Logo El Confidencial
Frena la desinformación

Los nuevos bulos sobre el coronavirus, ¿cómo detectarlos?

Que no te la den con queso, no hay que creerse todo lo que oímos

Foto: Stop a las fake news. (Nadine Shaabana para Unsplash)
Stop a las fake news. (Nadine Shaabana para Unsplash)

La actualidad de la mayor parte del mundo gira en las últimas semanas alrededor de un mismo acontecimiento: el coronavirus. Muy pocas veces en la vida vemos como casi todo el planeta pone el foco de atención en un mismo tema, y eso tiene enormes beneficios, pero también inconvenientes.

Mientras esta causa común hace que los científicos o médicos puedan desarrollar su trabajo de forma conjunta, también nos trae desventajas como la cantidad de bulos o fake news que cruzan el globo terráqueo casi más rápido que el propio covid-19.

Aprende de los que saben. (John Schnobrich para Unsplash)
Aprende de los que saben. (John Schnobrich para Unsplash)

La mayoría de ellas ya están desmentidas desde hace semanas, pero por desgracia no paran de surgir nuevas invenciones. Por suerte, tanto la Organización Mundial de la Salud como otros organismos oficiales como el Ministerio de Sanidad se encargan rápidamente de desmentirlas.

Así, aunque el sentido común debe ser nuestro primer filtro, nos recuerdan que ahora mismo no hay ningún alimento que cure el coronavirus. A pesar de las decenas de cadenas de mensajes que hayas podido recibir, ni el ajo, ni las infusiones calientes o los bombones de chocolate que tanto te gustan vencen a esta enfermedad.

No a los bulos. (Matthew Tkocz para Unsplash)
No a los bulos. (Matthew Tkocz para Unsplash)

Lo mismo ocurre con los minerales mágicos, la plata coloidal, o las garras de adamantium de Lobezno. La realidad es que, hasta que la medicina nos diga lo contrario, el jabón es el auténtico superhéroe de nuestras vidas. Por lo que debemos dejar de lado todos esos productos milagro y protegernos con gestos tan sencillos como lavarnos las manos.

Una máxima que también se puede aplicar a otro de los grandes bulos que circula por todas las provincias. El cierre de colegios y la cancelación de eventos deportivos o fiestas ha hecho que se genere mucho revuelo, pero hasta que no tengas un anuncio oficial de lo que ocurre en tu localidad no te dejes llevar por las habladurías.

Nada de habladurías. (Markus Spiske para Unsplash)
Nada de habladurías. (Markus Spiske para Unsplash)

Por último, debemos destacar que la mayoría de imágenes virales que hemos visto en los últimos días relacionadas con eventos sorprendentes del coronavirus... ¡no tienen relación con esta enfermedad!

Recuerda fijarte siempre en quién publica la fotografía o si más medios se hacen eco, porque los murciélagos chinos que revolucionaron Twitter realmente estaban en un techo de Miami y esa imagen del supermercado Aldi con largas colas de espera se produjo en Ucrania hace unos meses por unas ofertas de tecnología.

Sin olvidar mencionar esa foto de un señor comprando con mascarilla y traje de pintor que han situado hace unas horas en el Mercadona de Lugo, Valladolid y Úbeda al mismo tiempo... Es realmente una imagen antigua tomada en Austria.

Un usuario maneja su teléfono móvil. (Pixabay)
Un usuario maneja su teléfono móvil. (Pixabay)

Todas estas medidas son perfectas para saber diferenciar de forma sencilla qué noticias son verdaderas y cuáles no. Sin embargo, hay un punto más que debemos destacar. Al igual que ocurre con el propio covid-19, no solo se trata de protegernos de ellas, sino también de frenar su propagación.

Así, evita hacerte eco de informaciones que no estén contrastadas o no provengan de canales oficiales. No difundas entre tus contactos aquellos audios o imágenes que no sean un anuncio serio y, sobre todo, sé crítico con dónde lees las noticias. Recuerda que la desinformación también puede ser un potente virus.

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios