Logo El Confidencial
EN LA COSTA CATALANA

Pasamos un día en el MiM Sitges: te contamos cómo es el 'hotel de Messi'

El astro argentino se asoció con el Grupo Majestic y adquirió este establecimiento, convertido en referencia del bienestar y el buen rollo. A veces, dicen, acude con su familia

Foto: La espectacular terraza del hotel MiM Sitges, de Leo Messi. (Cortesía)
La espectacular terraza del hotel MiM Sitges, de Leo Messi. (Cortesía)

Lo primero es lo primero y si uno se va a pasar el día al hotel de Messi, nada más entrar en el lugar pregunta por el astro. “Sí, viene, pero poco y se sitúa en lugares para que casi no se le vea", nos dicen. Así que, bueno, ya sabemos que si vamos al hotel MiM de Sitges, nos podemos encontrar al futbolista. “Con un poco de suerte, eh, que tampoco viene mucho”.

LEER MÁS: Todos los secretos del Majestic contados por la familia Soldevila

La estrella del Barça se asoció en 2016 con el Grupo Majestic para gestionar el hotel MiM en la zona en la que vive. Y desde entonces, se ha convertido en punto de referencia del lujo relajado. Pasar un día en la playa, tomar algo en la espectacular terraza, probar la zona de aguas o algún masaje son algunas de las cosas que podemos hacer en el conocido como el 'hotel de Messi’. Nosotros os lo contamos desde dentro.

Sky Bar del hotel MiM Sitges, de Leo Messi. (Cortesía)
Sky Bar del hotel MiM Sitges, de Leo Messi. (Cortesía)

Rooftop o sky bar

El Sky Bar (400 metros de terraza) del hotel, en la última planta, es conocido por quienes viajan a Sitges por su imponente imagen. Rodeado de un gran cristal para frenar la entrada del viento, la terraza del hotel ofrece unas vistas espectaculares tanto del mar como de la montaña. Una barra, mesas, música y una piscina, la mezcla es un cóctel divertido que llena de buen ambiente a los clientes.

Menú fresco y rápido

Nada de arroces contundentes, en la carta de este restaurante encontramos platillos y snacks ideados para compartir, como el hummus de remolacha y queso feta, el tataki de atún con ensalada de wakame y caviar de aceite, el bikini trufado de jamón ibérico y mozzarella o el tartar de salmón marinado con soja y wasabi. Quien quiera algo más elaborado puede buscar entre platos más contundentes como las costillas de cerdo cocinadas a baja temperatura con patatas arrugadas y mojo picón, el pupo a la brasa con parmentier de patata (delicioso) y aceite de pimentón de la Vera, la merluza de palangre con sanfaina y salsa pesto o el lingote de pollo de corral.

Piscina cubierta. (Cortesía)
Piscina cubierta. (Cortesía)

Zona de aguas

Antes o después, toda propuesta es apetecible cuando se trata de bajar a la planta de la zona de aguas, grande y luminosa, algo bastante inusual en zonas similares. Rodeada de una gran cristalera y frondosas plantas, las piscinas invitan a relajarse mientras alivia la espalda en fuertes chorros de agua, descansa y desintoxica en el hammam y en la sauna seca o arranca la circulación con una piscina casi helada.

Ecológico

El hotel y sus instalaciones buscan el respeto máximo a la naturaleza. Así, por ejemplo, ninguna de las piscinas (ni de la terraza ni de la zona de aguas) contiene cloro. El hotel cuenta con el certificado del US Green Building Council con su nivel más alto Leed Platinum. Además de desinfectar las aguas con agua y sal, en el spa se usan marcas cosméticas que comparten su misma filosofía respetuosa con la piel y el medio ambiente.

Spa del hotel MiM Sitges. (Cortesía)
Spa del hotel MiM Sitges. (Cortesía)

Spa

Los productos del spa, decíamos, son ecológicos y veganos, lo que no resta efectividad a su tratamiento. En un espacio donde reina el silencio y el buen rollo, en MiM se pueden contratar diferentes tratamientos tanto faciales como corporales que ofrecen resultados casi al instante. La marca Sçens, con cuatro años de vida, escoge entre las mejores plantas y flores del mundo para crear unos cosméticos puros y altamente eficaces.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios