¿Se puede hacer ejercicio con agujetas o es mejor esperar? Despejamos tus dudas
  1. Estilo
  2. Ocio
Evita el dolor

¿Se puede hacer ejercicio con agujetas o es mejor esperar? Despejamos tus dudas

En tu plan para adelgazar has vuelto al ejercicio, pero te has levantado con agujetas y no estás segura de si tienes que esperar a que se pasen antes de entrenar. Te lo contamos

placeholder Foto: ¿Hacer ejercicio con agujetas o mejor esperar? (Christopher Campbell para Unsplash)
¿Hacer ejercicio con agujetas o mejor esperar? (Christopher Campbell para Unsplash)

Seguro que en alguna ocasión te ha sucedido. Tras una sesión de entrenamiento, has tenido que enfrentarte a las agujetas que aparecen un tiempo después y que durante unos días te acompañan de forma molesta.

Pero ¿cuál es la mejor manera de enfrentarnos a ellas y conseguir superarlas? ¿Debemos seguir entrenando como si no estuvieran allí, esforzarnos más para que desaparezcan antes o hacernos un ovillo en el sofá y dejar que pase el tiempo, que es sabio y todo lo cura?

¿Dejar de moverte? ¡Nunca!

placeholder No debes sentarte a esperar a que las agujetas se pasen. (Roberto Nickson para Unsplash)
No debes sentarte a esperar a que las agujetas se pasen. (Roberto Nickson para Unsplash)

Las agujetas, o dolor muscular de aparición tardía, son roturas de microfibras musculares que se producen tras someter al músculo a un ejercicio más intenso del que está acostumbrado.

Por eso es habitual que aparezcan cuando comenzamos a entrenar tras mucho tiempo de inactividad o cuando realizamos un ejercicio de mayor intensidad a los que hacemos de forma habitual. Son parte del proceso de adaptación del músculo en busca de una mayor resistencia y fuerza.

Tardan uno o dos días en aparecer y suelen producir molestias leves. Si este es el caso, lo peor que puedes hacer es quedarte inactivo. Las articulaciones necesitan movimiento y al continuar activa evitarás que los músculos se queden rígidos, lo que podría aumentar el dolor.

Entonces, ¿qué hago?

Lo primero es asegurarte de que lo que sientes son agujetas y no un dolor tan intenso que pueda ser un aviso de lesión. Si son muy intensas y dolorosas, tanto que nos impiden el movimiento, lo mejor es que dejes que tu cuerpo se recupere durante unos días.

placeholder Lo mejor es realizar un ejercicio más suave y aumentar la intensidad de forma paulatina. (Christopher Campbell para Unsplash)
Lo mejor es realizar un ejercicio más suave y aumentar la intensidad de forma paulatina. (Christopher Campbell para Unsplash)

En el caso de que se trate de molestias leves, lo más recomendable es que continúes con tus rutinas de ejercicios pero realizándolos con una intensidad un poco menor, para que tu cuerpo se adapte poco a poco a la actividad y se vaya recuperando.

Al realizar de nuevo ejercicio estarás aumentando el riego sanguíneo de la zona, lo que aporta nutrientes y oxígeno, además de ayudar a la recuperación muscular.

¿Se pueden evitar?

Las agujetas son un reflejo de que nuestro cuerpo ha estado trabajando a mayor intensidad. No es fácil evitarlas pero sí hay algunas formas de aliviarlas. Y no, no tienen nada que ver con beber agua con azúcar.

placeholder Calentar y estirar es clave para preparar tu cuerpo. (LYFE Fuel para Unsplash)
Calentar y estirar es clave para preparar tu cuerpo. (LYFE Fuel para Unsplash)

Recuerda la importancia de calentar antes del ejercicio y aumenta la intensidad del mismo de forma paulatina, de menos a más. Mantente hidratada, antes, durante y después del ejercicio, y cuida tu alimentación y tus horas de sueño.

Una vez finalizado el entrenamiento, no te olvides de estirar para recuperar movilidad articular, evitar posibles lesiones y aumentar la circulación sanguínea en la zona. Las agujetas no desaparecerán por completo, pero serán menos molestas.

Ejercicios piernas Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda