El código R0, el número clave del coronavirus que preocupa a los científicos
  1. Estilo
  2. Ocio
COVID-19

El código R0, el número clave del coronavirus que preocupa a los científicos

¿Qué significa y en qué se basa ese número?

Foto: El código R0, el número clave del coronavirus que preocupa a los científicos
El código R0, el número clave del coronavirus que preocupa a los científicos

Estamos viviendo un momento histórico importantísimo, y no precisamente por los hitos por los que nos gustaría ser recordados en un futuro, como el descubrimiento de una civilización evolucionada en un planeta similar al nuestro, o descubrir el combustible no contaminante (barato) definitivo.

2020 pasará a los libros de historia como el año en el que la enfermedad llamada COVID-19, causada por el coronavirus, puso en cuarentena al mundo entero.

Es fundamental recalcar que es muy importante tomar todas las medidas de precaución que nos llegan por medios y fuentes oficiales. Estas son, más allá ya de lavarse las manos y no tocarse la cara, quedarse en casa. Bajo el hashtag #quedateencasa, facultativos médicos, profesionales de la comunicación, amigos y compañeros nos animan a reducir nuestra vida social a cero para evitar los casos de contagios secundarios.

Son precisamente estos contagios los que las autoridades pretenden frenar lo máximo posible y por eso Fernando Simón, médico epidemiólogo y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, desde 2012, nos explicaba en la cuenta de Instagram oficial del Ministerio de Sanidad lo que importa frenar la curva de contagio y la importancia del R0, un parámetro que no todos conocemos bien.

En este vídeo, Fernando Simón nos cuenta las curvas que debemos conocer ante una situación epidémica como la que vivimos.

La curva del contacto epidemiológico se contrapone con el momento en el que se implementan las medidas de control. Es la suma de los dos factores los que permiten cambiar el patrón de la curva.

Ahora bien, cuando nos encontramos (como actualmente) una transmisión más diseminada, nos tenemos que plantear cómo se propaga esta enfermedad, y es ahí donde entra en funcionamiento el código R0.

El número de reproducción, R0, es el número de casos secundarios que produce cada caso primario. Si una enfermedad se transmite muy rápidamente, tendremos una gráfica epidemiológica de afectados muy puntiaguda debido a este R0 elevado. Por el contrario, si ese número es bajo, tendremos una epidemia mucho más lenta, que, aunque si no hacemos nada acabará afectando al mismo número de personas, al espaciarse mucho más en el tiempo permite mayor control y, por tanto, reducir al máximo el número de casos secundarios, pudiendo reaccionar y controlar mucho mejor la enfermedad.

Si tardo dos días en aplicar las medidas de control en una epidemia rápida a lo mejor llego tarde, pero en una lenta ese mismo momento de implementación de medidas me permite controlar mucho mayor segmento de la enfermedad.

Cuando ya hay transmisión comunitaria lo que nos interesa es reducir al máximo el número de casos secundarios para alargar el periodo y reaccionar antes de llegar a un número elevado y todo esto se basa en el número R0.

¿Y qué R0 tiene el coronavirus?

El número efectivo total depende de muchísimos factores. Para empezar, del potencial de transmisión de la población, por ejemplo, vacunación y exposición previa al patógeno entran en juego aquí mismo, pero también influyen las condiciones climatológicas y ambientales, así como factores demográficos y socioeconómicos.

Es decir que es difícil de calcular para el ciudadano de a pie; sin embargo, según la revista ‘The Lancet’, este número de R0 se sitúa entre 2-3, lo que sugiere que el 50-60% de la población podría infectarse, principalmente por la ingenuidad y falta de consciencia de la población frente a este virus.

Así que, ya sabéis, si queremos parar la propagación a tiempo, sed conscientes de la situación que vivimos y ya sabéis: #QuédateEnCasa.

Hashtag Instagram
El redactor recomienda