Logo El Confidencial
CUARENTENA COVID-19

Amelia Bono 'home tour': entramos en su fotogénico chalé de cuatro plantas

Gracias a sus vídeos en TikTok y su constancia en Instagram, conocemos cada día más detalles de la decoración de la imponente casa en Aravaca en la que está confinada

Foto: Amelia Bono y Manuel Martos, en las redes sociales. (Instagram)
Amelia Bono y Manuel Martos, en las redes sociales. (Instagram)

Amelia Bono tiene una casa espectacular. Entre su frenética y divertida actividad en TikTok (a la que somos más que adictos) y su constancia en Instagram, donde a pesar de la cuarentena todos los días nos enseña nuevos looks (muchos de ellos de estreno), la hija de José Bono nos ha ido mostrando poco a poco detalles de su hogar. La cocina, el dormitorio, el vestidor... Cualquier rincón es fotogénico para arrasar en cualquier red social. Y por fin nos ha dejado entrar en esta imponente vivienda que se compraron tras el nacimiento de su cuarto hijo en 2017.

[LEER MÁS: Amelia Bono estrena armario de verano (y la mayoría de looks son de Zara)]

Un chalé en Aravaca que en su día se publicó que podría haberles costado alrededor de un millón de euros y que se compone de cuatro plantas de 75 m2 cada una, construidas en una parcela de más de 500 metros cuadrados. Vestíbulo, cocina con tendedero, cuatro dormitorios, 3 baños completos, un aseo, salón, comedor, solárium, porche con jardín y un garaje con capacidad para albergar un coche de 8 m2.

¿Sus decoradoras? Ana y Rocío Riestra Pardo de Santayana, encargadas junto con su madre, Ana, del estudio Santayana Home. Spoiler: dejaron la casa absolutamente divina. Pasen y vean.

Dormitorio-selfie

El dormitorio de Amelia Bono y Manuel Martos es enorme y maravilloso. En el centro, una cama donde cabe toda su familia (incluidos los cuatro niños) preside la habitación y hace de fondo de la mayor parte de fotos que la influencer comparte en redes. Sentada en el suelo o sobre la cama, el catálogo de looks de estreno durante esta cuarentena se ha fotografiado aquí, lo que nos ha permitido estudiar esta estancia en profundidad.

Construida a doble altura (al fondo se observan unas escaleras que conducen al vestidor y posiblemente al baño), este dormitorio tipo suite tiene unos techos altísimos acabados con vigas pintadas en contraste (del mismo color que las de cocina: verde azulado). El resto del dormitorio está decorado en tonos neutros: tiene suelo de madera, paredes empapeladas simulando finas láminas también de madera y puertas lacadas en blanco, como en resto de la casa. Ideal.

El vestidor de influencer

Otro de los rincones perfectos para un buen selfie es el vestidor. Lleno de armarios del suelo al techo (por supuesto, lacados en blanco) y con el mismo papel de pared que el dormitorio, Amelia tiene aquí sitio de sobra para almacenar todos los looks con los que la vemos posar frente al espejo (otro de sus escenarios favoritos).

Baldas, barras para colgar perchas, cajones para complementos de todo tipo y condición... Amelia lo tiene todo perfectamente organizado en estas estanterías hechas a medida para ella.

Cocina de revista

Y si el dormitorio es fabuloso, la cocina es de revista. El papel de la pared a juego con las vigas de los techos, de nuevo altísimos, la luz que entra por todos lados, los muebles blancos impolutos, igualmente a medida... Perfecto.

Una mesa famililar de varios metros de largo para más de doce comensales preside la cocina, lugar de reunión (con mantelería a juego con la pared) de todos los invitados y también de su familia de seis miembros.

Gracias a los vídeos que ha publicado durante las últimas semanas, hemos podido saber también que tienen unos electrodomésticos de último modelo y que cualquiera de los dos podría postularse como futuro concursante de 'MasterChef' o incluso de 'OT', visto lo visto.

Como decíamos, las vigas del techo y el papel de la pared ponen la guinda a una de las cocinas más bonitas que hemos descubierto durante esta cuarentena.

El hall de entrada

Otra de las zonas que han desfilado ante nuestros ojos desde diferentes ángulos es la entrada de la casa y su hall. El suelo de losas geométricas, el papel de la pared, las flores de la puerta... Nos encanta.

Escaleras forradas y papel geométrico

Las cuatro plantas de la casa están conectadas por escaleras que, tal y como se observa en las diferentes instantáneas, están pensadas a prueba de niños. De escalones anchos y cómodos (no hay escaleras flotantes ni de caracol por ningún sitio), todas ellas (salvo las que bajan al garaje) están enmoquetadas para evitar resbalones y amortiguar las posibles caídas.

Además, la paredes de las escaleras y de los rellanos entre planta y planta están empapeladas con el mismo motivo geométrico en forma de rombos beis y blancos.

Más armarios y más selfies

Lo que está claro estudiando su perfil de Instagram es que Amelia Bono cuando reformó y decoró la casa tuvo dos constantes en mente que repartió por toda la casa. Lo primero de todo: armarios por todas partes.

Y lo segundo: espejos donde poder hacerse todas las fotos habidas y por haber.

Y el jardín

La vivienda dispone de un cuidadísimo jardín rodeado por un muro de piedra y setos, perfectamente cuidado, donde los niños han podido correr y desfogarse a sus anchas durante los más de 50 días que llevamos confinados en casa.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios