredes cuelga una excelente selección de fotografías eróticas del libro 'Historia de la fotografía erótica de 1839-1939'. Destaca por ser uno de los mejores locales para tomar cócteles clásicos con o sin alcohol, algo muy en auge que marca tendencia. Un DJ ameniza las veladas a base de ritmo y música funk, soul y jazz en un lugar que ha conservado la estructura y la esencia del nombre por estar situado al lado de la casa de Unamuno.

placeholder Niebla es ese local en el que comenzar la noche. (P. Parajuá)
Niebla es ese local en el que comenzar la noche. (P. Parajuá)

11. Esther García, delineante de profesión, se reinventó en Malevosa (Villar y Macías, 9) reuniendo marcas de estilo casual chic, como la de los jóvenes diseñadores Philippa & Co., diseños únicos basados en la mezcla de la creatividad de lo artesano; Castaño de Indias, con telas exclusivas y estampados muy especiales; Ichi, marca escandinava que presenta diseños originales y asequibles con una gama de estilos con un ambiente funky. La tienda no se limita solo a la venta de ropa, sino que ofrece joyería y bisutería de Piedra Creaciones, algunas exclusivas y otras seriadas bañadas en oro.

placeholder Malevosa, el rincón donde habita el casual chic salmantino. (P. Parajuá)
Malevosa, el rincón donde habita el casual chic salmantino. (P. Parajuá)

12. En una de las zonas más comerciales de Salamanca, La Lola (Santos Jiménez, 2), de la mano de Yolanda Valiente, apuesta por ropa diferente. Bolsos, vaqueros, tops y vestidos de marcas españolas como la catalana Meisïe, ropa de precio asequible, de calidad y diseño bohemio, con detalles románticos e inspiración escandinava, junto con marcas extranjeras como la danesa Pieces. Presenta, además, una colección propia de vestidos y faldas con variedad de tejidos, junto con una original creación de collares, cinturones de tela y plumas, y tocados.

placeholder ¿Buscas un look bohemio? En La Lola tienen diseños románticos o de inspiración escandinava. (P. Parajuá)
¿Buscas un look bohemio? En La Lola tienen diseños románticos o de inspiración escandinava. (P. Parajuá)
Viajes en España Cool Cocina fusión