Logo El Confidencial
A fuego lento

Slow Deco, la tendencia de decoración para un hogar al estilo Sara Carbonero

Descubre cómo convertir nuestra casa en un remanso de paz y consciencia

Foto: Sara Carbonero, siempre marcando tendencia. (Instagram @saracarbonero)
Sara Carbonero, siempre marcando tendencia. (Instagram @saracarbonero)

El ajetreado ritmo de vida que llevamos habitualmente nos hace vivir en una sensación de vértigo casi constante. Llegar a la reunión del trabajo, llegar a esa cita del médico, llegar a tiempo a la cena, llegar a la función de Navidad del peque... Todo esto hace que acabemos estando más de un lado para otro que disfrutando el aquí y el ahora.

Por esa razón, para ayudarnos a echar el freno, vemos como cada día triunfa más el movimiento Slow Life. Una tendencia que nació en Italia en los años 80 para invitarnos a desconectar del bullicio del exterior (móvil, emails…) y centrarnos en lo que estemos haciendo en el presente.

El Slow Life (vida lenta) cuenta con una gran abanderada en nuestro país, Sara Carbonero. La periodista tiene su tienda online, Slow Love, donde refleja esa filosofía de echar el freno en prendas sostenibles, de precio justo y tejidos reciclados.

Todo bajo la esencia Slow Life de ver la vida con calma, delicadeza y mimo. Lejos de la inmediatez, es una manera de apreciar el tiempo y saborear los pequeños detalles.

No se trata de dejar de hacer cosas, sino de parar de hacer mil actividades al día deprisa y corriendo. Centrándonos en hacer 10, pero apreciándolas y disfrutándolas. Un movimiento que se puede extender a todos los aspectos de nuestra vida, como hemos visto en la moda, pero también la gastronomía o la decoración.

Respecto a este último aspecto relacionado con nuestro hogar, cada vez se va imponiendo más la tendencia Slow Deco. Se trata de buscar toda esa esencia de lo hecho con amor, a fuego lento, para la casa.

Si como a nosotras te gustaría lograr un espacio más calmado y relajado, estos sencillos de consejos de Slow Deco son muy fáciles de poner en práctica. Uno de los aspectos más importantes es la apuesta por la sostenibilidad.

A través de muebles y accesorios, dentro de tus posibilidades, que sean de consumo responsable, de pequeñas tiendas de barrio o artesanos. El Slow Deco da mucha importancia a de dónde viene cada objeto.

Además, se busca el menos es más. Ahorraremos dinero, evitaremos el consumo excesivo y nuestra casa estará mucho más despejada y ordenada. Nos invitan también desde este movimiento a tener detalles que nos ayuden a relajarnos al instante, como infusiones, velas o incienso.

Sin olvidar la gran importancia que se da a las plantas, como parte de esa conexión con la naturaleza, y a los rincones especiales. Un último concepto que hace referencia a encontrar un espacio donde podamos desconectar, sea en la cocina, en un sillón para leer o en una pequeña área para hacer manualidades.

Respecto a los colores para decorar, suelen abogar por los tonos luminosos aunque lo que más destacan son los materiales y texturas. Teniendo como reyes del Slow Deco a la madera, el mármol o los tejidos naturales, como la rafia o el mimbre, y los reciclados, como hemos visto en el Instagram de Sara Carbonero.

Siempre adaptándolo a nuestro propio estilo, el Slow Deco se puede resumir como disfrutar de nuestra casa sin pasar de forma rápida e inconsciente. Toca sentarse, respirar y ser conscientes de todo lo bueno que nos rodea en nuestro dulce hogar.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios