Un club para workers, una tienda de diseño y otros dos locales en Madrid para gente cool
  1. Estilo
  2. Ocio
ES LO ÚLTIMO DE LO ÚLTIMO

Un club para workers, una tienda de diseño y otros dos locales en Madrid para gente cool

Estos espacios tienen algo especial, que puede ser una chimenea, un escenario pidiendo a gritos una jam (session), un iglú retrofuturista que es casi un sueño de Dalí y los delirios de un pastelero

Foto: Utopicus, un espacio para el coworking con club en pleno centro de Madrid. (Cortesía)
Utopicus, un espacio para el coworking con club en pleno centro de Madrid. (Cortesía)

Hemos seleccionado un club que viene a ser un oasis creativo, un restaurante con chimenea que con la que está cayendo (y caerá) nos parece lo más, una tienda de diseño (by Kike Keller) donde se venden los plumas artesanos de Pedro Gómez, una institución en eso del montañismo, y un local donde golosear hoy para hacer dieta mañana, pero a lo grande. Dicho esto, os enseñamos estos cuatro espacios en Madrid que nos han parecido llamados a ser vividos por la gente más cool. Veamos.

Utopicus, un club para workers (creativos)

De momento hay dos clubes privados dentro de los espacios de coworking Utopicus en Madrid, pero habrá más, también en Barcelona, porque aquí, el lugar del que hablamos, se potencia la creatividad, la inspiración y, cómo no, eso de crear comunidad en un entorno cien por cien innovador. Esto quiere decir que ahora, además de desarrollar ideas, currar y hacer negocios, se podrá participar de una nutrida programación sociocultural con conciertos, sesiones de mindfulness, talleres y demás, con bar, por supuesto, zona de jam session con instrumentos para el que se anime y hasta duchas. Los trabajadores de estos edificios están de suerte. El diseño ha corrido a cargo de Madrid in Love.

Dónde: Gran Vía, 4. Príncipe de Vergara, 112.

El Club Utopicus de Príncipe de Vergara, listo para la música. (Cortesía)
El Club Utopicus de Príncipe de Vergara, listo para la música. (Cortesía)

Renato, un restaurante con chimenea

Está dentro de Los Pérez Farm, ese multiespacio rodeado de naturaleza y paz decorado por Lázaro Rosa-Violán, con todo lo que eso quiere decir. Y ofrece una carta que tiene un amor -digámoslo así- en cada puerto mediterráneo: ensalada de tres tomates, hummus de berenjena, alcachofas a la brasa con salsa de foie, pizzas varias, además de una terraza y un ambiente muy hogareño. Ahí están las butacas y bancos tapizados en terciopelo rojo, las alfombras, lo verde, las luces indirectas, y todo el aire chic y parisino que le ha dado Rosa-Violán. Y al fondo de la sala, ella, la chimenea. El horario, que lo sepas, es ininterrumpido. Está abierto para el aperitivo y para la cena, pasando por los cócteles vespertinos.

Dónde: Playa de la Concha, 2. Las Lomas (entrada Urbanización Bonanza).

Renato, con su chimenea al fondo. (Cortesía)
Renato, con su chimenea al fondo. (Cortesía)

El Igloo: tienda retrofuturista y plumíferos

Vuelven los diseños icónicos del alpinista y esquiador Pedro Gómez, que ya triunfó con ellos en los años setenta desde su tienda Deportes El Igloo, en Chamberí, y hasta Baqueira, el Himalaya, la Patagonia o los Andes. Nos referimos al chaleco, el plumas corto y el canadiense, que son los que cuelgan ahora (también hechos de manera artesanal en España), cuando todo vuelve, en su Experience Shop, abierta en Malasaña, el barrio del montañero, y firmada por el estudio del diseñador y artista madrileño Kike Keller, un crack -teníamos que decirlo de este modo- de la fabricación de muebles de autor y objetos cotidianos. Lo suyo es lo retrofuturista. Lo de El Igloo, constituirse como un multiespacio, donde se vende, se puede seguir la tradición de la marca y visitar y participar en eventos en el sótano, que parece un auténtico iglú. Puro Keller.

Dónde: C/ Molino de Viento, 20.

El Igloo by Kike Keller. (Cortesía)
El Igloo by Kike Keller. (Cortesía)

Palmeritas Original, el paraíso de los golosos

Acaba de inaugurar su primera tienda más allá del imperio digital y lo ha hecho en el hotel Hyatt Centric Gran Vía, en el espacio Ondas Vermutería + Lounge, que da servicio de puertas para adentro y para fuera, a pie de calle. Allí, en plena arteria madrileña, se puede caer en la tentación de estas minipalmeritas de mantequilla y miel rellenas y bañadas en distintos tipos de chocolate y toppings con hasta 12 sabores diferentes. Lo decíamos: para los amantes de lo dulce, un paraíso. Pistacchio, Tropicana, Nocciola, Pink Panther, Miss Choc… Esta vez no hablamos de cócteles. Los creadores son los mismos de Mamá Framboise, lo que significa obrador propio, cacaos naturales de alta calidad e ingredientes seleccionados.

Dónde: C/ Gran Vía, 31.

Palmeritas, la tentación era esto. (Cortesía)
Palmeritas, la tentación era esto. (Cortesía)

Cool Restaurantes de Madrid
El redactor recomienda