Logo El Confidencial
AL MAL TIEMPO...

Terraza de veroño II (por los suelos): para disfrutar con los pies en la tierra

Prepara las gafas de sol, la cremita para la cara y una buena pamela, si fuera menester, porque nos vamos de terraceo sin coger ascensor. Al mal tiempo, buena terraza...

Foto: Terraza del NuBel. (Cortesía)
Terraza del NuBel. (Cortesía)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El buen tiempo que nos ha acompañado nos deja. El otoño de 2019 empezó amable, pero se está poniendo duro: aunque si hacemos caso de la cultura popular, aún nos queda eso del veranillo de San Martín, que llega hasta el 11 de noviembre. Así que no perdamos la esperanza en que el buen tiempo pueda volver en algún momento.

Te gustará saber también, para el libro de curiosidades, que a ese fenómeno atmosférico (ahora eclipsado por la DANA) también se le conoce como el veranillo de los Arcángeles, el veranillo del membrillo, Indian Summer, en Estados Unidos, y en los países de habla alemana se le llama Altweibersommer.

Lavinia: la terraza de Baco

Su nombre lo dice todo: Lavinia es la mayor enoteca y tienda de vinos de Madrid, vive en 2019 su primera temporada veraniega en la capital. Única terraza autorizada en el corazón de la milla de oro, entre Velázquez y Serrano (Valentino a un lado, Celine al otro y más allá, Loro Piana, Chanel, Hermès…), se presenta como la mejor alternativa para disfrutar de una colección de vinos interminable. De Chile a Italia, desde el Ródano hasta el Priorat, desde Oporto hasta Jerez… Más de 50 referencias que se renuevan cada pocos meses.

Terraza de Lavinia. (Cortesía)
Terraza de Lavinia. (Cortesía)

Todos esos caldos (o al menos alguno) se pueden acompañar de deliciosos platos como la ensaladilla rusa con atún macerado o las croquetas cremosas de carabineros (en plan tapeo light). O si pasamos a cuchara, cuchillo y tenedor, podemos disfrutar de platos como el gazpacho de fresón con anguila ahumada y fresitas, lengua de buey curada con encurtidos o crudité de verduras con salsa roquefort.

A tener en cuenta: la terraza está acotada por una estructura de color rojo vino y uno de los elementos más destacados de su decoración son las lámparas realizadas en botellas de champán que proporcionan distintas intensidades de luz.

Calle de José Ortega y Gasset, 16

NuBel: una terraza muy 'arty'

Si el Museo de Arte Reina Sofía es uno los principales reclamos artísticos de la capital, sobre todo para los entendidos y/o amantes de las manifestaciones artísticas modernas y contemporáneas, la zona que el museo le dedica al esparcimiento no se queda atrás. NuBel es en sí misma una pieza de arte y un disfrute para los sentidos: ese rojo característico de la sala que lo envuelve todo (en su formato interior) se ha convertido en seña de identidad. El espacio, por supuesto, extiende su manto de modernidad hacia el exterior, que en este caso es el patio interior del propio museo.

Terraza del NuBel. (Cortesía)
Terraza del NuBel. (Cortesía)

La terraza, abierta todo el año y con capacidad para 50 comensales, está situada en el Patio Nouvel y tiene unas vistas privilegiadas a la escultura monumental 'La pincelada' (Brushstroke), de Roy Lichtenstein, que fue instalada en el patio del edificio diseñado por Jean Nouvel para la ampliación del museo con motivo de la exposición 'Roy Lichtenstein. All About Art', que tuvo lugar en 2004.

A tener en cuenta: se come, se bebe y se baila, porque hay sesiones de DJ todos los días. Pero, y aquí radica lo novedoso, también hay servicio de 'canguro' (no el animal sino esa figura que se encarga del cuidado de los más pequeños de la casa) para que puedas ir con niños sin problema. ¿Se puede ser más moderno (o contemporáneo)?

Calle de Argumosa, 43

Trattoria SantArcangelo: con vistas a Italia

Situado próximo al Museo del Prado, SantArcangelo lleva siendo un referente de la cocina italiana de la capital desde hace casi un cuarto de siglo. Inaugurado en 1995, el restaurante se encuentra en el esquinazo de uno de los barrios más señoriales de Madrid y cuenta con diferentes alturas, así como una romántica (si no, no estaría en este artículo) terraza.

Terraza de la Trattoria SantArcangelo. (Cortesía)
Terraza de la Trattoria SantArcangelo. (Cortesía)

La decoración del local ha radicado en el punto de vista artesanal y en dotarle de ciertos aires de la Toscana, que se consigue gracias a los techos de doble altura pintados en verde agua, un balcón de carácter romántico, una parra que envuelve el espacio y tejidos naturales. Pero lo más importante del restaurante, obviamente, está en sus fogones, donde tratan de desmenuzar la rica gastronomía italiana, que al igual que la española, difiere mucho de los platos del norte (pastas con el pesto y la boloñesa como protagonistas, sus salsas más típicas, o el carpaccio di manzo, una de las delicias de este italiano. Del centro, las carnes son la clave, y aquí destaca el vittelo tonatto (redondo de ternera cocinado al vino blanco y acompañado con salsa de atún, alcaparras y olivas). Del sur, la amada pizza.

A tener en cuenta: la terraza envuelta en vegetación ha sido ideada con el factor confort como leitmotiv, de ahí los bancos de madera, los cojines estampados y los calefactores, por si refresca, que refrescará.

Calle de Moreto, 15

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios