Logo El Confidencial
VANICITY

Estos son los tips exclusivos para conocer una Mallorca diferente

La isla más grande del archipiélago balear te espera con los brazos abiertos para mostrarte sus rincones más recónditos y más especiales

Foto:

Viajeros de todo el mundo llegan hasta la isla más grande de las Baleares atraídos por el sol y la playa. Pero Mallorca es eso y mucho más. Es, sin duda, uno de nuestros destinos nacionales más completos y valorados, que ofrece naturaleza a tope, uno de los puertos deportivos más grandes y desbordante cultura por muchos de sus rincones. Es un paraíso a tan solo dos pasos, perfecto para cargar las pilas este verano.

Unos días en Palma

La capital de Mallorca tiene una oferta gastro, cultural y de shopping muy apetitosa, lo que hace que merezca la pena pasar al menos una noche en ella antes de emprender viaje a algún rincón de la isla. Aprovecha los beneficios Red by Dufry (el programa de fidelidad más completo) y consigue descuentos en el alquiler de coches para recorrer la isla y además, acumula Avios con tus compras para poder volver pronto.

(Estilismo: Carla Aguilar. Foto: Olga Moreno)
(Estilismo: Carla Aguilar. Foto: Olga Moreno)

Haz hueco en tu neceser y pásate por las tiendas World Duty Free antes de coger tu vuelo para hacerte con imprescindibles como Eau de Toilette Fly Away, de Mugler. Dejarás huella con tu perfume y también con tus manos si te llevas el set de miniesmaltes de uñas Best Crew Aboard de OPI (solo disponible en aeropuertos), juega a pintar tus manos y tus pies diferentes. Es verano, se puede. No olvides tu piel y tu cabello, es fundamental que los cuides con tratamientos intensivos como el antiedad de Crème Rose Lumière de Clarins y el protector capilar Huile Siréne Kérastase.

Dulces sueños

Entre nuestros top five están el hotel Sant Francesc, propiedad de una familia mallorquina que ha querido hacer un hotel que parezca que estás en tu propia casa. ¿Un plus? Durante las noches de verano, en su preciosa terraza sirven las tradicionales cocas mallorquinas, elaboradas por la chef María Solivellas, del restaurante Coca Toneta. Otra excelente opción que ha abierto sus puertas hace relativamente poco es Can Bordoy, un antiguo colegio reconvertido en hotel boutique, con un gran jardín y el brunch de su restaurante Botánica como importantes reclamos. Por último, nos quedamos con Mama, un espacio muy chic que resulta perfecto si tu fin en Palma es hacer un poco de shopping, porque se encuentra a tiro de las principales zonas comerciales.

Hotel Sant Francesc y Can Bordoy.
Hotel Sant Francesc y Can Bordoy.

¿Qué a qué tiendas debes ir? Fuera de las clásicas cadenas, hay dos paradas obligadas en Palma. La primera es Rialto Living, un espacio de decoración y objetos decorativos de todo, que nos encanta porque siempre encontramos el famoso textil de estampado mallorquín en cojines y mantelerías. Otro local que nos enamora es Opia Concept Store, una tienda en la que encontrarás el regalo perfecto, entre su catálogo de moda, complementos y decoración. Y entre compra y compra, contenta al estómago con el delicioso hummus de aceite de negra mallorquina o el crudité de calabacín y aguacate con vinagreta de jengibre del restaurante Spot; además de estar muy animado te encantará su original decoración.

Y culmina el día con una cena en Fera, uno de los últimos en llegar, que destaca por una cocina mediterránea con toques internacionales. Pero si hablamos de darnos un homenaje gastronómico, nos espera el estrella Michelin Andreu Genestra, en su restaurante del hotel rural Predi de Son Jaumell en Capdepera, una bonita localidad de la costa este. Pero si no encontráis mesa, o no queréis moveros de Palma, os chivamos que es también chef ejecutivo del restaurante Bala Roja del hotel Es Princep.

Plato de Andreu Genestra.
Plato de Andreu Genestra.


La sierra de Tramontana

Es una de las zonas más bonitas de la isla, que fusiona mar y montaña, con pueblos repletos de encanto como Deià, Valdemossa o Sóller. Está considerada Patrimonio Mundial de la Unesco y cuenta con más de 90 km que cruzan de este a oeste la isla, desde Andratx al cabo de Formentor. Si te gusta hacer senderismo es el lugar idóneo para ello, siempre que no se te ocurre hacerlo en hora punta del sol. Otro plan maravilloso es recorrer la zona en coche, parando por cada pueblo que te encuentras en el camino.

En Sóller no te pierdas un paseo en su famoso tranvía, que empezó a funcionar a principios del siglo pasado. En el bello Valdemossa podrás seguir la huella del compositor Chopin y su amante, y ver una exposición en el centro cultural Costa Nord, fundado por el actor de Hollywood Michael Douglas. Y si hay algo conocido y valorado en esa zona es extraordinario hotel Belmond La Residencia. Tómate un té, aunque sea, en su precioso y aromático jardín, rodeado de olivos y limoneros. Si te alojas allí, pide que te dejen una Vespa para moverte por la sierra.

Sóller.
Sóller.


Unos baños en Es Trenc

Y nos vamos de norte a sur, buscando una geografía completamente distinta y un paisaje único que nos recuerda al Caribe más cristalino. Se trata de las playas vírgenes Es Trenc y el Arenal de Sa Rápita, de finísima arena blanca, instaladas en una zona protegida por la riqueza de la fauna y flora habita sus dunas y bosques. Desde hace un par de años están prohibidos los restaurantes chiringuito, por lo que para comer durante la jornada playera, la opción es desplazarte a pie o en moto con los descuentos de Red by Dufry y Cooltra hasta el punto medio que las une, en el minúsculo pueblo Ses Covetes.

Playa Es Trenc y restaurante Sembat.
Playa Es Trenc y restaurante Sembat.

Allí encontrarás el Bar Esperanza, un bonito local ideal para desayunar o comer, o para el tardeo postplaya, con carta mediterránea de platos ligeros y muy fresquitos. Y para las noches del verano, consulta el programa de actuaciones en vivo de Sembat, un original restaurante al aire libre de aire bohemio y especialidades a la brasa.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios