Logo El Confidencial
en modo desconexión

Tres destinos vips donde escaparte de las luces, el confeti y las compras de Navidad

Hay vida más allá de los regalos, los árboles de Navidad repletos de adornos, las calles alumbradas de colores, el turrón y frenesí de estos días festivos. Entérate dónde

Foto: Para quienes duden: no es la luna, es Tudela, y merece la pena ir. (Cortesía)
Para quienes duden: no es la luna, es Tudela, y merece la pena ir. (Cortesía)

Las semanas previas a la Navidad suelen ser días del año que o te encantan o prefieres pasar de puntillas. Los amantes de la ciudad disfrutan con los escaparates adornados como nunca, los espectáculos que se organizan en las plazas y avenidas son admirados por miles de personas y el ritmo frenético de la ciudad no tiene fin.

Luego están quienes prefieren pasar esas jornadas festivas con algo más de sosiego, paseando y descansando del duro año que termina. Si tú prefieres esa opinión, ahí van tres destinos fuera del circuito oficial navideño, en los que realmente desconectarás, disfrutarás de las vacaciones y tendrás sensación de que el tiempo se detiene solo para ti. Prepara las maletas que nos vamos.

Terraza del riad Abracadabra, un antiguo palacio lleno de encanto.
Terraza del riad Abracadabra, un antiguo palacio lleno de encanto.

Hello África, viva Marrakech

Para los amantes del entretiempo y los planes exóticos, Marrakech es un destino ideal. Al estar cerca de España, en apenas dos horas te plantarás en el moderno aeropuerto internacional de Menara, donde te espera un taxi para llevarte a tu hotel. Hay una variada oferta de establecimientos de lujo con precios para todos los públicos. ¿Cuál te recomendamos? El riad Abracadabra (riadabracadabra.com), un antiguo palacete restaurado al detalle con todo el encanto y situado a dos minutos andando de la palpitante plaza de Jemaa el-Fna. Sus ocho habitaciones, cada una con su propia personalidad, y su exquisito servicio te harán sentirte como en casa después de las excursiones que hay que hacer por las callejuelas cercanas a la mezquita o al recién estrenado museo de Yves Saint Laurent y los jardines de la residencia del diseñador. Sus propietarios, Inés Bultó y Bruno Oliver (de la conocidísima saga catalana), te organizarán una estancia mágica.

Como una base lunar en Navarra. Es único. (Cortesía)
Como una base lunar en Navarra. Es único. (Cortesía)

La magia del desierto

No hay que irse muy lejos para vivir experiencias únicas. Admirar las estrellas de Tudela en Navarra, por ejemplo, es un planazo. Allí podrás disfrutarlas desde tu cama dentro de una moderna burbuja. Como lo lees. El hotel en cuestión se llama Aire de Bardenas (hotelairedebardenas.com), con el desierto y el campo alrededor como única compañía. Idílico, de diseño (ha recibido numerosos premios de arquitectura y decoración) y encima con experiencia sensorial incorporada. Y es que desde tu habitación escucharás el susurro de la naturaleza y del viento, podrás despedir al sol, contemplar durante toda la noche las luces del firmamento y ver el amanecer. Nunca unas vacaciones de Navidad serán tan diferentes y originales. Te lo aseguramos.

Naturaleza, tranquilidad y lujo en Madeira.
Naturaleza, tranquilidad y lujo en Madeira.

Más allá de Portugal

Si soñabas con irte a la selva tropical pero no cuentas con muchos días de vacaciones, tu destino es Madeira. Con una temperatura suave durante todo el año, esta isla portuguesa contiene todos los ingredientes necesarios para desconectar y descansar en el lujoso hotel Belmond Reid's Palace (belmond.com). Y es que hay un sinfín de planes: excursiones por la montaña contemplando la vegetación más salvaje que puedas imaginar, a la playa para sentir el mar o a los antiguos pueblos del interior para ir a almorzar o a cenar a alguno de sus pintorescos restaurantes.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios