Mary de Dinamarca, sofá, teatro y manta: la versión low cost de su aristocrático salón
  1. Estilo
  2. Ocio
COPIA LA DECORACIÓN

Mary de Dinamarca, sofá, teatro y manta: la versión low cost de su aristocrático salón

Con esta imagen tan cotidiana y repetida en todos los hogares más allá de la cuarentena, los príncipes herederos de Dinamarca sorprendían a sus conciudadanos desde la Casa de la Cancillería

placeholder Foto: La princesa Mary, en Indonesia. (Casa Real de Dinamarca)
La princesa Mary, en Indonesia. (Casa Real de Dinamarca)

La cuarentena, como venimos diciendo durante los más de 60 días que llevamos confinados, nos está abriendo las puertas de casas y palacios antes inexplorados, y nos está brindando imágenes de situaciones cotidianas antes inimaginables en según qué cuentas de Instagram.

El hijo menor de los herederos Haakon y Mette-Marit cocinando frijoles o sus homólogos daneses en el sofá disfrutando de un rato de televisión son claros ejemplos de que algo está cambiando. La cuarentena ha acercado los perfiles más inaccesibles y controlados mediáticamente al común de los mortales, y eso nos encanta.

placeholder Mary y Federico, en una imagen de archivo.
Mary y Federico, en una imagen de archivo.

De hecho, esta última estampa, la de Mary y Federico de Dinamarca disfrutando del sábado noche en el salón de la casa donde están pasando estos días de reclusión, es la última ventana a la vida más doméstica de uno de los matrimonios royal más solventes de la escena internacional.

“Mañana por la noche a las 20:00 hemos planeado ir al teatro, pero de una manera ligeramente diferente de lo que solemos hacer”, anunciaban en sus redes con cierto misterio. “El Royal Theatre ha comenzado una buena iniciativa donde es posible asistir a representaciones desde casa, ahora que los teatros deben mantenerse cerrados por el momento. Mañana por la noche puedes ver, entre otras cosas, la presentación en línea de 'Högskolesangbogen', una pieza que desafortunadamente no pudimos experimentar juntos en vivo. Ahora esperamos ver el espectáculo desde casa en el sofá”, aseguraban en sus redes sociales. Dicho y hecho.

El salón de un príncipe

Con esta imagen tan cotidiana y repetida en todos los hogares más allá de la cuarentena, los príncipes herederos de Dinamarca sorprendían a sus conciudadanos desde la Casa de la Cancillería, el edificio anexo al castillo de Fredensborg donde están pasando la cuarentena, a pocos metros de la reina Margarita, desde el pasado 24 de abril.

“Una manera diferente y un poco más relajada... bueno, sí... una forma mucho más relajada de ir al teatro. Por supuesto, sentarse en casa en el sofá nunca puede reemplazar ir al teatro. Sin embargo, es maravilloso que podamos tener una experiencia de teatro en casa durante este tiempo”. ⁣

⁣En ella se aprecia perfectamente el estilo del salón que está acogiendo estos momentos tan familiares durante la cuarentena. Con las paredes lisas pintadas en blanco y paneladas en color gris con las molduras de colores (una idea para renovar una espacio y hacerlo único), la sala no parece tener grandes dimensiones.

Cuenta con un mueble que hace esquina delante del sofá, en color negro lacado, donde reposa un enorme televisor en el que se ve perfectamente que disfrutan de la obra que anunciaban el día anterior. A su lado, una foto familiar en blanco y negro con un marco plateado sencillo y atemporal y un jarrón de grandes proporciones que podría pertenecer a algún artista danés.

placeholder

Mueble de televisión Besta negro-marrón de Ikea (69 euros), jarrón de porcelana bicolor con rayas de Maisons du Monde (26,99 euros) y marco de foto con bordes de ancho metálico de Zara Home (19,95 euros)

Kancellihuset, su casa de verano

Los seis miembros de la familia están pasando la cuarentena en Kancellihuset, su residencia de veraneo, y no en el palacio de Amalienborg. Una residencia anexa al castillo de Fredensborg de arquitectura e interiores barrocos con un marcado estilo francés.

En el interior, la Casa del Canciller alberga en cada extremo un techo abovedado de seis metros de altura, casi de forma cuadrada, y todas las habitaciones estaban pensadas como salas de estar y recepción comunes para la corte de Christian VI.

placeholder Castillo de Fredensborg, donde se celebró el famoso baile. (Gtres)
Castillo de Fredensborg, donde se celebró el famoso baile. (Gtres)

Hoy, el antiguo plano de la casa se ha conservado con pocos cambios y aún se pueden ver detalles de la época más antigua del edificio, que incluye hermosos techos de estuco, puertas adornadas con accesorios decorativos de hierro forjado, paneles de pared altos y algunas de las pequeñas habitaciones pintadas con papel tapiz de lona de estilo chino original.

Esta maravillosa residencia fue el hogar de la reina Ingrid hasta su muerte en 2000 y la reina Margarita la puso a disposición de su hijo y su mujer desde que se casaron en mayo de 2004, y de hecho, hasta que terminaron las obras en Amalienborg en 2010 fue la residencia oficial del heredero, por lo que está puesta al detalle a su gusto.

Desde hace más de 10 años es su casa de verano, donde huyen de la rutina y exprimen al máximo el tiempo con sus cuatro hijos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Federico de Dinamarca Mary de Dinamarca Zara Home Ikea Instagram Decoración
El redactor recomienda