Logo El Confidencial
PUEBLOS BONITOS

Las playas de Huelva y otras razones para viajar este verano a Ayamonte

Es un pueblo blanco típicamente andaluz, que tiene su Guadalquivir como Sevilla, solo que aquí se llama Guadiana, a un paso de Portugal, presumiendo de espacios naturales y de gastronomía

Foto: Isla Canela es una de las tentaciones de Ayamonte. (Cortesía Iberostar Isla Canela)
Isla Canela es una de las tentaciones de Ayamonte. (Cortesía Iberostar Isla Canela)

Ayamonte es mucho más que los confines de una tierra, la nuestra, más que un lugar de paso (por el que no se pasa) camino del Algarve y el amado Portugal, y más también que el estribillo de un pegadizo fado que escuchamos de boca de Carlos Cano y María Dolores Pradera, y no en una taberna de las de Alfama, por ejemplo. Está en un enclave privilegiado, a la orilla del Guadiana, en medio de playas de ensueño que son el Caribe de aquí y de lugares naturales que son de excepción, cerca de Doñana y compañía. Es blanco, típicamente andaluz y con derecho a figurar entre los pueblos más bonitos de España. Para colmo, aquí se tapea de maravilla (¿unas albóndigas de choco?). ¡Ay, Huelva!

Ver esta publicación en Instagram

20 anos depois, um regresso cheio de memórias felizes, a Ayamonte

Una publicación compartida de Marisa Sousa (@ana_marisa_sousa) el

No solo playas

Si has venido hasta aquí por sus paradisiacas playas con dunas, ahí están Isla Canela y Punta del Moral, tras rondar a Punta Umbría para enamorarte finalmente de El Rompido y coquetear con Isla Cristina, que sepas que este pueblo, que es ciudad, es encantador. Con la blancura de su centro histórico, en clave Platero (guiño al vecino Moguer), sus monumentos, sus historias (aquí pintó Sorolla 'La pesca del atún') y sus barrios, con mucho sabor. En el de la Villa, te esperan calles empinadas, casas encaladas, lo que queda del castillo, algún que otro palacio y hasta cuatro iglesias. Y en el de la Ribera, las casas, casonas, plazas y plazuelas, más iglesias y ¡el río! Tal vez tenga ya algo (o mucho) de Portugal.

A orillas del Guadiana

Ayamonte recuerda a Sevilla, salvando las distancias, alzado como está junto a un Guadiana inmenso, que hace de frontera natural, pero sin Torre del Oro, mientras traza al desembocar su estuario. Lo encontramos a 51 kilómetros de Huelva capital y en medio de la Tierra Llana (las montañas están al norte, en Aracena y Aroche), cuya máxima altura es la colina sobre la que se asienta el Parador, antes el castillo, donde iremos y desde donde se avista Portugal. Además, está al ladito de Doñana y la aldea de El Rocío, que siempre son un destino (el segundo, más allá de la romería).

Las mejores playas de España

Lo de Isla Canela es un tesoro: 1.700 hectáreas en las que las playas coquetean con las marismas y las salinas dibujando un paisaje excepcional que ha salido sano y salvo después de años y años de voracidad urbanística. No te pierdas la Torre de Canela, del siglo XVI. Con hoteles, sí, y chiringuitos también (ahí está el Paradise), pero sin avasallar y sin perder nunca la esencia, que requiere de cierta soledad, del paraíso (habitado). Además, podrás ir desde el mismo Ayamonte por carril bici. Punta del Moral, por su parte, que es playa y es barrio con su aire marinero y de pescadores, no hace sino subrayar lo pintoresco y tentador del conjunto. Esas playas con forma de media luna precedidas de pinos y más pinos, las marismas y algún viejo molino.

Isla Canela y alrededores son una maravilla natural. (Cortesía Turismo de Andalucía)
Isla Canela y alrededores son una maravilla natural. (Cortesía Turismo de Andalucía)

Y al otro lado, Portugal

Solo hay que cruzar el Guadiana, por ese puente que ya forma parte de nuestro imaginario, para plantarse en Portugal. Al otro lado están Vila Real de Santo António y Castro Marim cual promesas para viajeros y trotamundos, turistas todos, que al Algarve, ya se sabe y esta es la puerta, lo tenemos por epicentro vacacional.

Dónde dormir en Ayamonte

El Parador es un atalaya privilegiada, así que qué te vamos a decir… Que tiene todo el encanto del mundo y las mejores vistas también, del pueblo blanco, la desembocadura del Guadiana, que aquí sí aparece, y de Portugal, que casi se puede tocar. Los atardeceres son de estremecer. Con piscina, terraza y habitaciones en tonos pastel (desde 124 euros). Otra opción es el Iberostar Isla Canela, rodeado de marismas, arenales y dunas, frente a la playa de Punta del Moral (desde 169 euros).

El Parador de Ayamonte, un hotel con vistas. (Cortesía)
El Parador de Ayamonte, un hotel con vistas. (Cortesía)

Dónde comer

Esto es tierra (y mar) de pescado a la brasa y de marisco, de atún, choco, almejas, gambas y coquinas. Puedes probarlo en La Pamela (Avda de la Palmera, 4) o en El Chiringuito III (Avda de la Palmera, 39), en Puntal del Moral; en El Minutero (Paseo del Pinillo, 16D), en Isla Canela, o en Casa Luciano (C/ Palma del Condado, 1). No nos olvidamos del jamón, que te lo servirán por todo lo alto en Delicatessen Merkajamón (Avda de Villa Real de San Antonio, 9). Y esto no ha hecho más que empezar...

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios