Logo El Confidencial
'ESTAFADORAS DE NUEVA YORK'

Los secretos del pole dance, la nueva disciplina preferida de Jennifer Lopez

Hablamos con una profesora de pole dance para averiguar si podremos convertirnos en unas JLo o si tenemos que recordar que en el cine los sueños se hacen realidad, pero en la vida real no tanto

Foto: Fotograma de 'Estafadoras de Nueva York'.
Fotograma de 'Estafadoras de Nueva York'.

Comenzamos el texto con una advertencia: durante los primeros minutos de la película ‘Estafadoras de Nueva York’ no podrás cerrar la boca, especialmente cuando Jennifer Lopez comience a practicar pole dance. Te preguntarás cómo demonios es posible que la cantante y actriz, a sus 50 años, tenga semejante silueta y realice movimientos tan complejos habiendo entrenado la disciplina del pole dance durante tan solo dos meses antes de la grabación. Para lograr las exigencias de guion que JLo ha calificado como “las más duras de su carrera”, Jennifer recurrió a los servicios de la veterana del Circo del Sol Johanna Sapakie. Con el fin de entrenar respetando su ajetreada agenda, Jennifer se hizo con una barra portátil que iba instalando en sus casas de Nueva York, Los Ángeles y Miami. Lo sabemos: vaya problemitas de los famosos esos de tener mansiones en diferentes lugares, ¿verdad? Nosotras nos estamos preguntando dónde encajar la barra en los 30 metros cuadrados de nuestro pisito.

Como Jennifer no iba a contar con una doble durante la grabación, Sapakie se aseguró de que la actriz entrenara los grupos necesarios para poder realizar las exigencias que el guion imponía. Jennifer entrenó con fuerza junto a su entrenador personal para fortalecer el tren superior. Hablamos con Tania Guillen Martínez, profesora de Escuela Flow, para resolver todas nuestras dudas sobre esta disciplina y saber cómo lograr la silueta de JLo. Sin embargo, esa es precisamente la primera cosa que nos advierte: el pole dance no nos ayudará a tener el cuerpo de Jennifer, pero tampoco el de nuestra vecina ni el de la bailarina que un día vimos en YouTube.

“Cuando las personas vienen a apuntarse para esculpir y moldear su silueta, les recomiendo que se pongan en manos de un entrenador personal, porque lo que hace el pole dance es sacar el cuerpo que tengas. Al trabajar la musculatura y ser un ejercicio cardiovascuar, bajarás peso, por supuesto, pero no ha de enfocarse como un deporte para esculpir el cuerpo. Todo depende de tu genética muscular: hay quien define de forma inmediata su figura, hay quienes tienen una genética más propensa a la flexibilidad… A mis alumnas les digo que si en la primera clase te sale algo, has tenido suerte. Lo normal es que la gente se sorprenda porque es una disciplina más complicada de lo que parece. La barra además duele muchísimo, el contacto físico es pellizco, la barra se te clava en zonas delicadas porque haces agarres con zonas de tu cuerpo en las que no hay mucho roce…”, sentencia. “La primera, en la frente”, pensamos.

Escuela Flow.
Escuela Flow.

Precisamente el otro día vimos a la influencer Jessica Goicoechea subir un vídeo de su primera clase de pole dance, que gracias a la película se ha puesto muy de moda, en el que hacía verdaderas proezas para una primeriza. ¿Cuánto tiempo necesitaremos para convertirnos en unas aspirantes a JLo? “Todo depende de tu capacidad física, tu genética muscular, de la capacidad que tengas para asimilar la técnica… Hay gente que la biomecánica la entiende muy bien y la interioriza y en cuanto le explicas un ejercicio, sabe aplicar la técnica de forma correcta. Generalmente una persona para desenvolverse con cierta ligereza en la barra y poder actuar durante unos tres o tres minutos y medio, que es lo que viene a durar una coreografía normal en la que el ejercicio se ejecute de forma digna, tardaría unos dos años en adquirir las capacidades necesarias viniendo desde cero”, explica Tania.

Lo cierto es que es imposible no quedar sin habla al ver la forma física y la silueta de Jennifer Lopez en la película, donde actúa con looks minúsculos y se desenvuelve fuera de la barra con diseños muy ceñidos. Preguntamos a Tania acerca de los beneficios de practicar pole dance. “Trabajas todo el cuerpo de forma equilibrada. Se realiza un trabajo muy potente del tren superior, aunque el ejercicio de piernas es también esencial para acompañar al resto de movimientos de cuerpo y hacer que no se sobrecarguen determinadas zonas de musculatura como los hombros, que es la zona que más se ve afectada. Hay que tener la musculatura necesaria en brazos y espalda para poder mover el peso de las caderas, pero si trabajas las piernas con mucha conciencia y las mueves bien, facilitarás los ejercicios de suspensión. Lo bueno de trabajar en suspensión, por cierto, es que reduces el impacto. En el pole dance, el ejercicio cardiovascular es a su vez muy potente: lo que más cuesta es aguantar en la barra”.

Pero entonces, ¿necesitamos ser muy fuertes para hacer pole dance? “La fuerza se hace haciendo: este no es un deporte de fuerza, lo cual no quiere decir que no sea un componente que surge al practicarlo y que es muy necesario. Para empezar no hay que tener ninguna condición física ni una fuerza superior a la necesaria para mover tu peso. Al comenzar habría que hacer flexiones, controles de bloqueo de hombro y abdominales, pero es un factor que viene de la mano de la técnica”. Mientras tomamos nota y asumimos que tendremos que hacer flexiones y fortalecer el core (algo que agradeceremos en verano, pero que ahora, como buenas vaguitas que somos, nos da pereza), le preguntamos a Tania con qué otros ejercicios podríamos combinar el pole dance.

Escuela Flow.
Escuela Flow.

“El condicionamiento físico de hombros, abdomen y piernas es esencial, sobre todo en suspensión. Habría que trabajar la flexibilidad como en cualquier disciplina de danza y gimnasia, pues podrás además hacer más figuras y la ejecución quedará más bonita. Por ello lo combinaría con danza clásica o contemporánea, pues así podrás incorporar más movimientos y belleza a tu estilo al ejecutar en barra. Lo esencial es estirar bien la musculatura, porque si la activas y no la relajas, la puedes hipertrofiar, que es algo que te acorta movimiento en la barra”.

Nos despedimos de Tania y nos planteamos si es buena idea despedirnos también de nuestro sueño de emular a Jennifer Lopez, pero puesto que Tania asegura que con disciplina y ganas todo es posible, nos vamos a animar a probar el pole dance una temporada. Ya os contaremos si hemos logrado convertirnos en unas 'Estafadoras de Madrid' o si hemos sido estafadas por nuestra forma física.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios