Logo El Confidencial
VANICITY

Estos son los lugares para ver y ser visto de la costa gaditana

Sus infinitas playas de arena blanca y fina son casi un paraíso natural que tiene el encanto y la tranquilidad al que no podrás resistirte este verano

Foto:

Por su despreocupado estilo de vida y el buen rollo que transmite, se la conoce coloquialmente como Cadizfornia y es, probablemente, la provincia más hipster de España con las mejores puestas del sol, los chiringuitos más locos, y las noches más divertidas.

La ruta perfecta la componen Tarifa, Zahara de los Atunes, Barbate, Caños de Meca, Vejer y Conil de la Frontera, lugares de playas kilométricas, perfectas para practicar deportes acuáticos, y hoteles y garitos muy animados donde hacer nuevos amigos a diario. Descubre en moto todos los rincones de Tarifa ¡Y encima con descuento! Solo por ser miembro de RED by Dufry, puedes disfrutar de un 15% de descuento en tu alquiler Cooltra.

¿Todavía no sabes qué imprescindibles 'beauty' tienes que llevar en la maleta? Aprovecha tu viaje en avión para comprar en World Duty Free los básicos que no puedes dejar de llevar a las playas de Cádiz, como el maquillaje compacto Shiseido UV protection Duo Compact (solo disponible en aeropuertos) que te permitirá lucir una piel perfecta y además protegida. Además, en la playa el look pide ligereza y mucha luz, así que el Radiant Touch Eclat Duo de YSL (solo disponible en aeropuertos) se convertirá en un aliado perfecto. Añade a tu neceser el Baume Apaisant Après Soleil de Clarins y perfúmate con las notas suaves el White Tea Rose de Elizabeth Arden. El toque sofisticado lo pondrás con las sombras de ojos Lancôme Mr. Big Palette.


Tarifa, el centro de todo

Es un lugar que acoge a todo tipo de personas, ya que permite igual una vida tranquila que te empuja a vivir momentos realmente intensos. Un buen sitio para dormir, en el casco viejo, es el Hotel Misiana, remodelado hace poco tiempo y en cuyo último piso existe una gran suite que siempre tiene lista de espera. Debes saber que su restaurante es un clásico del tardeo post playa; pide un mojito y disfruta de buena música. Otro establecimiento que no deja indiferente es el hotel La Sacristía, un pequeño hotel boutique instalado en una casa del siglo XVIII. Aunque, te advierto, es un plan ideal para unos días en pareja; su ambiente es demasiado romántico para un viaje familiar o de amigos.

La Sacristía.
La Sacristía.

Para hacer un poco de shopping en modo 'rollo surfero' hay que darse un paseo por Batalla del Salado, una calle mítica en la que están instaladas las marcas de surf más conocidas, como Rip Curl, Xtrem Tarifa o Guau. En el casco antiguo no te pierdas Tarifa Soul una concept store muy chula en la que hacerte con camisolas y vestidos vaporosos de divertidos estampados; bolsos para la playa o collares muy hippies.

La playa a la que hay que ir, sí o sí, es la de Valdevaqueros, y más concretamente la zona del Tumbao, un famoso chiringuito conocido por su buena cerveza, que puedes acompañar con una deliciosa hamburguesa de retinto con salsa barbacoa casera. Tampoco está mal el chiringuito de Arte Vida, donde conviven lugareños y extranjeros que viven en la Costa del Sol. ¡Es un lugar muy internacional! Más cerca de la urbe aparece Carbones 13 (Playa de los Lances), propiedad de la presentadora Raquel Meroño, que lo ha convertido en un verdadero #placetobe para vivir la puesta de sol a ritmo de chill out, o para disfrutar de una divertida comida de esencia mediterránea.

 Tumbao y Hotel Arte Vida.
Tumbao y Hotel Arte Vida.

A la hora de la cena, la mejor opción es el tapeo por el centro histórico, dentro de la muralla. Aquí te recomiendo dos opciones en la calle Guzmán el Bueno: El Lola, en el número 5 –atención a su ensalada de langostinos y el flamenquito que anima el ambiente–, y los Melli, en el 16, donde no te cansarás de su deliciosa albóndiga de atún.

Zahara, una vuelta al pasado

A pesar del turismo de nivel que lo frecuenta, es de esos lugares maravillosos que mantienen su esencia de pueblo; será porque casi la mitad de sus habitantes se dedican a la tradicional pesca de la Almadraba. El entorno se compone de pequeñas edificaciones, poca masificación y mucho ambientazo. Un claro ejemplo de ese estilo setentero que lo caracteriza es el hotel restaurante Antonio, con años de solera a sus espaldas y punto de encuentro obligado todos los veranos.

Y es que, aunque el estilo del hotel es un poco de la serie Cuéntame, su privilegiada ubicación hace que sea casi imposible conseguir habitaciones. La ensalada casera de langostinos, sus ortigas de mar fritas y como no, su tataki o sashimi de atún, son algunos de los básicos que me rechiflan de su reconocido restaurante. Otra excelente opción, aunque un poco más alejado del pueblo, es el resort Meliá Atlanterra (Urbanización Atlanterra F26), un verdadero clásico que sigue estando en el ranking de los mejores.

Hotel Antonio y hotel Meliá Atlanterra
Hotel Antonio y hotel Meliá Atlanterra

Y seguimos con recomendaciones para contentar al estómago. Reserva con tiempo una mesa en el Trasteo (María Luisa, 24), y disfruta de una fusión de cocina tradicional andaluza con toques vanguardistas. ¿Lo mejor? cómo no, cualquier plato a base de atún. Y cuando el sol empiece a caer, dirígete a La Ballena Verde (Calle el Peñón, 7), un divertido local que reconocerás por el gran cetáceo que adorna su espacio. Puede que la suerte te acompañe y te encuentres con algún plan original, como un mini concierto de El Gran Wyoming en su pequeño escenario.


Para echarse unos bailes hasta que el cuerpo aguante, en el chiringuito La luna tienes música en directo con vistas al mar. Y por último, lánzate al tradicional shopping de mercadillo en el rastro nocturno que montan todos los días del verano de 20h a 1h en el recinto de las Murallas del palacio de las Pilas. Tiene una gran selección de artesanía, moda, complementos y objetos de decoración donde encontrar algún regalo original o una joya de esas que se quedan para el recuerdo.

Chiringuito La Luna.
Chiringuito La Luna.


Caños de Meca y El Palmar

Refugios de los hippies en los años 70, aún puedes ver a algún personaje auténtico merodeando sus playas o chiringuitos. Y es que es evidente que no abandonan esa filosofía happy de slowlife, donde siguen el lema de “haz lo que te dé la gana sin molestar al de al lado”. Son dos lugares que merece la pena apuntar en la lista, sin duda. Busca el Restaurante El Caña, un clásico en la zona y el mejor punto desde el que vislumbrar el Faro de Trafalgar, donde comer un pescadito a la plancha muy sabroso.

Playa de el Pirata en Caños de Meca.
Playa de el Pirata en Caños de Meca.

Otra dirección imprescindible es Nexosurf, un pequeño hotel dedicado al mundo del surf, ubicado en El Palmar. Puedes combinar sus clases de surf con la práctica del yoga, dos actividades que se complementan a la perfección. Sus propietarios, muy relajados y verdaderamente encantadores, te invitan también a iniciarte en la meditación. Y no dejes la región, sin darte una vuelta por su zona de montaña, donde se encuentra el encantador pueblo de Vejer de la Frontera. Allí no te pierdas el Califa, el restaurante marroquí más reconocido de Cádiz, y el hotel V de Vejer, en el que pasar una de las noches más románticas de tu vida.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios